Transportistas privados de Holguín apoyan la lucha contra la COVID-19

Tranportista Yunior Román Batista. Foto: Juan Pablo Carreras.

Ante la expansión de la COVID-19 en Holguín, el quehacer cotidiano como conductores de medios de transporte privado ha cambiado para muchos de esos propietarios, quienes desde hace varios días se integraron voluntadamente como ambulancieros a los servicio de salud en sus nuevas rutas hacia hospitales y centros de aislamiento como si fueran choferes habituales de este sector.

Yunior Román Batista, con cinco años de experiencias como transportista particular es uno de esos ejemplos que hoy transita por calles y carreteras holguineras con el identificativo de Ambulancia en respuesta al llamado de reforzar el traslado de contagiados o pacientes sospechosos del virus hacia centros de atención de médica desde sus propias comunidades.

Tras la convocatoria realizada por la Dirección Estatal de Tráfico para apoyar la demanda de medios vehiculares en función de contrarrestar el impacto negativo de la COVID-19 en Holguín, Yunior no lo pensó dos veces y puso su camioneta Chevrolet de 13 plazas a disposición del Sistema Integrado de Urgencias Médicas (SIUM) como lo hicieron también otros de sus colegas en digna y humanitaria respuesta en medio de la difícil situación epidemiológica que atraviesa el oriental territorio.

No me podía quedar con el carro estacionado en la casa cuando tantos enfermos necesitan de sus servicios, por eso estoy aquí, en mi nueva piquera, cumpliendo con las rutas asignadas como un conductor más de las plantillas de salud pública, afirmó el transportista privado a la Agencia Cubana de Noticias.

Al pie de su camioneta, mientras esperaba en la piquera de ambulancia por la ruta de las primeras horas del día, Yunior subrayó que esta representa una de las labores más complejas que ha asumido en su vida como chofer, donde debe estar atento a cualquier reacción del paciente, y preparado para brindarle los primeros auxilios aprendidos durante el curso intensivo de paramédico recibido antes de incorporarse a esta tarea.

Transportista privado Raúl Verdecía. Foto: Juan Pablo Carreras.

Entre los voluntarios que dieron esa disposición, se encuentra también Raúl Verdecía, propietario de un microbús de 14 plazas, medio que ya transita por las vías con el nuevo identificativo de los servicios que presta al sistema de salud, sin cuestionar horas, ni los recorridos en la nueva plaza asignada como chofer en esta misión.

A veces los trayectos en la carretera son tranquilos, con enfermos de sintomatología leve, pero, en otras ocasiones, se complican algunos durante el camino hacia los centros de salud, lo cual conlleva a solicitar ayuda de una ambulancia especializada o activar la clave 11 para llegar en el menor tiempo posible al centro de atención médica, apuntó.

En determinados momentos uno se asusta, comentó Raúl, siente un frío estremecedor por dentro cuando escucha al paciente aumentar la tos o ve por el espejo retrovisor cómo cambia de coloración o comienza a sudar sin realizar esfuerzo físico, lo cual requiere de nuestra parte continuar conduciendo con mayor precisión, pues se trata de un servicio para contribuir a salvar vida como si fuéramos conductores habituales de ambulancias.

Para desarrollar estas funciones vinculadas a la transportación de personas contagiadas con la COVID- 19, los choferes deben cumplir con un grupo de acciones de higienización no habituales a los de su vida cotidiana dentro de los servicios de pasajeros como la desinfectar su vehículo, incorporar a su vestuario diario las ropas sanitarias que incluyen el uniforme quirúrgico, el gorro, el nasobuco de triple capa y la máscara de protección.

Junto a Yunior y Raúl, lo acompañan también como nuevos ambulancieros otros propietarios de medios de transporte de varios municipios holguineros, quienes al llegar a sus nuevas piqueras reiteran la disposición de transitar por las vías que más demanden de su aporte para contrarrestar la expansión de la COVID-19.

COVID-19 Cuba Cuba Salud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *