Tirarse contra los especuladores

Caricatura de OSVAL “Revendedores, un negocio que hay que detener”. Ciego de Ávila, 21 de marzo de 2017. ACN Caricatura/Osvaldo GUTIÉRREZ GÓMEZ/sdl

Ya es habitual que los pineros entremos a una tienda y recibamos como respuesta casi programada: “uf…hace tiempo no lo tenemos”, “¿bisagras aquí?, “eso vuela, en cuanto los merolicos lo descubren se esfuman”, “había, pero ya no”…mil maneras de decir ¡NO hay!

Pero esta frase no queda tan solo así en boca de los dependientes, por lo general va acompañada de la siguiente recomendación: “tírate contra los merolicos” o “búscalas donde los cuentapropistas”.

Y en efecto, en esos catres que ya se hacen habituales y pululan en diversas áreas o portales, encuentras de todo como en botica, a veces, hasta lo inimaginable. ¿Cómo se las arreglan para mostrar oculto o no lo que las entidades u organismos competentes deben garantizar? Me preguntaron en cierta ocasión y verdaderamente esa es la interrogante de las mil respuestas, injustificaciones o especulaciones.

Lo cierto es que los habitantes de este territorio salimos cada día a comprar determinados productos o mercancías que como arte de magia aparecen y desaparecen, como se dice en el argot popular, con la misma facilidad con que se derrite un merengue en la puerta de un colegio.

El desabastecimiento no solo en las tiendas recuperadoras de divisa sino también en los establecimientos del Comercio y por qué no de la Gastronomía es cada vez más frecuente, tanto así que no en pocas ocasiones terminamos pagando el doble, triple y hasta diez veces del precio original del producto, tal es el caso de un llavín que se cotiza hoy entre 25, 30 o quién sabe cuántos CUC más.

Y al final uno con el rostro consternadoe irritado termina accediendo en aras de resolver acuciantes problemas o necesidades, como por ejemplo las labores de plomería en viviendas, cuyos precios de las piezas a necesitar nos puede llevar a entrar en un estado de shock.

Esta situación resulta ser una de las preocupaciones de los pobladores y también de los trabajadores pertenecientes al Ministerio de Comercio Interior, quienes concluyeron en días recientes un proceso político en torno a la Resolución 54/18, la cual regula la protección al consumidor.

Reiterados fueron los planteamientos formulados al respecto, lo cual, sin duda alguna, afecta la calidad del servicio, al igual que la crítica situación de las pesas Yaras, con más de tres décadas en explotación, aunque vale comentar que entraron a la Empresa de Comercio cerca de una veintena que serán distribuidas por las unidades con mayor afectación.

A lo anterior se suma el deterioro de los equipos de refrigeración, los problemas constructivos de varios centros, carencia de materias primas y piezas de repuesto, violaciones de las normas técnicas, falta de información a los clientes, productos por debajo del gramaje establecido, entre otros.

Pero uno de los más recurrentes fue la inestabilidad con los abastecimientos y la falta de un mercado mayorista para que los trabajadores por cuentapropia tengan un lugar donde adquirir cuanto necesitan para su actividad y no requieran, por solo citar un ejemplo, que personarse en el mercado ideal Camaraco (13 de Marzo) con todo su personal para comprar queso o acaparar diez cajas de cerveza Cristal o Sol para asegurarla en su negocio, por supuesto, a un precio superior.

Cuba se reordena, sin embargo, queda mucho por hacer para ese anhelado reordenamiento mayorista, gastronómico y comercial, de tal manera que el consumidor deje de recibir como respuesta un “NO hay” o, peor aún, le sugieran ser masacrados donde los merolicos especuladores.

 

 

Opinion Otras de la Isla de la Juventud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

3 Replies to “Tirarse contra los especuladores

  1. La periodista ha publicado lo que todos saben.
    No se acabará porque no se puede acabar. Por qué, pues cuando caminas por las calles de Gerona ves a inspectores, policías, jueces, fiscales, contralores y a cuanto ser necesitado exista sin importar el cargo o plaza que ocupe comprando lo que le haga falta en los catres de los cuentapropistas.
    Bloqueo externo, interno, mala planificación, frente frio, viento platanero o lo que sea pero el desabastecimiento general da pie a todo humanamente pensable para que los vendedores legalizados o no nos pongan en las manos lo que el Gobierno no nos pone y necesitamos.
    La periodista habla de plomería cara. Yo me pregunto cómo es posible que en el punto de ventas de materiales de la construcción hoy una conexión sanitaria cueste $ 65.00 MN y mañana el precio sea $ 350.00, saquen en por ciento cuánto subió y verán que es más del tres veces el valor original. Eso me lleva a pensar en cuánto será el valor de producción de cada conexión sanitaria. Estoy segurísimo que no es tan caro el costo de producción para que ese sea el precio de venta.
    Se puede mencionar también el precio del cemento. Más de cien pesos una bolsa de cemento PP 250 y más de ciento cincuenta la de bolsa de P350 (precio estatal). Imposible construir una casa con semejantes precios.
    ¿Se protege al consumidor con semejantes situaciones? Pienso que no.
    ¿Acaso un precio razonable no pudiera ser también protección al consumidor?
    A esto súmale que lo ya escrito, la escasez de todo lo que necesitas.
    Se dio licencia para vender pero no se creó el mercado mayorista que anunciaron para esos cuentapropistas.
    Repito: No se puede terminar este problema porque el que tiene que hacerle frente también necesita solucionar sus problemas.

    1. El tema es bien polémico, Iván, hay mucha tela por donde cortar, sin embargo, soy del criterio que en medio de la compleja situación que tiene el país, la cual no es un secreto para nadie y sí influye en su ordenamiento económico porque depende también de factores externos, se puede ir encauzando estos problemas que tanto laceran a la población a partir del incremento de las producciones, mejor planificación y proyecciones a corto, mediano y largo plazo, de tal manera de ir resolviendo escollos que hoy entorpecen los planes, el abastecimiento, los precios…. saludos

  2. Karelia: en el ahora sobre un artículo denominado “Legalidad” expuse lo siguiente que no voy ni a editar pues pega perfectamente. Gracias, UD ha publicado un excelente artículo
    Lourdes: Buen artículo.
    Mira: Hasta que se modifique el código penal, que ya será luego de la aprobación de la nueva constitución y por el delito de acaparamiento (incorporaría a los revendedores) y en lugar de sancionar entre 1 a 3 años /o multa, se sancione a de 7 a 15 y si es agravado o si el producto está ya como que en extinción, hasta 30 años, eso no va a escarmentar, esta medida es mas “educativa” que repressiva ¿por qué?, por que la otra parte del asunto, esa no se va a cumplir NUNCA, me refiero a PRODUCIR, engrasar la cadena interna (gestión de compra) con la externa (importaciones) de materias primas, de manera que se pueda inundar (Como hacen en los mercados de CUC que te ponen cajas y cajas de un mismo productos en mas de 5 y 6 estantes para que asemeje que hay “muchos” productos y cuando cuentas no hay mas de 9 surtidos !!!, pero todos los estantes están llenos…. del mismo!!!!) de todos y cada uno de esos productos.
    La otra cuestión es ordenar obligatoriamente la rendición de cuenta de los responsables ante el pueblo, ante la justicia, ante la controlaría, si no se importó a tiempo una materia prima determinada, se siga la cadena de compra, se analice con lupa el proceso comercial (salida al mercado-solicitud de oferta-comité de contratación-aprobación, firma del contrato- fecha de entrega a la fábrica) y si la cosa es de producción nacional pues la misma cadena: oferta-contrato-pago-entrega en fábrica y se sancione al responsable (con iguales sanciones a las arriba expuestas por favorecer ese delito), nada va a cambiar, ¿ves?, es mejor subir el marco sancionador que “meterse” en el rollo de que los cuadros y directivos puedan saber desde hoy lo que hace falta en diciembre, de tener la buena onda, perspicacia, inteligencia y audacia en prever por ejemplo que con lo que se tiene ahora, el pueblo no tendrá en enero y que por eso !!!a correr!!!!, de planificar adecuadamente para poner a producir mas nuestras fábricas, ¿no crees?, ya nos hemos acostumbrado a que los directivos digan en la TV o en cualquier medio digan y respondan exactamente lo mismo: “la materia prima va a entrar en ___ y ya con eso el producto comenzará a existir en la red de tiendas…”, ¿te das cuenta?, mejor que se sanciones a 30 años al que ahora, por ejemplo en Holguín tenga 15 sacos de papa o 3 cajas de detergente líquido y se pruebe que lo haya adquirido con ese fin, con el de lucrar cuando no hay. Por cierto: ¿viste que en la placita de pueblo nuevo un pomo de detergente líquido de menos de un litro vale TRES CUC????????, como en la novela: en fin, el mar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *