Un salto por encima de todos los obstáculos

Ilustración: Feu de Ciencias Médicas

A 45 mil personas mayores de 18 años asciende el número de quienes llevamos en el brazo la tercera dosis de Abdala en la Isla de la Juventud, sin dudas un hecho sin precedentes al tiempo que crecen las esperanzas de eliminar la Covid-19, luego de conocerse su elevada eficacia: de un 92,28 por ciento, que ubica a la vacuna entre las primeras del mundo.

La confianza fue mayor luego de confirmarse que en el caso de Abdala la respuesta de anticuerpos es más robusta, según explicó el Dr. C. Glay Chinea, del CIGB, al ser producido el antígeno por levaduras y como en Soberana02- el centro de atención es la proteína RBD (dominio de unión al receptor), que busca generar anticuerpos que bloqueen la unión del virus a la célula.

Así informa el sitio Observatorio Científico que atribuía otra ventaja al referido candidato vacunal: pues desde el punto de vista tecnológico, la producción en levaduras abarata su costo, por lo que permite la obtención de una mayor cantidad de dosis del candidato vacunal.

A inicios de mayo comenzó la intervención sanitaria con la habilitación de 33 locales, principalmente en escuelas y otras instalaciones en los propios barrios, y la dinámica labor movilización de los CDR y la participación de varias fuerzas en estrecha coordinación con Salud Pública.

Este domingo concluye una importante etapa con la terminación de la tercera dosis de Abdala, cuyo candidato vacunal contra la COVID-19 se convirtió en vacuna con alta eficacia a nivel internacional.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, reconoció que Abdala, con una eficacia del 92,28 por ciento, supera los requisitos de la Organización Mundial de la Salud para que un candidato vacunal contra la COVID-19 se convierta en vacuna y calificó de orgullo nacional los resultados de los candidatos vacunales Soberana 02 y Abdala en sus estudios de eficacia.

Pero esta última no solo lleva la esencia de los valores de Martí y la  fortaleza de la ciencia cubana, deviene vacuna política inestimable y eficaz contra ese virus más peligroso que es el cerco económico del gobierno de Estados Unidos, que acaba de sufrir una derrota aplastante y con el que el imperio rabioso e impotente pretende asfixiar al pueblo cubano, que sin embargo prosigue resistiendo en todos los frentes y burlando ese genocidio a fuera de heroísmo e ingenio.

En su cuenta en Twitter Díaz-Canel significaba la grandeza de este incalculable aporte: “Golpeados por dos pandemias (COVID-19 y bloqueo), nuestros científicos del Finlay y el CIGB, han saltado por encima de todos los obstáculos y nos han dado dos vacunas muy efectivas: Soberana 02 y Abdala”.

Varios medios de prensa del mundo han destacado la noticia de ese triunfo, como RT, EFE, Euronews, Reuters y CNN, los cuales reseñaron el logro, al tiempo que señalaron que Abdala es el segundo de los candidatos a vacuna en cumplir con las pautas trazadas por la OMS, que recomienda eficacia mayor o igual al 50%.

La cadena CNN destacó que Cuba es el primer país de América Latina en producir dos vacunas propias que alcanzaron la fase III de ensayos clínicos y un reporte de la agencia francesa AFP destacó: “Su nombre es Abdala, la vacuna contra el COVID-19 desarrollada en suelo cubano, origen de gran orgullo nacional. Con ella, Cuba se une al puñado de poderosos países que han desarrollado su propio suero”.

Ciencia y Tecnología COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud Salud
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *