Tabacos que no se fuman (+Podcast)

Janio Núñez Leal realiza figuras macizas con hojas de habano, las cuales son consideradas un arte único en el mundo.

El único artista de la plástica que realiza esculturas con hojas de tabaco es el cubano Janio Núñez Leal; imágenes de grandes personalidades como el político inglés Winston Churchill, el músico cubano Compay Segundo, el tenor italiano Luciano Pavarotti, el Comandante en Jefe Fidel Castro y otros, transitaron por su creatividad para convertirse en obras de colección.

“Uso hojas de tabaco cosechadas en la región de Vuelta Abajo, Pinar del Río, con las cuales confeccionan puros como Cohíba y Romeo y Julieta. Las piezas son hechas completamente a mano, en su elaboración no utilizo ningún molde u otro instrumento que atente contra la originalidad”, afirma el escultor.

Al relatar el proceso creativo, Janio comenta: “Para mis creaciones me apoyo en experiencias personales y en relatos bíblicos que acompañen enseñanzas. Antes de hacer una escultura la visualizo, sin comenzar, sé cómo terminará”.

En 1992 integró el Primer Grupo de Torcedores del Turismo, y realizó demostraciones en establecimientos comerciales, así pensó cómo hacer una figura humana con hojas de tabaco: “En el año 1994 nació mi primera pieza: la cabeza del indio Cohíba, e inicié una colección que trataba sobre la cultura indígena en el tabaco, bajo el título El Tabaco y sus orígenes.

Para referirse a los inicios del escultor, el periodista Fausto Triana, en la revista Negocios en Cuba, en febrero del 2000, detalla: “El autor pasó del anonimato al reconocimiento en apenas unas horas y decidió por fin mostrar en público su obra, dejó el oficio de torcedor para concentrar su esfuerzo en atraer a los amantes de los habanos hacia el mundo de los pequeños detalles”.

Janio Nuñez tiene siete colecciones y un total de 70 piezas, aproximadamente, muchas de ellas recorren todos los procesos del tabaco, entre las que se encuentran Manos, que representa acciones de las personas desde la cosecha hasta el torcido del habano, y Vega de oro, esta sugiere la colecta acumulada por el veguero.

Su obra Esther, presentada en el XIX Festival del Habano, en el año 2017, mide cinco pies de altura. “Ahora trabajo en la pieza más grande de mi carrera artística, mide 1.84 metros, pero dejo en el anonimato al personaje, pues deseo sea una sorpresa”, precisa el escultor.

También explica que para una correcta conservación, las mismas deben mantenerse a una temperatura aproximada de 18 a 24 grados Celsius, y a una humedad relativa entre el 60 y 70 por ciento, estas, además, están preparadas contra gérmenes, plagas o bacterias que pueden afectar su integridad.

Janio declara que algunas de sus obras fueron exhibidas en varias Casas del Habano en Amberes, en España, en China, en Francia y en el Museo de Chocolate, en Bélgica. Muchas están en Estados Unidos en casas de fumadores famosos, otras en manos de coleccionistas de países como Suiza, Bélgica, Francia y Alemania.

Janio Núñez Leal realiza figuras macizas con hojas de habano, las cuales son consideradas un arte único en el mundo.

Escuche aquí

Curiosidades
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *