Trámites para mantener el orden

Fortalecer el sistema de enfrentamiento a las ilegalidades en materia de ordenamiento territorial y urbanismo, controlar y agilizar los procesos de trámites a personas naturales y jurídicas, así como garantizar la correcta implementación de las políticas para la asimilación y el desarrollo del catastro en el Municipio, constituyen algunos de los principales objetivos del Instituto de Planificación Física (IPF) en la Isla para este 2020.

Así se dio a conocer en la asamblea de balance de la labor del colectivo en el año 2019, luego de un amplio debate acerca de los logros e insatisfacciones de su quehacer en ese período, el cual a pesar de incumplimientos fue superior al 2018, según afirmó Ever Luis Sosa, director de la entidad.

En el Plan Integral de Enfrentamiento a las Ilegalidades, el territorio comenzó en enero pasado con 306 ilegalidades identificadas, de ellas 296 de personas naturales y diez jurídicas, para una ejecución de 150, eliminadas por autodemolición, indicador que se quedó por debajo de lo previsto por falta de recursos materiales como oxígeno, acetileno, oxicorte y mala planificación de la misma.

El informe presentado en la reunión, donde participaron también representantes del Gobierno y el Partido en la Isla, refleja que se realizaron más de 300 inspecciones donde detectaron 134 violaciones tanto en el sector residencial como en el estatal, así como la imposición de 111 penalidades por el Decreto 272, cifras demostrativas de la necesidad de ser más enérgicos por parte de los inspectores de la entidad, distribuidos por todos los consejos populares.

De igual manera se recibieron 4 576 solicitudes de personas naturales, 1 983 más que el año precedente en análisis, dando respuesta a 4 464, aunque un 31% de los servicios prestados se realizaron fuera de término; asimismo 899 de personas jurídicas y respondiendo a 884 procesos.

Acerca de este objetivo, los trabajadores debatieron intensamente de las insuficientes condiciones laborales (hacinamiento, falta de recursos materiales como sillas, computadoras, papel, entre otros) para atender a la población, las cuales influyen en la calidad del proceso, aunque no justifica los procedimientos incorrectos de los trámites y la mala atención a los que allí acuden.

La capacitación de los especialistas y técnicos de la entidad, así como su autopreparación, el aprovechamiento de la jornada laboral, la integración de los distintos departamentos y el fomento del sentido de pertenencia hacia el organismo y el territorio constituyeron los principales ejes de análisis en aras de dignificar la labor del Instituto de Planificación Física en la Isla.

Otros indicadores evaluados fueron la actualización del Plan General de Ordenamiento Urbano de Nueva Gerona, el cual debe culminar este año y dentro del cual se previeron acciones para mitigar vulnerabilidades y riesgos teniendo en cuenta las afectaciones del cambio climático, como parte de la Tarea Vida.

Se presentaron a la Comisión de Compatibilización de las Inversiones siete áreas de estudios para garantizar en los primeros tres años el cumplimiento del Programa de Construcción de Viviendas aprobado por la dirección del país, asunto priorizado donde el IPF desempeña un rol fundamental.

Las investigaciones catastrales, que garantizan la información solicitada por personas naturales y jurídicas en sus trámites, precisa de mayor agilidad y apoyo de recursos para su completa actualización y estudio.

En este 2020 son muchos los retos del IPF aquí, encaminados fundamentalmente al orden urbano y territorial en combate constante a las ilegalidades y el perfeccionamiento de los procesos para lograr su eficiencia y calidad.

Isla de la Juventud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *