Trágica mediación burlesca

La solución de los dos Estados —la fórmula respaldada por el consenso general de la comunidad internacional para crear una Palestina independiente en las fronteras previas a la guerra de 1967 en Cisjordania, la franja de Gaza y Jerusalén Este— parece haber sido descartada por los autores del plan Trump. (Fuente: El País).

Guillermo Tell

A pesar de la brutalidad del régimen sionista los palestinos luchan por sus derechos.

Así se resume el insólito arbitraje de los enviados del actual mandatario de la Casa Blanca, Donald Trump, encabezados por  su yerno, ex promotor inmobiliario  y ahora alto consejero, Jared Kruchner en lo que pomposa y cínicamente llaman “el acuerdo del siglo” para Oriente Próximo.

Qué puede esperarse si Estados Unidos bajo la presidencia de Trump ha reconocido que la capital de Israel es Jerusalén en cuya parte oriental los palestinos aspiran a establecer las instituciones de su futuro Estado; es el único país, que junto con Guatemala, ha trasladado su embajada a la Ciudad Santa, y cancelado ayudas a cinco millones de refugiados palestinos amparados por la ONU.

Aun así hay que escucharles decir que será un plan de paz que ponga a siete décadas de conflicto y medio siglo de ocupación que se disponen a que vea la luz a comienzos de junio, una vez se asiente, tras recientes elecciones,otro  nuevo gobierno Benjamín Netanyahu, uno de los más  acérrimos torturadores de la bombardeada población civil de la Franja de Gaza.

¿El acuerdo del siglo? Qué trágica burla a la conciencia internacional.

Mundo
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *