Un muro contra las drogas en costas pineras

Foto: Diego Rodríguez Molina

Este 26 de junio, Día internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas, los cubanos celebramos con resultados, fruto de una labor conjunta en la que los Comités de Defensa de la Revolución ocupan lugar puntero.

Establecida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1987 para recordar el objetivo convenido por los Estados Miembros de las ONU para enfrentar este flagelo, la jornada nos ayuda a recordar que el empleo de drogas es uno de los principales factores de peligro para la salud mundial y que los problemas que ellas  derivan se asocian con el riesgo de trasmisión del VIH/SIDA, contraer hepatitis y la tuberculosis, así como causar la muerte por sobredosis, padecer enfermedades cardiovasculares y conducir incluso, al suicidio.

Por eso Cuba enfrenta este fenómeno por todas las vías con una labor preventiva en que el barrio desempeña un rol principal.

Los dos Destacamentos Mirando al Mar (DMM) de la Isla de la Juventud, que funcionan en Cocodrilo y Bibijagua como estructura de base de los CDR, apoyan cada día el trabajo de los Guardafronteras contra las salidas ilegales, infiltraciones enemigas y recalos de drogas.

El éxito en el enfrentamiento a esos flagelos –principalmente el del consumo de drogas– ha sido por haber consolidado el rechazo de la familia y la juventud, lo cual se logra mostrando la complejidad y cercanía del fenómeno, así como que se trata de un problema evitable.

Este es un frente en que es de suma importancia seguir potenciando acciones de esta magnitud en el convulso escenario internacional en el que Cuba defiende su política de tolerancia cero a las drogas.

En un muro infranqueable en el enfrentamiento se convierten las costas cubanas donde las fuerzas profesionales y populares incautan mayor número de las agresivas sustancias que aquí llegan e impiden que puedan tener como destino a adolescentes y jóvenes con su secuela de incalculables daños para la salud de las personas y la sociedad.

Ante la amenaza tan urgente Naciones Unidas ha trazado una estrategia a la que se ha unido Cuba para coordinar y fortalecer la respuesta mundial a las drogas ilícitas y la delincuencia organizada como parte de la lucha universal por la paz, la seguridad y el desarrollo.

De manera que la celebración este 26 de junio del Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas ofrece una oportunidad para destacar la importancia de enfrentar esa doble amenaza mediante el estado de derecho, la prestación de servicios de salud integrales y un sistema preventivo con protagonismo de pueblo.

Otras de la Isla de la Juventud
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *