TeaSur 2018 cierra las cortinas

Foto: Víctor Piñero Ferrat

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, pero con una no le bastaría a esta reportera para expresar los sentimientos que provoca en las personas y los artistas, cada presentación del TeaSur 2018 en Isla de la Juventud, y es que son tantos…

Mejor sería llenar este espacio de fotos geniales, expresivas, de esas que recogen las más inimaginables emociones para que el lector tenga una idea de ese suceso cultural anual, que aunque nace en el Consejo Municipal de las Artes Escénicas, más allá del teatro, la danza, el arte circense y la narración oral, logra juntar otras manifestaciones como la literatura y la música, así sucede en esta XVI versión.

No, no, lo más acertado es que sean ellos, los vecinos convertidos en público, quienes hablen. De seguro si todos fueran entrevistados opinarán como la joven Liana Beatriz Escobar: “Maravilloso, la actividad quedó muy buena. Los habitantes de la comunidad nos sentimos bien. Fue bello, la actuación, el baile, el mago…”

O poner textualmente las palabras de artistas invitados como Jorge Mederos, Ariel Bouza o Fernando Quiñones, quienes con una sencillez que encanta, agradecieron el hecho de estar aquí, las atenciones y la excelente acogida de los pineros.

Pero, ni una cosa ni la otra, solo mencionar el hecho de que la cifra de los lugares visitados supera las 60 comunidades, que los niños y demás pobladores del asentamiento conocido como Geología, cerca del poblado de La Demajagua, por iniciativa propia limpiaron el espacio donde actuarían los artífices y que los elencos convidados, todos de lujo, no son los que designan de La Habana todos los años, sino que fueron escogidos por los escénicos de la Isla, eso sí da la certeza de que el evento de carácter nacional auspiciado también por la Dirección de Cultura, supera las expectativas del pueblo y sus organizadores.

Tuvimos un clásico que dejó los corazones sin esperanza, El viaje en círculo de la Compañía Teatral Rita Montaner, unas Aventuras de Comino, con un trabajo de títeres de excelencia del Teatro Nacional de Guiñol y la pieza Obra y milagro de Federico Maldemar del grupo Pálpito, que como siempre arrasó, por solo mencionar algunas propuestas y ¿los nuestros?, esos multiplicaron el talento y los esfuerzos en cada función.

Este domingo 12 de agosto se cierran las cortinas en el patio del cine Caribe a las 9:00 p.m. pero ya se puede decir que fue un éxito. La Isla de la Juventud se convirtió en un inmenso escenario donde profesionalidad y amor protagonizaron la gran obra que fue el TeaSur 2018.

Foto: Víctor Piñero Ferrat
Cultura Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez
Yojamna Sánchez

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *