Un héroe de 27 años

El hombre de confianza de Fidel en los momentos difíciles

Con solo 27 años se interrumpió físicamente su historia, a los 301 días de la Revolución triunfante y aunque fue el último expedicionario en enrolarse en el Granma, es y será Señor de la Vanguardia para todos los cubanos.

El guerrillero invicto como dijera el Che, fue audaz combatiente, teniente y jefe de la vanguardia de la columna del Comandante cubano-argentino, con olfato especial para descubrir el peligro y guiar a la tropa, el primero en lanzarse contra el enemigo y combatirlo, y al ser herido en una ocasión ordena atender primero a sus compatriotas.

Así era Camilo Cienfuegos Gorriarán, humano y sensible, amable y risueño, excelente organizador de guerrilleros, obreros y trabajadores; llevó la invasión a Occidente con éxito y al triunfo revolucionario fue designado por Fidel para entrar en la capital cubana y dirigir el Estado Mayor del Ejército Rebelde.

Luego de su desaparición física de Camilo, el 28 de octubre de 1959, Che, expresó en su libro Pasajes de la Guerra Revolucionaria: “No ha habido ni antes de la guerra de liberación un hombre comparable a Camilo, revolucionario cabal, hombre de pueblo, artífice de esta Revolución, que hizo la nación cubana para sí, no podía pasar en su cabeza la más leve sombra de cansancio o de la decepción”.

Del Héroe de Mil Batallas sentenció Raúl Castro: “Cuando Fidel lo envía a la difícil misión de neutralizar la intentona contrarrevolucionaria en Camagüey, durante octubre de 1959, no sólo apreciaba en Camilo la más alta representación de la lealtad, la valentía y la audacia, sino también para enfrentar un problema de abiertos matices ideológicos, al dirigente político de inquebrantable formación proletaria”.

Tal era su madurez con solo 27 años este hombre de sonrisa amplia que no solo se burlaba del peligro, también de los años, por eso al cabo de seis décadas Camilo sigue siendo Señor de la Vanguardia.

Al referirse a Camilo, dijo Félix Pita Rodríguez: “No busquéis en el mar al claro comandante/ que la muerte no mata/ Miradle en todo un pueblo convertido/ Dónde su corazón sembrado se cosecha”.

Por eso la recordación este año por el aniversario 60 de su desaparición física lleva por lema central Camilo, imagen del pueblo.

Camilo, señor de la vanguardia y En cada cubano hay un Camilo, son lemas colaterales de las acciones que se realizan en aras de no solo rendirle homenaje al guerrillero del Ejército Rebelde y jefe de la columna invasora desde el oriente hasta el centro del país, sino también irradiar en las nuevas generaciones su ejemplo de fidelidad, sentido del deber, compromiso patrio y espíritu jovial.

Camilo es y será símbolo para las nuevas generaciones, jóvenes nacidos tras el triunfo de 1959, que hoy ejercen gobierno e importantes cargos y se inspiran en él para continuar la eterna obra de su juventud.

 

Aniversario 60 de la desaparición de Camilo Cienfuegos
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *