Tributo a Guiteras y Aponte en El Morrillo

Decenas de matanceros en representación de todos los cubanos rindieron tributo este 8 de mayo a los luchadores antimperialistas Antonio Guiteras y Carlos Aponte, en el aniversario 82 de su caída en desigual combate, en las afueras de Matanzas.

Los participantes en el homenaje salieron en peregrinación desde el obelisco que señala el lugar preciso donde fueron ultimados por fuerzas de la dictadura, hasta el Museo Memorial El Morrillo, donde reposan los restos de ambos combatientes desde 1975.

Tenemos el compromiso moral de mantener el legado de esos dos grandes luchadores por nuestra América, sostuvo Félix Orta Martínez, al hablar en nombre de los jóvenes venezolanos que se forman como médicos y especialistas en Cuba.

Recordó que los lazos de hermandad que unen hoy a nuestros pueblos son el mejor homenaje a Guiteras y Aponte, cuyo ejemplo inspira la actitud firme del pueblo de Bolívar en defensa de su soberanía y contra los afanes injerencistas del imperialismo yanqui.

Juana Ortiz Ricardo, directora de Relaciones Internacionales en la Asamblea Provincial del Poder Popular, y presidenta de la Unión de Historiadores en Matanzas, hizo un recuento del arraigado ideal que sostuvo la actitud y accionar de aquellos revolucionarios, que al decir de Fidel murieron luchando por la dignidad y la libertad de todos los hombres.

Señaló que tras el triunfo de la Revolución Cubana se reivindicó la memoria de dichos luchadores, y que entre los primeros en enaltecer su legado estuvo el Comandante Ernesto Che Guevara.

La muerte de Guiteras y Aponte, juntos, en este mismo escenario, es uno de los tantos ejemplos de hombres de este continente hermanados en la lucha por la libertad; ellos viven en las revoluciones cubana y venezolana y están presentes en toda la obra gigantesca de los pueblos, dijo.

A la ceremonia de homenaje asistió María Cermeño, representante de la Embajada de Venezuela en Cuba, así como dirigentes del Partido, del Gobierno y de otras organizaciones en el territorio.

Guiteras y Aponte cayeron el 8 de mayo de 1935 en las inmediaciones de El Morrillo, lugar donde aguardaban por una embarcación que los llevaría a México para entrenarse y con la idea de preparar una invasión armada.

Historia
Colaboradores: