FONDO CUBANO DE BIENES CULTURALES

Solidaridad de creadores

Es ahora otro tipo de amor el que ponen las manos laboriosas a la tarea diaria, es ese que brota de la solidaridad, de hacer el bien y de ayudar a todos. El repiquetear de las máquinas de coser es constante en los grupos de creación Mercy y Bibijagua; la encomienda: una sola, la confección de nasobucos para los pineros.

Los artífices del Municipio del área textil que comercializan a través de la filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) dan su aporte en la lucha contra el nuevo coronavirus.

Zaida Leyva, está satisfecha con la respuesta de los creadores. Foto: Yesmanis Vega Ávalo

Zaida Leyva, su directora, comenta: “Desde el 16 de marzo damos respuesta al llamado del país. Enseguida se acercaron los creadores para ver cómo podían ayudar y alrededor de 12 se sumaron a donar el dinero para comprar las telas y el hilo”.

Hasta este miércoles ascendían a 2 150 los nasobucos confeccionados. Ya son muchos los favorecidos con las donaciones, entre ellos, los alumnos y profesores de la enseñanza Artística, el Minint, Taxi Cuba, Divep, la Contraloría, el Gobierno, la dirección del Partido, Seguridad y Protección, Cupet, TRD, trabajadores del Fondo. Además, Salud Pública para las pesquisas; Educación, sector al que priorizaron a los pequeños de la Casa sin Amparo Familiar y luego a los de la escuela especial José Martí y círculos infantiles.

“Tenemos unos 500 más en producción y nuestra intención ahora
–añade Zaida– es llegar a los casos sociales del Municipio para lo que trabajamos en coordinación con el Departamento de Atención a la Población, del Gobierno, lugar que me toca de cerca porque por diez años atendí esa tarea allí”.

En el grupo de creación Mercy no hay tiempo para el descanso, ahora ayudar al pueblo es la prioridad. Foto: Yesmanis Vega Ávalo

Unas 12 personas integran los grupos de creación. En el Bibijagua, Ernesto Pérez, junto a su personal, de ocho de la mañana a cinco de la tarde hasta los sábados dan su contribución. Mientras que en el Mercy, como hormiguitas laboriosas, sus trabajadoras andan en un constante ir y venir en la casa de Mercedes Suárez.

Los trabajadores de Bibijagua contribuyen desde la constancia. Foto: Yesmanis Vega Ávalo 

 

Mercedes Suárez (Mercy), expresa la disposición de su grupo. Foto: Yesmanis Vega Ávalo

“Hace cinco años tengo el taller y hacemos de todo, ropa de presencia, uniformes para las empresas, medios de protección
–expresa Mercedes–; en este período solo nasobucos. Hemos sobrepasado los 1 000, no tengo la cifra exacta porque vamos elaborando y les regalamos también a vecinos, amistades…

“Lo hacemos porque somos cubanos y es este el paso al frente que tenemos que dar todos, es nuestra respuesta; no sabemos qué más daremos porque si esta situación continúa y tenemos que hacer mayores sacrificios, los haremos”.

 

COVID-19 Isla de la Juventud Cultura Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez
Yojamna Sánchez

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *