Un premio para Té sin limón

El conmovedor texto, (y que se conmueve uno de verdad) Té sin limón, antología erótica femenina cubana, de la editorial El Abra 2018, acaba de merecer el premio del lector, y será entregado en la presente Feria Internacional del Libro en La Habana.

Con selección y prólogo de la narradora y ensayista Dulce María Sotolongo Carrington, 44 autoras, escriben de amor y sexo. Este libro es una muestra contundente del espacio que ya ocupa la literatura femenina sobre temas donde rondaban el tabú y los prejuicios.

Este, Té sin limón, que nos deja probar el gusto natural de las cosas, sin adulteraciones ni adornos, no es una sublevación contra la belleza o la ternura, sino el acto creativo y hermoso de arrancar la falsedad o el recato que prefiere no mirar la verdad en el espejo.

Más allá de la diversidad de historias y miradas, hay en todas algo de recreación que devuelve la voz a los silencios íntimos: no a los que estallan entre las paredes de un cuarto sino a los que vuelan libres de las ataduras del miedo.

No es mi intención comentar sobre lo que puedan ser los mejores cuentos, pero algo de vanidad pinera nos asalta al leer en la página 49: Muñeca de porcelana (ballet en tres actos) de la escritora Liudys Carmona Calaña, historia de un ritmo apacible que crece, desabotona el tiempo, y en apenas cuartilla y media, nos sorprende con un final de un golpe parteaguas que nos recuerda que a la hora de juntar dos cuerpos, como dice el proverbio: “No me vengas con Gre-Gre, pudiendo decir Gregorio”.

Esta antología tiene un detalle adicional: Cada autora responde a la pregunta de la relación entre pornografía y erotismo, lo que abre diversas ventanas para, más allá de lo narrativo, considerar espacios de reflexión sobre un tema donde la belleza, la ética y la naturaleza humana, se disputan un lugar.

Sea bienvenido otro premio para la editorial pinera, en un libro donde escritoras cubanas hablan de amor y sexo: son historias que nos recuerdan de diversos modos, aquella vieja verdad del Panchatantra hindú: “Las mujeres mientras hablan con un hombre, están mirando a un segundo, y pensando en un tercero que llevan en el corazón; ¿quién de verdad es amado por las mujeres?”

Venga usted a leer este libro, a tomar el té, no hace falta traer limón, ni ser las seis de la tarde.

(*) Profesor de la Universidad y colaborador

Cultura Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *