Tembló la Isla

Foto: Internet

No cesaron las llamadas y preguntas a la redacción: “Saben algo de un terremoto”, “en mi casa todo se mueve”, “y estos temblores, conocen por qué”… Mientras los teléfonos en el Victoria no dejaban de sonar los trabajadores del periódico tampoco salían del asombro, el cual estuvo acompañado de inquietudes, precauciones y hasta chistes.

Yo sentí una sensación extraña, como un mareo y luego de la recuperación llamé a mis hijas y mi mamá, que menos mal estaba en casa de una vecina degustando un cake de chocolate, pero tan concentrada debió estar que ver las sillas, la mesa y las flores moverse a su alrededor esta vez no le causó tanto pavor.

Disímiles historias se tejen en la Isla de la Juventud alrededor del suceso insólito en este territorio, sí porque es más frecuente en la zona oriental; lo cierto es que no a pocos les aceleró los latidos del corazón.

La noticia del fuerte terremoto de magnitud 7.7 grados comenzó a salir en las redes sociales, sobre todo en Facebook y luego por algunos medios nacionales; este tuvo reportes de perceptibilidad en casi todo el país.

Karelia Alvarez se siente preocupada.

Si lo que acabamos de sentir no fue un sismo no sé qué fue este tembleque”…

En busca de mayor información esta redactora contactó a Francisco Ferral, especialista del Centro de Pronóstico aquí, quien informó que el movimiento telúrico ocurrió en el mar, al oeste de Cabo Cruz, en Granma.

Descartó la posibilidad de tsunami ni afectaciones por grandes marejadas; no obstante, sí exhortó a la población a mantener la calma y seguir de cerca las informaciones al respecto a través de los medios de comunicación, varios de los cuales confirman que el terremoto fue percibido en algunas naciones del mar Caribe, entre ellas Bahamas, Jamaica, Islas Caimán y Haití.

Según los especialistas este es el segundo sismo perceptible del presente año, el primero fue el registrado el 24 de enero por la red de estaciones del Servicio Sismológico Nacional, a 37 kilómetros al sureste del poblado de Caimanera, en la provincia oriental de Guantánamo.

En la Isla no son frecuentes estos movimientos telúricos, sí los huracanes que, por suerte se han llamado a capítulo y nos han dejado tranquilos por un buen tiempo, pero todo parece indicar que  tendremos que andar más precavidos.

Foto: Internet

 

 

 

Isla de la Juventud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *