Tardía respuesta de EEUU en producción de vacunas

Vacunas produccion

Washington, 17 nov (Prensa Latina) La Casa Blanca anuncio planes de gastar miles de millones de dólares para ampliar la fabricación de vacunas contra la Covid-19 y aumentar el suministro en el mundo en desarrollo, informó el diario The New York Times.

El objetivo es producir al menos mil millones de dosis de vacunas al año a partir de la segunda mitad de 2022, dijeron dos altos asesores del presidente Joe Biden.

Aunque alentadora, la respuesta estadounidense puede considerarse tardía luego de meses de entorpecimiento a los esfuerzos de otras naciones para apoyar el combate a la pandemia, entre ellas China, India y Cuba.

En el caso de China la campaña para tratar de restar meritos a los fármacos de esa procedencia fueron notables en los últimos meses, al igual que contra India y especialmente contra Cuba, país al que Washington niega o entorpece los accesos a insumos, equipos y tecnología para avanzar en la producción de vacunas.

Recientemente organizaciones de la comunidad de Naciones Unidas, entre ellas la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), abordaron el tema de las vacunas en el caso de los inmigrantes.

La actual brecha de equidad en materia de vacunas entre los países más ricos y los de bajos recursos demuestra un desprecio por las vidas de los más pobres y vulnerables del mundo, puntualizaron.

En los países de altos ingresos se administraron 133 dosis de la vacuna contra la COVID-19 por cada cien personas, mientras que en los países de bajos ingresos sólo se osaron cuatro dosis por cada cien personas, denunciaron.

“La historia y la ciencia lo dejan claro: una acción coordinada con un acceso equitativo a los recursos de salud pública es la única manera de hacer frente a una plaga sanitaria mundial como el Covid-19. Necesitamos un impulso fuerte y colectivo para salvar vidas, reducir el sufrimiento y garantizar una recuperación mundial sostenible”, resaltaron.

“Si queremos recuperarnos de la pandemia, debemos, como mínimo, cumplir los objetivos de vacunar al 40 por ciento de la población mundial para finales de año, y al 70 por ciento a nivel mundial para mediados de 2022”, recordaron.

Una muestra del entorpecimiento estadounidense es su decisión de impedir el acceso a ese país de personas vacunadas con dosis no reconocidas por la OMS, lo que favorece a las grandes farmacéuticas como Pfizer que controlan el mercado mundial de medicinas.

mem/lb

COVID-19 Mundo Mundo
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *