Siempre es 26 en la Isla

Foto: Yoandris Delgado Matos

En la Isla de la Juventud siempre es 26 porque aquí se festeja de doble manera, así lo quiso la rica historia que abraza este terruño forjada por hombres valerosos como aquellos que el 26 de julio de 1896 desafiaron a la representación del gobierno español aquí para capturar al Gobernador Militar José Bérriz y unirse a las tropas de Antonio Maceo en el occidente de la Isla grande y los que 57 años después no dejaron morir las ideas del apóstol en el año de su centenario, y asaltaron los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

Como caracterizan las tradiciones de lucha del pueblo, los pineros tomaron este otro 26 de julio, una vez más, las calles para rendir tributo al primer mártir pinero, Bruno Hernández Blanco, y demás participantes en el histórico alzamiento armado de Nueva Gerona, el cual la historia demostró que no fue un hecho aislado, sino parte de la lucha independentista de los cubanos.

Foto: Yoandris Delgado Matos

En el aniversario 125 de esa trascendental gesta, como en aquella oportunidad, llegaron los compatriotas montados a caballo y en marcha unida hasta el Paseo Martí esquina 26, para alzar sus voces y homenajear al mártir local justo donde cayera hace 125 años.

La máxima dirección del Municipio, encabezada por Zunilda García Garcés, miembro del Comité Central del Partido y su primera secretaria aquí, y Liván Fuentes Álvarez, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular, lideró la tradicional peregrinación por calle 41 y 39-A hasta el obelisco de mármol gris erigido en memoria a Bruno Hernández Blanco en la necrópolis de la ciudad.

García Garcés junto al coronel (retirado) Edel Pérez Rodríguez, presidente de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana en la Isla, depositaron una ofrenda floral en el monumento donde minutos después se escuchó la voz de las nuevas generaciones, reafirmando el compromiso de salvaguardar la Revolución y sus conquistas.

Aunque la insurrección no logró el propósito concebido por los patriotas, sí marcó la formación de la nacionalidad cubana de los naturales de esta tierra, cuyo vínculo con las tradiciones de lucha de los deportados políticos de toda Cuba, constituyó el factor que acabó de delinear el orgullo de ser cubanos de los pineros bajo el ideal independentista.

Foto: Yoandris Delgado Matos
Foto: Yoandris Delgado Matos

 

 

 

 

 

Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *