SNB 59: Freddy Asiel lanza el segundo “No hit no run” de su carrera

Con una tranquilidad pasmosa, el lanzador villaclareño Freddy Asiel Álvarez protagonizó hoy una colosal actuación al lograr el juego sin hit ni carrera número 57 en la historia de las Series Nacionales del béisbol cubano. Foto: Foto: Carlos Rodríguez Torres.

“El montero de Sierra Morena” se llevó el protagonismo de la jornada al dejar sin hit ni carreras en siete entradas a los maltrechos Indios Guantanameros, en el primer partido del doble choque entre ambos conjuntos.

De esta manera, se convierte en el cuarto lanzador que lo logra dos veces en su carrera, detrás de Aquino Abreu, Rogelio Garcia, y Maels Rodriguez, este último protagonista del único juego perfecto en nuestros campeonatos domésticos. El supersónico Juan Pérez Pérez lo logró en tres ocasiones.

En el partido mañanero, su tropa naranja disparó nueve imparables y anotó tres veces para asegurarle su primer triunfo de la contienda.

Por tercera ocasión, el habanero Walter Pacheco disparó un bambinazo y el otro capitalino, Raúl Reyes, remolcó las otras dos anotaciones.

En el choque, un solo hombre le llegó a primera base a Freddy Asiel por boleto y una sola conexión rival viajó hacia los jardines.

A segunda hora, los Leopardos azucareros completaron la barrida con pizarra final de 5-3, desafío donde el antesalista Duviel Zamora se vistió de jonronero y Yasmany Hernández lanzó cinco episodios con igual número de ponches para anotarse la victoria.

Robert Luis Delgado, empuñando como emergente en la novena entrada, se llevó las cercas en solitario en la causa perdida.

Un abordaje fue lo que hicieron los Piratas de la Isla en el 26 de julio para llevarse a casa el botín de la serie particular disparando 17 bombazos para dejar rendidos a los Cazadores de Artemisa 11-5.

El camarero Dainier Gálvez se prendió con el madero y sacó tres pelotas por encima de las cercas del jardín izquierdo y disparó un doblete produciendo cinco carreras para su tropa, llevándose además un pelotazo del relevista Michel Ortiz, impotente ante el desborde del isleño.

El veterano Luis Felipe Rivera también se llevó las cercas y el torpedero Aquimio Jiménez fletó un trio de tubeyes en el ataque ofensivo.

El éxito fue a la cuenta del ahora relevista Wilber Pérez (1.1 EL, 2H, 1CL, 1K, 1BB)

Los Gallos siguieron de fiesta en su ruedo afianzándose en la primera posición de la tabla y terminaron de exterminar a las Avispas de Santiago por tercer día consecutivo, esta vez con marcador final de 5-0, en un choque donde Yamichel Pérez volvió a tener otra salida de calidad y se anotó el triunfo.

El zurdo, no permitió sustitutos y trabajó los nueve capítulos tolerando cinco imparables y ponchando a tres rivales para conseguir su segunda victoria de la temporada.

Los tres primeros en la alineación: Rodoleisi Moreno, Yoandy Baguet, y Yunier Mendoza, ligaron un par de indiscutibles per cápita y Geyser Cepeda con uno, remolcó a dos compañeros.

Alberto Bicet salió derrotado después de trabajar 7.2 entradas y permitir todas las carreras rivales, cuatro de ellas limpias a sus records.

De fiesta estuvo la fanaticada del 5 de septiembre al ver a sus Elefantes cienfuegueros derrotar 6-4 a los azules de Industriales para inclinar la serie a su favor, en un choque donde César Prieto hizo de las suyas y Raicol Suárez se lució en el montículo.

Suarez, mantuvo en un puño a sus rivales durante ocho episodios liquidando por la vía del ponche al mismo número de rivales mientras toleraba cuatro incogibles para lograr su primera victoria de la temporada.

Prieto, con un sencillo y un triple en cuatro turnos, remolcó la mitad de las carreras de su equipo.

Héctor Ponce se llevó la derrota a sus records trabajando cinco capítulos y permitiendo tres anotaciones, dos de ellas sucias.

Por los Leones, Wilfredo Aroche, Lisbán Correa, y Yordanis Samón conectaron un hit y un doble cada uno.

No pudo Lázaro Blanco guiar por buen camino a sus Alazanes de Granma y los Leñadores tuneros los emboscaron para salvar la honrilla en la serie con marcador final de 7-2.

El “caballo Blanco” se fue a los establos luego de cuatro episodios para el olvido, donde regaló cuatro bases por bolas, permitió nueve imparables y aceptó cinco carreras, una de ellas sucia, para encajar su primera derrota de la justa.

José Armando Peña logró el triunfo lanzando dos tercios de juego donde le marcaron una rayita limpia mientras permitía ocho hits y ponchaba a dos rivales.

Jorge Johnson tuvo en sus manos el hacha más productiva al compilar de 5-3 con un doble incluido y tres remolques.

Los Tigres de Ciego de Ávila, apoyados en un cuadrangular de Abdel Civil y en tres cohetes per cápita de Yoelkis Baró y Ariel Benavides; derrotaron 6-4 a los Vegueros de Pinar del Rio para dominar la subserie entre ambos.

Dachel Duquesne se convirtió en el primer lanzador en arribar a tres victorias en el campeonato, aguantando como pudo 8.2 capítulos mientras le pegaban 12 incogibles y ponchaba a ocho adversarios.

Yorlian Rodriguez salvó el partido retirando a Donald Duarte en rolata a segunda cuando las huestes de Alfonso Urquiola amenazaban con incendiar el marcador.

Juan Carlos Arencibia con tres sencillos y un doble, y William Saavedra con tres hits, destacaron a la ofensiva por los perdedores.

Por último, los Huracanes de Mayabeque se llevaron la serie particular ante los Cocodrilos matanceros al dividir honores en el doble choque de la jornada.

En el primer duelo, ante apenas 122 testigos reunidos en el estadio Tomás del Calvo de Quivicán, los yumurinos los arrollaron 10-3, con ofensiva de 16 cañonazos, dándole continuidad al juego suspendido de la fecha anterior.

El máscara Andrys Pérez (3-3) y Eduardo Blanco (5-2) remolcaron cada uno tres carreras y Ariel Sánchez pegó un par de dobles en cuatro turnos con dos impulsadas.

Por los derrotados, el cuarto hombre en la tanda, Yasniel González, desapareció la pelota y Dariel Oliva ligó tres incogibles en cuatro oportunidades.

El desquite vino después cuando ambas escuadras se trasladaron al Nelson Fernández, ante una pobre concurrencia de 72 aficionados y los de casa vencieron 5-1, con trabajo monticular de Yadián Martínez.

Michael González fue el único anfitrión que pudo anotarse un par de imparables mientras que por los visitantes otra vez el jovencito de 18 años Andrys Pérez se fue perfecto al conectar de 3-3, enseñando credenciales.

El partido entre los Toros camagüeyanos y los Cachorros holguineros fue suspendido a causa de las inclemencias del tiempo.

Deporte
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *