Isla de la Juventud

Tesoro en calle 37 de Nueva Gerona

Gran importancia tiene no solo para los pineros, sino para todos los cubanos, la tarja de homenaje develada este 13 de agosto en la vivienda donde radicaba antiguamente el juzgado de instrucción penal, de primera instancia, de la entonces Isla de Pinos, ubicada en calle 37, marcada con el número 2216, entre 22 y 24, en Nueva Gerona, hasta donde fueron trasladados en más de cinco ocasiones a Fidel Castro, Raúl y demás sobrevivientes de las acciones del 26 de Julio de 1953 encarcelados en Presidio Modelo.

De manera especial acogen este tributo los integrantes de ese CDR número 5 de la zona 38, que funciona en esa cuadra del Consejo Popular Pueblo Nuevo, quienes participaron en la sencilla ceremonia con el orgullo de tener allí ese histórico sitio donde los moncadistas y su joven líder hasta aquí llegaban para acusar y declarar como testigos en las nuevas causas abiertas contra el régimen de Batista por sus crímenes tras el asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

Los cederistas, demás vecinos, principalmente los niños y adolescentes, se comprometieron a mantener limpio y reluciente ese tramo de la calle para honrar un lugar de tanta significación donde continuaron la lucha contra la tiranía los revolucionarios, a pesar de su reclusión en el penal, ejemplo que mucho contribuye a formar valores de firmeza revolucionaria, así como a mantener siempre vivo en la memoria de la capital local esa poco conocida faceta del legado del Comandante en Jefe.

Otras huellas también marcan a ese espacio y conectan en la misma calle los hilos invisibles que teje la Historia de los pueblos.

Apenas a pocas casas de distancia de donde se colocó la tarja se señalizará más adelante la vivienda donde residiera el último mambí pinero, Manuel María Soto Pantoja, uno de los patriotas alzados contra el colonialismo español el 26 de julio de 1896 en Nueva Gerona, según diera a conocer el historiador de la Ciudad, Roberto Únger Pérez, quien se refirió a los honores conferidos al luchador independentista cuando falleció en los años 60 del pasado siglo.

Sobrecoge a residentes y visitantes la significación patrimonial e histórica de esa apacible calle, que también fue escenario, como confirman fotos de las primeras décadas del siglo pasado, de marchas populares contra los planes anexionistas de EEUU sobre esta segunda ínsula cubana.

Los más veteranos del barrio destacan el simbolismo que tiene que estos inmuebles estén situados casi frente a las sedes de la Unión de Jóvenes Comunistas y de la Organización de Pioneros José Martí, donde estas organizaciones, al igual que las otras organizaciones estudiantiles puedan realizar encuentros con la Historia y rememorar momentos inolvidables de nuestras luchas por la definitiva liberación de la Patria.

Esos lugares atesoran la alegoría de hermanar a los participantes en dos heroicos 26 de Julio, para que los pioneros, jóvenes y cubanos de hoy puedan rendir merecido homenaje a combatientes de distintas generaciones forjadoras de la Revolución.

 

Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

2 Replies to “Tesoro en calle 37 de Nueva Gerona

  1. Diego: utilizamos tu información como fuente para nuestra página del Tribunal Supremo Popular de la República de Cuba por la importancia que tiene para la historia de la juridisprudencia en nuestro país que se enriquece con pasajes como éste. Un saludo del equipo de comunicación del Supremo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *