Un payaso trabaja muy en serio

Este pinero integrante de Korimacao y que hoy hace de bailarín, actor y clown en la Casa de Cultura de La Fe, fue elegido Mejor Trabajador del Verano.

Pertenece a la Compañía de Espectáculos Korimacao, que radica en la Ciénaga de Zapata, Matanzas. “Vamos hasta lo más intrincado –nos dice–. Ese es el objetivo de nuestro trabajo: llegar hasta allá y compartirles la esencia de nuestra cultura nacional”.

Kevin Daniel en el carácter de su personaje protagónico, Pantayaso Azul

Todo un símbolo es el nombre de su Compañía. Kori, en lengua aborigen significa hombre; y macao es ese artrópodo que nunca deja su casa, la lleva encima. Luego, Korimacao viene a ser “hombre con la casa a cuesta”, como lo es él mismo y lo son todos a quienes acompaña en su eterno deambular circense.

Kevin Daniel Solórzano Martínez, un pinero de apenas 18 años recién cumplidos, integra aquel esforzado grupo de artistas que tiene su base en las arenas donde el imperialismo sufrió su primera gran derrota en América. ¿En cuál escenario pudiera un artista sentirse más realizado? Conforman y estrenan sus espectáculos con los niños de Playa Larga, Pálpite, Playa Girón…

La covid-19 obligó al cierre temporal de la Compañía y cada integrante retorno a su municipio, por eso tenemos a Kevin Daniel otra vez entre nosotros. Felizmente.

Ahora, como Vanguardia Artística, vinculado a la Casa de Cultura santafeseña hace de bailarín, actor y clown, ese tipo de payaso serio que inmortalizara en toda Cuba el grande Trompoloco.

En Korimacao, además de estas cosas, Kevin Daniel trabaja en el Proyecto Infantil con los niños de Pálpite y la comunidad de Playa Larga. Y eso mismo hace cada vez que regresa a esta tierra. Aporta lo mejor de allá y crea unidades artísticas similares que presenta después en cuanto espacio le sea posible. Al mismo tiempo imparte talleres de apreciación-creación o apoya las Mañanas Infantiles con su personaje élite, el payaso Pantayaso Azul.

“Esta vez, además de los espacios fijos y las peñas culturales –explica– formé la unidad artística Atrapa Sueños con los niños del reparto Comandante Pinares. Dos semanas después alisté otra: Ecos, con jóvenes de ambos repartos; este y el otro, Ángel Alberto Galañena”.

¿Resultado? Dentro de un colectivo compuesto por 18 instructores de arte con experiencia, este“novato” acaba de ser elegido Mejor Trabajador del Verano.

Una pregunta capital le reservé como cierre, ¿cómo ves la proyección del artista joven en nuestro tiempo?

“Quieren desmontar nuestra cultura, quitarnos lo que nos identifica y hace diferentes –me sorprende con una respuesta más allá de lo que esperaba en artista tan joven, resultado de su excelente formación–. Nuestra guerra es al contrario. Tenemos que salvar el más mínimo pedacito de la cultura cubana y defenderlo hasta con los dientes. Es lo que toca a los jóvenes, artistas y no artistas, de este momento”.

COVID-19 Isla de la Juventud Cultura Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *