Terrorismo en el litoral pinero

“Fue un ataque criminal, …el presente de Navidad de los Estados Unidos al pueblo cubano…”. Así denunció Fidel la acción terrorista de ese gobierno el 23 de diciembre de 1963 en el litoral pinero.

Quedaba al descubierto una nueva agresión, cuya cercanía a la festividad religiosa del 25 de diciembre, que en ese país celebran con pomposidad oficial, puso al desnudo la hipocresía de gobierno.

Según refiere la reciente Demanda del Pueblo de Cuba al Gobierno de EE. UU. por daños humanos –y que expone las razones de nuestro reclamo–, “…un comando de la Cia transportado por mar desde Estados Unidos, utilizando elementos de demolición submarina, hundió la lancha torpedera LT-85 perteneciente a la Marina de Guerra Revolucionaria en la dársena de la Siguanea, Isla de Pinos, provocando la muerte del alférez de fragata Leonardo Luberta Noy y los marineros Jesús Mendoza Larosa, Fe de la Caridad Hernández Jubán y Andrés Gavilla Soto”.

A 17 se elevó el número de heridos, muchos de los cuales sufrieron las secuelas del atentado que, como detallara el máximo líder días después, no solo colocaron una bomba submarina en el casco del navío, sino que lo hicieron con una trampa, “trataron de provocar una masacre… Es decir, primero hicieron estallar una pequeña carga…, y minutos después, cuando se concentrara el personal a ver lo ocurrido, se produciría una gran explosión”.

El hecho tuvo lugar cuando la recién creada unidad naval se preparaba para izar la bandera. La onda expansiva lanzó por los aires a varios jóvenes marineros y la pieza de artillería de popa cayó en el centro de la dársena, donde fueron rescatados horas después por los buzos los cadáveres de Jesús y Fe Hernández, este último hallado tras la visita del Ministro de las Far, Raúl Castro, el 24 de diciembre. El joven oficial Luberta, muy grave al proyectarse contra el muelle, no llegó con vida a Nueva Gerona.

La indignación hacia los autores del crimen, la Cia, crece con el tiempo en la escuela que lleva su nombre y en cada cubano.

Historia Isla de la Juventud
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

One Reply to “Terrorismo en el litoral pinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *