Sin descuidos ante la nueva normalidad

Foto: Tomada de Internet

Ante el inminente paso a la nueva normalidad, a la que viene aparejada la reapertura de la transportación de pasajeros por vía marítima, autoridades del territorio instaron a mayor responsabilidad ciudadana en el cumplimento de las medidas higiénico sanitarias para minimizar los riesgos de propagación de la covid 19.

Según informó el director municipal de Salud Pública, Israel Velázquez Batista, en esta etapa se establecerá una modificación a los protocolos sanitarios que venían aplicándose, siendo el cese de los centros de aislamiento la más significativa.

“Para desplazarse desde y hacia el territorio estará como requisito indispensable la muestra del carné de vacunación, como constancia de haber sido inmunizados y, en casos excepcionales donde la persona no haya podido vacunarse, debe presentar un PCR negativo con 72 horas de validez.

“La población de la Isla es quizá una de las más susceptibles del país, pues al haber podido lograr un mejor control de la epidemia, un elevado número de personas no han sido expuestas a ella y eso obliga a incrementar los requisitos para evitar la entrada de infectados, que sabemos que es posible que ocurra”, dijo.

Seguirán vigentes –explicó– el uso correcto del nasobuco y sustancias desinfectantes, así como los pasos podálicos y la prohibición de acceder a barco con sintomatología presuntiva de la enfermedad.

“Una de las estrategias del Municipio a partir de esta apertura de la transportación masiva será la realización –de forma aleatoria– de estudios de PCR y test de antígeno a entre un diez y un 20 por ciento de viajeros, quienes tendrán que cumplir con aislamiento en el hogar hasta conocer el resultado”.

Es significativo el rol no solo del personal de Salud, sino también el de las organizaciones de masa como los CDR y la FMC, así como de los grupos comunitarios para el enfrentamiento de la covid creados en el escenario complejo del territorio meses atrás.

La pesquisa activa continuará y se prevé, según el especialista, aplicar una dosis de refuerzo, en un primer momento a grupos vulnerables como trabajadores de la Salud, el Turismo, transporte y más adelante al resto.

Velázquez Batista recalcó que la nueva normalidad no significa que, de ser necesario, se apliquen medidas drásticas como el aislamiento o cuarentena en concentrada trasmisión. La covid 19 sigue siendo altamente contagiosa y peligrosa, pero hay que aprender a convivir con ella y, si bien las vacunas cubanas son de probada calidad, por sí solas no evitan el contagio.

Tener cerca de un 75 por ciento de la población pinera con el esquema de vacunación completado nos pone en una posición ventajosa ante el virus, mas el autocuidado y la responsabilidad continúan siendo las primeras barreras frente a la pandemia.

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud Salud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *