Un mensaje a García: Otra estafa publicitaria yanqui (I)

mambisEl conocimiento de la Historia de Cuba cada vez más se erige en un importante recurso para comprender el necesario proceso de globalización del conocimiento y la tendencia a la ideologización del mismo históricamente por los EEUU; para así poder preservar la singularidad identitaria en dicho entramado internacional.

 

mambises_cubanos_1898

Por Roberto F. Únger Pérez (*)

El conocimiento de la Historia de Cuba cada vez más se erige en un importante recurso para comprender el necesario proceso de globalización del conocimiento y la tendencia a la ideologización del mismo históricamente por los EEUU; para así poder preservar la singularidad identitaria en dicho entramado internacional.

Un ejemplo de lo anterior es la actual divulgación, en diversos materiales de la experiencia del Oficial Norteamericano Rowan para hacerle llegar al General Calixto García un mensaje del Presidente Norteamericano William Mckinley, en el contexto de la Guerra de 1895 y específicamente del desembarco por Santiago de Cuba de las tropas interventoras yanquis. Este hecho se enfoca como una clara muestra de la importancia de los valores personales y el amor al deber para alcanzar el cumplimiento exitoso de una empresa cualquiera.

“Al estallar la guerra entre Estados Unidos (1) y España era indispensable entenderse con toda urgencia con el jefe de los revolucionarios cubanos (2)

Alguien dijo al Presidente: “Si es posible encontrar a García, conozco un tal Rowan que lo hará”.

andrew-rowanRowan tomó la carta y la guardó en una bolsa impermeable sobre su pecho, cerca del corazón. Al cuarto día saltó de la sencilla canoa que lo había conducido a la costa de Cuba, desapareció por entre la Isla, después de atravesar a pie un país hostil y habiendo entregado a García el mensaje de que era portador.

No es erudición lo que necesita la juventud, ni enseñanza de tal o cual cosa… hacer bien lo que se tiene que hacer: ¡Llevar un mensaje a García!”. (3)

Para poder anular la conciencia nacional cubana los diferentes gobiernos norteamericanos han promovido ataques a la heredada de la lucha anticolonial, basamento de las actuales tradiciones y valores patrios.

La autoconciencia del pueblo cubano, esencia de la conciencia nacional, descansa en el patriotismo y en la valoración positiva de sus posibilidades, las cuales han sido validadas en las luchas por la independencia del poder colonial y neocolonial. En el período 1868-1878 no solo se fundó la nación, sino la conciencia social cubana marcada por ese profundo sentimiento independentista.

“El grado de extensión e intensidad que alcanzó este anhelo y la resolución de establecer la república, fue el factor principal que impidió a EEUU anexarse a la Isla, objetivo que buscaba al intervenir”. (4)

Una conciencia neocolonial propicia el ejército interventor yanqui, teniendo a la oligarquía nativa como su instrumento y el fatalismo geográfico y la economía complementaria serían sus argumentos fundamentales y más utilizados.

Otro de los mecanismos instrumentados fue desvirtuar la Historia de Cuba. En ella se consideraba a los EEUU como salvador de la nación cubana.

“Dicen que en ocasiones la historia se desmemoria y surgen diversas y hasta contradictorias versiones sobre un mismo hecho”. (5)

guerra-hispano-americana-2

Los verdaderos hechos:

Durante el bloqueo naval a Cuba las fuerzas norteamericanas trataron de desembarcar en dos ocasiones por Pinar del Río, una por Cárdenas y otra por Cienfuegos, siendo rechazadas en todas por las tropas españolas. Todo parecía indicar que era necesario que los mambises “limpiaran” las costas para facilitar el desembarco yanqui.

Por la zona de Bayamo, el 1 de mayo de 1898, se produjo el acuerdo de cooperación en campos cubanos entre el Ejército Mambí y el Norteamericano. Los protagonistas principales fueron el General Calixto García y un oficial de bajo rango, el teniente norteamericano Andrew S. Rowan.

garcia-ludlow

Una vez más se materializaba la política orientada sutilmente a ignorar las estructuras de la República en Armas, procediendo a una negociación directa con Calixto García, a la vez que irreverente a través de un oficial de rango menor. Se desestimó la carta enviada por el General en Jefe Máximo Gómez, a través del Cónsul Norteamericano en Cuba, Mayor General Fitz Hugh Lee, en fecha anterior a dichos hechos; en ella el Generalísimo señalaba:

“… Dígale también, que le escribo esto por instrucción del Gobierno Cubano Provisional, con el que puede tratar directamente si así lo desea”. (6)

El teniente Rowan había desembarcado en la isla, días antes, con la colaboración de los patriotas cubanos, quienes lo trasladaron desde Jamaica a costas orientales; práctica muy cotidiana y “vía segura” para arribar a Cuba.

(*) Colaborador

 

 

(1) Este enfoque desconoce la beligerancia cubana en el marco de la guerra Hispano-Cubano-Norteamericana

(2) Calixto García no era el Jefe de las fuerzas mambisas. El General en Jefe era Máximo Gómez, además de las estructuras de la República en Armas.

(3) Elbert Hubbard: Un mensaje a García. Revista Argos. 1997. Pág. 7 y 8.

(4) Reinerio Lorenzo: El fracaso de una ideología. Quiebra de la Ideología Burguesa en Cuba.pág. V

(5) Angela Grau Imperatori: El Sueño Irrealizado del Tío Sam; pág. 7.

(6) María del Carmen Barcia, y otros: Historia de Cuba: Las luchas por la independencia nacional y las transformaciones estructurales (1868-1898); pág. 526.


 

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}