Tributo a dignos exponentes de la solidaridad

Alfredo Bonnes. Foto: Archivo de familiar

Alfredo Bonnes Torres, quien en marzo cumpliría 79 años, falleció el pasado fin de semana como consecuencia de una penosa enfermedad; recibió los honores como internacionalista y por haber formado parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Llega al territorio pinero hace seis décadas, en el año de la aplastante victoria cubana contra los mercenarios, y no solo contribuye a la defensa, sino también al desarrollo de la región.

En 1978 parte a cumplir misión en Angola, donde se destacó a favor de la soberanía de la hermana nación contra los invasores y desde allí lo envían como conductor de tanque en apoyo al pueblo etíope en lucha contra los agresores. En este país del cuerno africano cumple peligrosas misiones como la que tuvo ante una mina enemiga que estalla cerca de su técnica de combate.

A su regreso de África y como reservista de las Far es ascendido al grado de Mayor.

Como mecánico automotriz trabajó en los talleres de la Empresa Agropecuaria, donde fue reconocido por sus aportes, alcanzó la condición de Vanguardia Nacional y laboró en áreas de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar.

Fue fundador de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, militó en el Partido Comunista de Cuba, estuvo al frente de la zona de los CDR y ocupó otras responsabilidades.

Formó parte del grupo de escolta para la protección de Fidel, Raúl y otras autoridades durante sus visitas al territorio, y asumió como chofer del Comandante en Jefe y de Ernesto Guevara cuando como Ministro de Industria vino a inaugurar la fábrica de Caolín en 1964.

Bonnes Torres mereció diversas condecoraciones, entre ellas las Medallas de Combatiente Internacionalista de Primera Clase y de Producción y Defensa, así como las distinciones Servicio Distinguido de las Far y 28 de Septiembre de los CDR.

ENFERMERA CON MISIÓN EN VARIOS PAÍSES

Mercedes Calzado. Foto: Archivo de familiar

Una sentida despedida de duelo recibió Mercedes Calzado Cisneros luego de su inesperado fallecimiento a los 67 años.

Misiones en Etiopía, Nicaragua y Angola cumplió esta enfermera que se hizo licenciada, culminó la Maestría en Pedagogía, inició el doctorado y ejerció la docencia a varias generaciones de estudiantes de Ciencias Médicas, que la recuerdan con gratitud y compromiso en la noble profesión por la vida.

Así lo demostró en el postrer tributo en los días finales de este enero un numeroso grupo de trabajadores de ese sector.

También acompañaron a sus familiares, vecinos y amigos integrantes del Ministerio del Interior, en cuyos servicios médicos trabajó con loables resultados, al igual que en las etapas en que se desempeñó en el hospital general docente Héroes del Baire, en la Filial de Ciencias Médicas y al frente del Politécnico de la Salud.

Mercedes fue, además, presidenta de la Sociedad Científica de Enfermería, y se honró en formar parte de las filas del Partido e integrar la ACRC como parte del ejército de batas blancas que no titubeó en la ayuda solidaria a los pueblos que la necesitaban.

Isla de la Juventud
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *