Todos los cubanos ya disponen de servicio eléctrico en sus viviendas

Todos los cubanos ya disponen de servicio eléctrico por alguna vía desde abril último, objetivo concretado a partir de la electrificación con paneles solares fotovoltaicos de las últimas 17 mil 614 viviendas pendientes, ubicadas fundamentalmente en lugares intrincados, informó el ministro de Energía y Minas, Raúl García Barreiro, al comparecer en el espacio televisivo Mesa Redonda, donde se abordaron los resultados de la industria nacional durante 2018, y las proyecciones para el venidero año.

Tal resultado constituye un logro de la Revolución, que al triunfar había heredado dos millones 800 mil personas carentes de luz eléctrica en las áreas rural y suburbana, como denunció el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en su alegato de autodefensa La Historia me absolverá, pronunciado durante el juicio por los ataques a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

En 1959 habían instalados 430 Mega Watts (MW) como capacidad de generación de electricidad, no existía un sistema eléctrico único y el país estaba electrificado al 56%, recordó el alto funcionario durante su intervención en el programa, que contó con la presencia del Comandante de la Revolución, Ramiro Valdés Menéndez, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

“La mal llamada Compañía Cubana de Electricidad, realmente una subsidiaria de la Electric Bond & Share Company, de los Estados Unidos -considerado el más poderoso monopolio de la energía eléctrica del planeta en ese entonces- realizó tres proyecciones de desarrollo del sistema, el último de 1957 a 1971”.

Rememoró García Barreiro que, en 1973, los eléctricos de la Revolución “se enorgullecían del crecimiento alcanzado por la Industria Eléctrica Cubana, sobrepasando las metas estimadas en el pronóstico de 15 años de la Compañía Cubana de Electricidad”.

La electricidad en Cuba en la actualidad

Según el Ministro de Energía y Minas, en la actualidad el país tiene instalados cinco mil 881 MW -14 veces más que el existente al triunfo revolucionario-, mientras que se dispone de un sistema único electrificado al 100%, con líneas que llegan hasta las zonas más intrincadas de los campos y montañas cubanos.

Añadió que la misión fundamental de la Unión Eléctrica es garantizar un servicio eficiente y de calidad a la población y la economía nacional; en ese sentido, informó que este año el tiempo promedio de interrupción por cada usuario -indicador con que se mide la calidad del servicio- se estima termine próximo a las 28 horas y 40 minutos; o sea, que de las ocho mil 760 horas que tiene el año, el 99,7% del tiempo los consumidores han contado con este servicio.

Recordó que otro de los acontecimientos de más impacto para el sector en el actual calendario fue la recuperación de los daños tras el paso del huracán Michael, que afectó las provincias de Pinar del Río, Artemisa y el Municipio Especial Isla de la Juventud, tarea que se logró en 96 horas con el trabajo cohesionado de los trabajadores eléctricos y de otros organismos, enunció el directivo.

En medio de las difíciles condiciones financieras del país, la Unión Eléctrica estima concluir 2018 con el 87% de cumplimiento de su plan de inversiones, ejecutando más de 750 millones de pesos.

Las principales inversiones finalizadas este año fueron:

  • La terminación de los mantenimientos capitales de la Unidad 3 de la Central Termoeléctrica (CT) Carlos Manuel de Céspedes (158MW) y la Unidad 3 de la CT Antonio Maceo (100MW).
  • La instalación y operación de 184,8MW, en cuatro emplazamientos con grupos electrógenos de Diésel, ubicados en Rincón, provincia de Mayabeque (33,6MW); José Martí, en Matanzas (33,6 MW); Cabaiguán, en Sancti Spíritus (33,6MW) y otro en las cercanías a la Refinería de Cienfuegos (84MW), el más grande del país.

Entre los aspectos destacados por García Barreiro estuvo el Desarrollo Perspectivo de las Fuentes Renovables y el Uso Eficiente de la Energía (FRE), uno de los programas estratégicos que se ejecutan en la actualidad en Cuba, y al cual se han destinado más de 200 millones de pesos en el actual calendario.

Especificó que se han concluido 56 parques solares fotovoltaicos con una potencia de 129MW. Antes de cerrar 2018 se van a incorporar otros nueve MW, para terminar el período con un total de 65 parques instalados que generarán 152MW. Prácticamente existirán parques solares en operación en todas las provincias.

“En 2018, la energía solar fotovoltaica será la que mayor aporte hará al Sistema Eléctrico Nacional (SEN)”.

La generación de energía con biomasa cañera es de las que más perspectivas presenta dentro del Programa que persigue alcanzar en 2030 un 24% de generación con FRE, al representar el 14%, sostuvo el alto funcionario, quien añadió que este año se están construyendo tres bioeléctricas, dos con créditos externos (cada una de 20MW) en Villa Clara y Matanzas, y la otra de 60MW, con inversión extranjera en Ciego de Ávila, ya en etapa avanzada de ejecución.

Para 2019 la Unión Eléctrica tiene planificadas inversiones por 900 millones de pesos, las más significativas son:

  • La terminación de la rehabilitación de la Unidad 6 de la CT de Mariel (100MW), y la Unidad 1 de la CT Lidio Ramón Pérez de Felton, en Holguín, (250MW); entre ambas aportarán 350MW de potencia de generación al SEN, a operar en el primer trimestre de 2020.
  • Se instalarán 43 parques solares fotovoltaicos con 179MW, de los cuales 11 (88 MW) se realizarán bajo la modalidad de inversión extranjera. Además, se culminará la construcción de los parques eólicos Herradura 1 y 2 (50MW cada uno) en Las Tunas. Estos parques comenzarán a entregar energía al SEN a finales de 2019 o inicios de 2020.

Al programa de las FRE se dedicarán 275 millones de pesos en el 2019, año el cual comenzará la fabricación de las cuatro unidades generadoras de 200MW de tecnología rusa, proyecto que tiene previsto la instalación de tres en la CTE de Santa Cruz del Norte, y una en Mariel, para un total de 800MW.

En el desglose del funcionamiento de otras esferas del Ministerio de Energía y Minas, el titular señaló que CUPET cumple su plan de producción de petróleo al 96%, con incidencias en la terminación de pozos nuevos por complejidades geólogo-técnicas.

“La producción de petróleo de CUPET garantiza aproximadamente el 50% de la generación de electricidad del país, y también el gas para la red de gas manufacturado que abastece a municipios de La Habana y algunos consumidores de Mayabeque”.

De acuerdo con García Barreiro, de la producción nacional además salen los aceites eléctricos para la fábrica de transformadores de la Unión y el consumo de otros equipos.

“El plan de refinación y de producción de lubricantes se cumple por encima del 100%”.

También este año se logrará extender la venta liberada de GLP a 26 municipios, por lo que sumarán 150 mil consumidores.

CUPET cumple su plan de inversiones al 94,1%, ejecutando 331,5 millones de pesos, las más importantes fueron:

  • La campaña de perforación, con un monto de 134 millones de pesos.
  • La recuperación de las capacidades de almacenamiento, que se cumplirá al 100%, con 487 mil metros cúbicos, y una inversión de 71,6 millones de pesos.
  • El programa de rehabilitación de la red de gas manufacturado (35 km) se cumplirá al 108%, construyendo 37,5 km y ejecutando 14 millones de pesos. Esta inversión ha permitido mejorar el servicio, disminuir las pérdidas y evitar accidentes. Ya está rehabilitada más del 50% de la red gas manufacturado.

Este año también se ha trabajado en la interpretación de la Sísmica Marina más grande en la historia de la Revolución, 26 mil 880 km, de los cuales más de 21 mil km están en la Zona Económica Exclusiva de Cuba en el Golfo de México, y se hizo una Sísmica Terrestre de La Habana a Matanzas de 420 km, que también se está interpretando. Todo ello se efectúa en un nuevo centro -terminado este año- y va a permitir la independencia tecnológica para el estudio de las informaciones sísmicas.

“En el 2019 CUPET realizará inversiones por 233 millones de pesos”.

En el caso de CUBANIQUEL, cumple su plan de producción de níquel al 95,8%; la Empresa Mixta Pedro Soto Alba y la Empresa Estatal Ernesto Che Guevara sobrepasaron las 50 mil toneladas, anunció el Ministro de Energía y Minas.

Las inversiones más importantes fueron la nueva planta de pulpa y la extensión de la presa de la Pedro Soto Alba, y en la nueva planta de secado solar y la extensión también de la presa de la Che Guevara.

“Para el próximo año, el níquel tiene inversiones comprometidas por 87,2 millones de pesos”.

Al aludir al Grupo GEOMINSAL, con 11 empresas, García Barreiro aseguró que sobrecumplió sus producciones de sal, carbonato de calcio, zeolita, arena sílice, cromo, plomo y zinc.

Destacó la labor de los trabajadores de las salinas de la Costa Norte de Las Tunas, Camagüey y Matanzas, afectadas por el huracán Irma, recuperando esos enclaves.

La suma de los cuatro OSDE atendidos por el Ministerio asciende a mil 152 millones de pesos. En los últimos seis años -como promedio- cada uno de ellos ha ejecutado inversiones por encima de los mil millones; en el próximo año las inversiones totalizan mil 259 millones de pesos. El compromiso de los directivos y trabajadores es continuar mejorando los servicios al pueblo y la economía nacional, además de cumplir los planes de exportaciones y de ingresos por ese concepto.

Unión de Industrias Militares y su vital contribución a la economía

Foto: Cubahora.

El General de Brigada (r), Israel Cervantes Tablada, director general de la Unión de Industrias Militares (UIM), de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, detalló en el espacio televisivo que, aunque el objetivo primordial de ese grupo es garantizar las producciones para la defensa, pone además sus capacidades productivas en función de la economía nacional.

“En este contexto, la Unión ha desarrollado un grupo importante de surtidos de gran impacto para la población, como las tejas metálicas. En el presente año se fabricaron seis millones 700 mil metros cuadrados de tejas, lo que permitió conformar ocho mil módulos para techar viviendas de las afectadas por eventos meteorológicos, además de otras instalaciones de la economía”.

A tono con Cervantes Tablada, de cara al programa energético, participan en la fabricación de lámparas de tecnología LED, para lo cual cuentan con una capacidad de un millón 500 mil unidades, aunque en el actual calendario especificó que se produjeron 600 mil tubos.

“De recibirse oportunamente los recursos, en 2019 puede llegar a cubrir la capacidad existente, unido a la producción de bombillos de dicha tecnología”.

Con el mismo objetivo, la UIM produjo este año 230 mil menajes de cocinas, distribuidos y comercializados en la red de Comercio Interior, mientras se trabaja en el montaje de nuevas líneas que van a permitir duplicar la cantidad de lo que se hace hoy y ganar en la calidad de esos artículos, destacó el directivo.

Añadió que la Unión tiene una participación activa en la elaboración de productos de higiene y limpieza, como desengrasantes, detergentes líquidos, y otros surtidos de alta demanda. En 2018 alcanzaron la cifra de tres millones 700 mil litros, y se trabaja en ampliar los procesos productivos, hasta cinco millones de litros, con nuevas inversiones en equipamientos.

Otro aspecto en los que se trabaja -de acuerdo con el Director General de la UIM- es en la fabricación de colchones de espuma de goma, almohadas y fondos de asientos para satisfacer la demanda social.

“Como parte del programa de enfrentamiento a la sequía y la lucha antivectorial, la Unión entregó en 2018 a los organismos correspondientes, como Comunales, 94 mil tanques plásticos, ocho mil 500 contenedores para recolectar desechos sólidos, 195 cajas de ampirol (empleadas en la recolección de desechos), y más de 400 carritos para la recogida de basura en la capital”.

Otra de las iniciativas respaldadas ha sido la de envases y embalajes. Según acotó Cervantes Tablada, la UIM asegura al país el 65% de los envases plásticos destinados a los sectores del comercio, alimentario, industria ligera y otros organismos, en beneficio del encadenamiento productivo tan demandado para el crecimiento económico.

Entre los artículos de este tipo asegurados por la Unión en 2018 están:

  • Cubetas y potes con tapa para el envase de alimentos
  • Envases para refrescos y agua
  • Cajas para huevos, vegetales y pescados
  • Pomos y bidones de diferentes formatos
  • Tanques de 208-2100 litros para el almacenamiento de lubricantes y agua
  • Semiproductos o elementos para la producción de envases de refrescos, agua y detergente líquido

También se produjeron -añadió- más 956 millones de bolsas plásticas, tanto las que se emplean en el comercio, como para la recogida de desechos sólidos. Dicha cifra debe incrementarse el año entrante a cerca de los mil millones, con inversiones aún en proceso de contratación o ejecución.

“Para el mismo año se prevé asimismo poner a producir dos inversiones: mantas agrícolas para las casas de cultivo, y bobinas de películas estirables para el envase de alimentos”.

“En nuestras instalaciones también se comenzó a producir candados metálicos, en una moderna línea que ya ha garantizado este 2018 unas 500 mil unidades (de cuatro modelos), destinadas al Comercio Interior. En 2019 debe crecer la producción”.

Cervantes Tablada especificó que, de conjunto con el Ministerio de Industrias y sus organizaciones superiores de Desarrollo Empresarial, desarrollan un programa de vital importancia como es el de fabricación de piezas de repuesto, dirigidas a satisfacer necesidades y sustituir importaciones.

Una gran parte del transporte y medios técnicos del país son de tecnología obsoleta, y hoy demandan una gran cantidad de piezas que deben importarse, mientras que otras ya no se producen, ejemplificó.

El Director General de la UIM destacó que, de manera similar, se trabaja en la reparación general y modernización de máquinas y herramientas. “Ello ha permitido lograr producciones de más calidad y precisión”.

La fabricación de herramientas de corte, artículos de goma, engranes, piñones y ejes también conforman la cartera de productos de la Unión, que prevé sumar otras 19 líneas -aún en proceso de inversión e instalación-, para el proceso de confección de piezas de repuesto.

Aunque con volúmenes incipientes, este grupo irrumpe además en la fabricación de surtidos destinados al turismo, como muelles flotantes, tableros y perfiles de resina y serrín para pasarelas, y muebles de ratán y de plástico para exteriores.

Industrias: Cierre de año tenso y perspectivas más esperanzadoras para 2019

Al intervenir en la Mesa Redonda, el titular de Industrias, Alfredo López Valdés, hizo una valoración de los objetivos de cada una de las estructuras de los grupos empresariales que integran el Ministerio, y del momento que atraviesa la industria cubana.

En un año calificado como “duro” debido a no contar con el respaldo oportuno de materias primas, aseguró que se ha trabajado por adelantar inversiones que permitan una recuperación paulatina.

Dentro del Grupo Empresarial de la Industria Química señaló entre los problemas los atrasos en la inversión de la moderna planta de cloro-sosa de Sagua la Grande, a la cual se han destinado unos 70 millones de dólares, situación que debe revertirse en 2019 para ponerla en operación.

Para el próximo año, el plan de dicha esfera debe crecer en 16 productos, según detalló el Ministro.

Adelantó que también se está fabricando una planta de fertilizantes mezclados, en Cienfuegos, que va a triplicar la capacidad de este tipo de producto, y que tiene el compromiso de echar a andar en febrero del año entrante.

“Tenemos también constituida una empresa mixta para envases de vidrio, ubicada en la Zona Especial del Desarrollo Mariel (ZEDM), lo cual concreta una aspiración de producir en suelo nacional este tipo de renglón, hasta ahora importado en volúmenes considerables”.

El Grupo Empresarial de la Sideromecánica, GESIME, tiene la alta responsabilidad de garantizar las piezas de repuesto -sobre todo en las destinadas a la industria azucarera-. Planta Mecánica, de Santa Clara, y KTP, de Holguín, son dos empresas fundamentales para cumplir con dicho objetivo.

López Valdés insistió en que la calidad y la oportunidad en la sustitución de importaciones es decisiva.

Aseveró que GESIME ha previsto para el año que viene 26 millones de pesos para sustituir importaciones. Un puesto esencial ocupan las inversiones para la fabricación de barras de acero, producto que debe crecer en el próximo calendario, junto con otros 20 renglones de la sideromecánica.

En otro punto de su intervención, el Ministro de Industrias aludió a la producción y sostenibilidad de los ómnibus Diana, y aseguró que en todas las provincias existen talleres para dar mantenimiento a esos vehículos, los cuales están presentando una alta disponibilidad.

Se refirió también al programa de materias primas, esfera que -dijo- va a cumplir su plan global al 98% con la chatarra ferrosa y no ferrosa, y los desechos no metálicos, además de que honrará sus compromisos de exportaciones.

“En Antillana de Acero se prevé una reparación completa de numerosos de los componentes de la fábrica, amparada en una inversión de 111 millones de dólares que se ha de ejecutar con eficiencia y en el tiempo, lo cual implica un alto desafío porque se continuarán las operaciones de la planta, con solo paradas cortas”.

En la ZEDM, ya se aprobó la empresa TECONSA para la producción de estructuras de acero ligero, que debe concluirse en 2019.

Según López Valdés, la más golpeada este año resultó la Industria de la Electrónica, con el cumplimiento solamente de los planes relacionados con los módulos fotovoltaicos.

Unos 75 millones de dólares se han destinado para la reanimación de esta industria. De manera especial se reavivará la producción de calentadores solares, con créditos externos que incluyen la modernización de una planta, pero también la inyección de materias primas, puntualizó el titular.

También figuran entre las perspectivas la modernización de la fábrica de componentes electrónicos de Pinar del Río, con el montaje de equipos que redundarán en la precisión y calidad.

La Industria Ligera mostró cierta estabilidad en el cumplimiento de sus compromisos, debido a que ella debe garantizar un grupo de productos esenciales para la población. “En el caso de las almohadillas sanitarias, tuvimos un ´bache´ en el primer semestre, sin embargo, se ha logrado revertir paulatinamente la situación al entrar las materias primas necesarias, y gracias al esfuerzo de sus trabajadores, en su mayoría mujeres”.

De acuerdo con el titular, se realizarán inversiones en La Habana, Sancti Spíritus y Granma, con el montaje de máquinas nuevas en cada una de las provincias, y reconstruir ocho máquinas en total en dichos territorios.

Puntualizó que en Mariel se creó una empresa mixta con Unilever para productos de aseo y otra para fabricar pañales para adultos y niños, además de la vietnamita Tai Binh, que producirá almohadillas sanitarias.

“Debemos mejorar, sin embargo, en la producción de calzado de cuero, reconoció el Ministro de Industrias. Sólo estamos haciendo un poco más de 100 mil metros cúbicos de piel fina. Este es un producto con el cual el país puede ahorrarse millones de dólares”.

En el apartado de las artes gráficas, López Valdés detalló que se hacen grandes inversiones en Santa Clara, Holguín y La Habana para llevar los periódicos cubanos a cuatricromía.

A modo de resumen, el Ministro de Industrias reconoció que si bien ha sido un año duro, se han ido creando las condiciones para que el próximo sea mejor y asegurar, sobre todo, la sustitución de importaciones.

Cuba
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *