Tras la pista de una escurridiza

A pesar de los trabajos de rehabilitación de las redes hidráulicas el abasto de agua en el reparto Juan Delio Chacón sigue siendo una problemática.

Poco antes de concluir el pasado año esta reportera se congratulaba de dar a conocer una de las noticias más esperadas por los vecinos del reparto Juan Delio Chacón, tras la añorada rehabilitación del sistema hidráulico, finalmente se estabilizaría el servicio de agua.

Tras cerca de 15 años sin recibir el vital líquido desde la comodidad de sus hogares, a merced de vecinos, de la fuerza de sus brazos y la resistencia de los cubos, los chaconeros vieron por fin cumplido un planteamiento eterno en las asambleas de rendición de cuenta del delegado del Poder Popular ante sus electores. Así fue al menos por un mes.

Ni bien comenzaron a adaptarse a esta mejoría empezaron de nuevo los problemas, y donde antes se recibía agua ahora ya no o de verse era con escasa potencia, al punto de que en la actualidad más de una circunscripción se ve afectada.

Para indagar cuál es la situación actual y qué acciones se acometen para su solución, conversamos con Yodalis Santiesteban Cuba, directora de la Empresa Integral de Recursos Hidráulicos en el Municipio.

Yodalis Santiesteban Cuba, directora de la Empresa Integral de Recursos Hidráulicos en el Municipio. Foto: Gerardo Mayet Cruz.

“Es cierto que después de la rehabilitación se han presentado dificultades con el abasto en Chacón y estamos implementando medidas paliativas de conjunto con la delegación territorial para estabilizar el servicio allí y en zonas aledañas como Las Conyugales y el Tejal.

“Para que las personas comprendan mejor es preciso que conozcan que el sistema que antes abastecía a este Consejo Popular era el del pozo G-19, allí estaba ubicada una bomba de casi 40 litros por segundo que hace algunos años dejó de funcionar debido a que este pozo comenzó a presentar problemas de salinización y en algún momento la bomba se quemó y no se trabajó más con ella. Se decidió entonces darle servicios al reparto con los pozos G-136 y G-61, que son solo de Nueva Gerona, pero debido a la afectación de Chacón se estaban empleando también ahí.

“Hace alrededor de tres meses se le ubicó una bomba de diez litros con 70 metros de carga aproximadamente al G-19, resultado de una innovación de los trabajadores de electromecánica de la empresa, mas realmente esta bomba no tiene la carga necesaria para que el agua llegue con presión a la comunidad.

“Hicimos estudios de epitometría, en los que se miden los caudales y las velocidades con que pasa el agua por las tuberías y comprobamos que llegaban los diez litros, pero sin presión, y ello ocasionaba que se quedaran algunas áreas del referido reparto sin agua, sobre todo calle primera y el ranchón por ser de las zonas más elevadas. Ante esta situación se decidió retirar la bomba y continuar dando servicio por los pozos que antes mencionaba, con la consecuente afectación a Gerona, pues de cinco de la mañana a nueve de la noche una válvula se abre para abastecer a Chacón y de forma simultánea otra para Gerona, hasta que a las nueve se incorporan ambos pozos por completo a la capital pinera.

“Hablando en términos numéricos, para un servicio estable en Chacón se necesitarían entre 15 y 20 litros de agua por segundo, lo que se alcanza con bombas de 80 metros de carga o un poco más, con las que no contamos en el territorio y es de destacar que a pesar de los esfuerzos, los pozos G-136 y G-61 tampoco son las fuentes ideales, pues cuentan con bombas de entre 40 y 50 metros de carga.

“Además de la insuficiencia de las bombas, otro factor que influye en el abasto en este reparto es que la conductora no está por el mismo lugar donde pasaba la anterior, sino que se hizo por proyecto para tirar contra un tanque elevado que aún no está terminado, el que se encuentra en la loma cercana.

“La solución perfecta sería contar con la bomba de 80, pero son de importación y hoy el país no cuenta con ellas, por ende, en tanto se resuelva el tema del tanque nuestro accionar está enfocado en hacer una conductora desde la parte trasera del Presidio Modelo y tirarla directo hasta la calle que entronque con Chacón para evitar la loma y cualquier elevación y así poder dar servicio por ahí. En eso trabajamos ahora y confiamos en que una vez que terminemos se estabilice el servicio también en sus áreas aledañas”.

Isla de la Juventud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *