Trump ofrece discurso sobre Estado de la Unión en medio del juicio político

0-donald-trump-2.jpg

El presidente estadounidense, Donald Trump, pronunciará este martes su discurso anual sobre el Estado de la Unión en el Capitolio, justo un día antes de la votación final del juicio político en su contra.

Tal proceso, que comenzó de manera formal el 21 de enero último en el Senado, bajo dominio republicano, está listo para su desenlace mañana, y a juzgar por la postura de los legisladores de la fuerza roja el mandatario será absuelto.

Desde que el 18 de diciembre la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, acusó al jefe de Estado de abuso de poder y obstrucción al Congreso, analistas, políticos y medios de prensa concidieron en que el mandatario sería exonerado en el Senado al amparo por el dominio republicano en esa alta instancia del legisativo.

Esas imputaciones están relacionadas con los reclamos de Trump a su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelensky, para que investigara al exvicemandatario y precandidato presidencial demócrata Joe Biden y a su hijo Hunter.

Según la Casa Blanca, Trump acudirá al Capitolio con un mensaje de optimismo, y animará al Congreso a trabajar junto a él para impulsar el desarrollo de la economía, en medio de críticas de que la actual situación solo beneficia a los más ricos.

Ahora, el presidente necesita ventilar sus logros y ampliar su base de votantes con el fin de asegurar la reelección, opinaron varias voces citadas por reportes de prensa.

También advirtieron que el jefe de Estado aprovecha cada acto para aludir al juicio político, calificarlo de engaño, y lanzar ataques verbales contra los demócratas, a quienes acusa de no hacer nada por Estados Unidos.

De esa forma, resulta probable que con la titular de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, a sus espaldas, Trump presuma de la inminente victoria en el proceso contra él, aunque senadores republicanos pidieron al presidente no mencionar el asunto.

Por otro lado, informaciones periodísticas recordaron que el mencionado discurso se ha convertido en casi la única vez en la cual Trump accede a ajustarse a los cánones de lo que se considera en Estados Unidos un comportamiento tradicionalmente presidencial.

Como es de esperar, y con su retórica grandilocuente, Trump podría alardear sobre los esfuerzos para mantener segura la frontera con México, el polémico muro en esa zona limítrofe, y las rechazadas políticas sobre inmigración.

Además, elogiaría los acuerdos comerciales con México y Canadá, y de fase uno con China, el último encaminado a poner fin a la guerra en ese sector de Washington contra Beijing.

En tanto, la mansión ejecutiva no quiso referirse a la parte del discurso sobre política exterior, pero auguró que será enérgico respecto a Irán y promocionará el plan de paz para israelíes y palestinos, el cual es rechazado por los últimos.

Mundo
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *