Subsidios e inocuidad de los alimentos en debate gubernamental

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Durante la IV Sesión Ordinaria de la Asamblea del Poder Popular en la Isla de la Juventud en su XVII Período de Mandato se reconoció el trabajo de Rafael Alejandro Acanda Abascal, quien dirigía la Dirección Municipal de Justicia

La situación de los subsidios en el territorio y la normalización, metrología, control, calidad e inocuidad de los alimentos constituyeron temas de amplio debate en la IV Sesión Ordinaria de la Asamblea Municipal del Poder Popular en su XVII Período de Mandato, desarrollada este sábado en la sede del Gobierno local.

Luego de un viernes de intercambios con directivos de los sectores económicos y sociales de la Isla, así como visitas a varios centros productores y personas subsidiadas, las distintas comisiones de trabajo gubernamentales dictaminaron acerca del proceso ante la Asamblea en la jornada sabatina, donde informaron de las 264 obras constructivas concluidas, pertenecientes al programa de subsidio.

Según el informe presentado por la delegada Leonor Blanco Blanco, al frente del grupo que atiende las industrias, construcciones y energía, en la Dirección Municipal de la Vivienda se han recibido 1 384 solicitudes desde el 2012 en que comenzó este programa–dirigido a las familias sin solvencia económica y casos sociales que requieren de vivienda o repararla–, de las cuales 641 fueron aprobadas.

En ese ámbito se conoció que mientras que en los primeros cinco años sólo se terminaron 169 obras subsidiadas, en el 2017 concluyeron 95 inmuebles, un número elevado en comparación con lo logrado en un lustro y que evidencia el mayor control y seguimiento al tema por los responsables del tema.

Otro dato a resaltar del asunto es la instalación de los dispositivos para tarjetas magnéticas en los tres puntos de venta de materiales de la construcción, ubicados en Nueva Gerona, la Fe y La Demajagua, facilitando el uso de las tarjetas magnéticas otorgadas a los subsidiados para este fin, donde el 70 por ciento de los recursos que se expenden allí son dirigidos al referido programa y el 30 por ciento a la población.

Diversas fueron las intervenciones de los principales representantes del pueblo en la Asamblea, donde analizan cuestiones como estas -tan importantes y sensibles en la sociedad-, encaminadas a buscar soluciones como las de reclamaciones por morosidad de los trámites legales de Planificación Física en la Isla –para otorgar el habitable- una vez concluida la construcción de las viviendas.

Entre las principales debilidades del programa, la comisión a cargo sostuvo que los proyectos de los arquitectos no incluyen en su totalidad las producciones locales, específicamente las de cubierta; la entrada de los recursos al territorio es inestable y por tanto influye en el atraso de las obras, fuera de la fecha prevista; así como la necesidad de seguir fortaleciendo la producción de cubiertas, viguetas, plaquetas y losas de piso para el programa.

La atención de los servicios, la metrología, control y calidad de los alimentos constituyó el otro punto de debate en la Asamblea, donde la delegada Odelmis Wilson, informó los resultados de la comisión que visitó varios establecimientos pertenecientes a la Empresa Productora de Alimentos, la Alimentaria y Comercio y Gastronomía.

Inadecuada higiene, falta de pintura en las áreas, ausencia de la barrera sanitaria y locales de cambio del personal, baños en malas condiciones, pisos desconchados y filtraciones en la cubiertafueron las principales problemáticas encontradas en las unidades del Cárnico, Lácteo, la fábrica de galletas, la de vino y aguardiente, el Centro de Elaboración, entre las otras entidades visitadas como panaderías, PescaIsla y la línea aséptica de la Empresa Agroindustrial.

La comisión de control llegó hasta varias bodegas del Municipio como La Lonja, América Libre, La Oriental, la Ideal, el Bodegón de La Fe, El Cauto, Manatí, El Mundo, El Uvero, El Palmar, Los Colonos, entre otras, donde se evidenció que en su gran mayoría no se cumplen con las normas establecidas al presentar situaciones desfavorables con las pesas y los ponderales, y una gran parte no está certificada por lo cual no son fiables.

Amplias y oportunas constituyeron las intervenciones de los delegados en la jornada donde se discuten mensualmente las principales problemáticas que atañen a la sociedad pinera, representada en mujeres y hombres que fueron electos desde el barrio y son, sin dudas, la voz del pueblo.

Foto: Gerardo Mayet Cruz

En esta IV Sesión Ordinaria del Gobierno local, luego de un sencillo y emotivo homenaje por los 33 años de labor como cuadro profesional del Partido, se liberó de su cargo, por cuestiones de salud, a Rafael Alejandro Acanda Abascal, quien dirigía la Dirección Municipal de Justicia, y a su vez, la promoción de la licenciada en Derecho Yenisey Ramírez Ortega, de sólo 28 años de edad para ocupar la alta responsabilidad del puesto.

Arelys Casañola Quintana, diputada al Parlamento cubano y presidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular, llamó la atención a los asuntos subjetivos y falta de control por los encargados en sus distintos sectores, así como dificultades con la sistematicidad del trabajo y cumplimiento de lo acordado, como ocurrió con Comercio respecto a su responsabilidad con la comercialización de materiales de la construcción.

Ante este ejemplo Arelys recordó que “los compromisos no son de los hombres sino de las instituciones” como parte de su servicio a la población.

Foto: Gerardo Mayet Cruz
Isla de la Juventud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *