Toma posesión como presidente de México Andrés Manuel López Obrador (+ Video)

Captura de televisión.

Es sábado toma posesión como presidente de México Andrés Manuel López Obrador, luego de ganar las elecciones el pasado 1 de julio con el mayor apoyo popular en la historia de la nación.

“Por mandato del pueblo iniciamos hoy (1 de diciembre de 2018) la cuarta transformación de México… puede parecer pretencioso o exagerado pero hoy no solo empieza un nuevo Gobierno sino un cambio de un régimen político…”, afirmó Andrés Manuel López Obrador ante el Congreso de México en la ceremonia de paso de mando presidencial.

El nuevo presidente de México aseguró que con su gestión iniciará una “transformación pacífica y ordenada, pero al mismo tiempo profunda y radical porque se acabará con la corrupción y con la impunidad que impiden el renacimiento de México”.

“Queremos convertir la honestidad y la fraternidad en forma de vida y de Gobierno”, afirmó López Obrador en su intervención. Añadió que México padece los efectos del neoliberalismo y de los gobernantes deshonestos.

AMLO, como es conocido popularmente López Obrador, agradeció a Peña Nieto el respeto a la voluntad del pueblo, tras los resultados de las elecciones.

En vivo, toma de posesión de López Obrador

Ciclista acompaña la caravana en la ruta al Legislativo

Foto: Arleen Rodríguez/ Cubadebate.

Sólo en una “toma de protesta” a lo AMLO, se puede ver esto. Ciclista acompaña la caravana en la ruta al Legislativo. México hace historia.

De las puertas de su casa al Legislativo

Foto: Arleen Rodríguez/ Cubadebate.

Arleen Rodríguez: “De las puertas de su casa, rumbo al Legislativo, le cuesta trabajo avanzar al nuevo Presidente, esperanza de México”.

Curiosidades en la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador

Por Luis Manuel Arce Isaac

Hay varias curiosidades específicas en la toma de posesión del presidente electo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quizás la primera de ellas es que la mayor parte de sus conciudadanos lo tutea con el sobrenombre de Amlo, iniciales de sus nombres y apellidos.

Otra es que se proyecta como el candidato presidencial más votado con un caudal que se acerca a los 30 millones de sufragios, con el agregado de que logró la mayoría absoluta en las dos cámaras y el control de los gobiernos estaduales.

López Obrador pone fin al enorme complejo de Los Pinos como la residencia presidencial y la entrega al público para convertirla desde el mismo día de su investidura en lugar de historia y esparcimiento que la gente podrá visitar de forma gratuita casi todos los días de la semana.

Con su victoria, el tabasqueño, como también le dicen por su lugar de nacimiento, ha declarado el fin de la tercera transformación y el inicio con su gobierno de la cuarta, por lo cual su programa de gobierno, complejo, de difícil ejecución, busca horizontes nuevos en temas escabrosos como la economía, la educación, la salud, y las finanzas, pero en especial en temas sociales como la lucha contra la corrupción y la violencia.

Las tres transformaciones anteriores están relacionadas con la independencia de España en 1810, la reforma a partir de mediados del siglo XIX y la Revolución de 1910. Aunque con un México muy moderno e industrializado, y en especial informatizado, la cuarta transformación que el nuevo mandatario pretende instaurar desde mañana mismo, no deja atrás la historia y renueva el pensamiento político e ideológico de sus héroes.

Esa cuarta transformación, según el mandatario, requerirá de una constitución moral basada en el criterio de que lo que completa el éxito político y lo hace perdurable son las transformaciones éticas que se deben reflejar en la conciencia de las personas.

Otra curiosidad es que, por vez primera, México no tendrá una primera dama, pues su esposa, Beatriz Gutiérrez Muller, renunció a esa tradición y ocupará un cargo cultural honorífico, ya que prefiere seguir como profesora universitaria y escritora.

Quizás no tan curioso, pero sí muy riesgoso, López Obrador es un líder político de mentalidad tan abierta y de tanta convicción en sus objetivos que no teme airear ideas tales como que va a ser el mejor presidente que ha tenido México, que acabará con la violencia,

Asimismo, que los éxitos en la batalla contra la corrupción le permitirá al país llegar al anhelado crecimiento de 4,0 por ciento del Producto Interno Bruto y soltar las amarras a una progresión que a duras penas alcanza el 2,0 por ciento desde hace varios períodos.

En esa misma cuerda, asegura que con su arribo al gobierno México deja atrás el período neoliberal y se abre hacia una nueva política en materia económica, en la que no va a gobernar solo para los mercados, ni habrá macrodesequilibrios, ni aumentará la deuda pública en términos reales.

Otro hecho que se suma a las características sui géneris del mandato que comienza este 1 de diciembre, es el de la crisis migratoria centroamericana que hereda, la cual agudiza las tensiones con su poderoso vecino del norte, que insiste en erigir un enorme muro fronterizo como si con ello se pudieran contener las causas que originan ese dramático suceso.

Frente a ello propone un gran plan de inversiones conjuntas con Estados Unidos en Honduras, El Salvador y Guatemala, que apenas está en sus prolegómenos y sobre el cual el presidente Donald Trump no se ha pronunciado.

Residencia oficial Los Pinos abre sus puertas al público

Foto: La Jornada.

Después de 83 años de ser la residencia del poder presidencial, de 14 mandatarios que la habitaron, adaptaron, remodelaron a su gusto sexenal, esta mañana la otrora residencia oficial de Los Pinos dejó este carácter y se abrieron puertas y rejas para el acceso público.

A las 9:07 se abrió el portón central definitivamente al público este recinto histórico vedado por décadas.

Con el anunciado desistimiento del presidente, Andrés Manuel López Obrador de vivir donde residieron sus antecesores, el otrora rancho La Hormiga, rebautizado como Los Pinos por el general Lázaro Cárdenas, como una evocación de su relación sentimental con doña Amalia Solórzano, comenzará su etapa de transición como recinto público.

A partir de hoy los ciudadanos podrán observar las reminiscencias de este espacio donde se concentró tanto poder, desde la época en que se finiquito la inestabilidad posrevolucionaria, la era del neoliberalismo hasta hoy, en que el nuevo gobierno anuncia el comienzo de la cuarta transformación.

A las 9 de la mañana apenas había varios ciudadanos en las afueras de la puerta 1 de Los Pinos, despojada ya de las rejas que delibera ente invadían el espacio público hasta hace unos días. En principio el programa de la Secretaría de Cultura prevé el acceso público a todos los espacios otrora estrictamente resguardados por el extinto Estado Mayor Presidencial.

Hoy, sólo se mantenía una muy discreta vigilancia militar, la preservación de los detectores de metales como estrategia de seguridad hasta minutos antes de la apertura oficial de Los Pinos.

Foto: La Jornada.

Foto: La Jornada.

 

Mundo
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *