Soluciones y respuestas más convincentes

El envío, en el 2019, de cartas y mensajes mediante el correo electrónico al Buzón del lector –sección priorizada en el contenido editorial del periódico Victoria por estar a tono con la agenda pública–, fluyó durante el año, demostrándose la confianza de los pineros en nuestro medio de comunicación encargado de tramitarles sus problemas con efectividad.

Los lectores ejercieron el derecho a opinar que les da la Constitución de la República y fueron más concretos al plantear sus inquietudes, quejas, denuncias y hasta hubo un reconocimiento, al tiempo que las instituciones, entidades y los organismos involucrados respondieron con mayor rapidez al periódico, luego de visitar a los afectados y contestarles.

Una mirada al comportamiento estadístico hasta el 14 de diciembre arrojó la recepción de 38 misivas, mensajes electrónicos y respuestas de los organismos. De los cuales se publicaron 31, distribuidos en: nueve quejas con sus respuestas (equivalentes a 18), tres denuncias con sus respuestas (6), tres inquietudes con sus respuestas (6) y un reconocimiento.

Estos fueron solucionados o respondidos de manera satisfactoria por las siguientes entidades: Sanidad Vegetal (1), Cayo Largo del Sur (1), Cadena de Tiendas Caribe (1), Recursos Hidráulicos (1), Vivienda (2), Salud Pública (2), Empresa Municipal de Transporte Automotor y Talleres (1), División Territorial de Copextel (1), Poder Popular (2), empresas Eléctrica (1), de la Industria Alimentaria (1) y Constructora (2).

Algunos de los temas estaban referidos a la venta de paquetes con galletas de sal abiertos, mala distribución de los teléfonos, falta de bolsas de colostomía, inquietud por guagua del catamarán, duda acerca del uso de la tarjeta magnética en TRD–Cadena de Tiendas Caribe, filtración en la Villa de los Constructores, entre otros.

No se publicaron siete cartas, cuyos planteamientos, por su envergadura, se pusieron en manos de las instituciones correspondientes para su seguimiento y solución.

Tenemos la firme determinación de mantener un permanente diálogo con los lectores, quienes proponen trabajos periodísticos, expresan sus puntos de vista y ofrecen informaciones de primera mano que nutren al Victoria, lo cual constituye una fortaleza en el propósito de este órgano de prensa de mantener la unidad del pueblo y contribuir a las transformaciones que los cubanos llevamos adelante para preservar la independencia y las conquistas de la Revolución.

Búzon del lector Isla de la Juventud Opinión
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

One Reply to “Soluciones y respuestas más convincentes

  1. Mayra.Antes esta situación ya muy común en algunos centros de trabajo me decidí a indagar sobre lo siguiente y deseo compartir este tema con usted. Disponemos en los contratos de trabajo según nomenclador de cargos de las funciones generales que debe cumplirse al asumir este, pero existe la coletilla en todo contrato de que se ” se cumplirán otras tareas que se le asignen” y ahí entran además las funciones específicas que le apunta la administración. Pero yo pregunto.
    ¿ Si en una empresa no están ocupados uno o varios cargos en un área determinada. Es obligación de un trabajador o incluso un directivo realizar dichas funciones aún cuando no son ni similares ni afines a la labor por la que fue contratado o se le paga. Y en el caso del directivo, como está al frente no se pueden dejar de hacer las cosas y tiene entonces que trabajar 10 o 11 horas para que se cumpla el mandato superior y asumir además de sus funciones de dirección la de varios cargos que no tenga cubierto. Vaya estrés total.
    Hasta que punto se le puede exigir a un trabajador para que realice las funciones de otro cargo. Solo por el hecho de que no se ha logrado gestionar el capital humano para poder cubrir dichas plazas. Y no tiene nada que ver con variables como: aprovechamiento de la jornada o falta de fondo de tiempo. Sencillamente no hay nadie ocupando la plaza y alguien tiene que hacerlo.
    En las organizaciones empresariales ya es normal que se asuman estas tareas apelando al sentido de pertenencia o la necesidad de preservar la plaza porque eso garantiza la estabilidad económica familiar, pero no deja de constituir una enorme carga de trabajo para el trabajador o el directivo en cuestión. Agradecería conocer si existe alguna norma legal que imponga está medida o la desapruebe.
    Atento a sus consideraciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *