Siempre amigo, historiador…Leal (+ Fotos)

Foto: Yesmani Vega Ávalos

Sábanas blancas se cuelgan en balcones habaneros en honor a la pureza de su alma, en el Palacio de los Capitanes Generales yacen ofrendas florales; toda Cuba siente la partida del revolucionario cabal, al igual que los pineros acuden hasta el Museo Municipal a rendirle tributo al amigo Leal.

Hasta este lugar cargado de historia acuden mujeres, hombres, jóvenes y niños a dejar en el libro de condolencias expresiones de admiración y respeto por Eusebio Leal Spengler, el hombre sencillo que gustaba vestir de gris y defensor de la historia de Cuba y Universal; así como de la cultura y el patrimonio.

Foto: Yesmani Vega Ávalos

No faltaron en plasmar sus profundos sentimientos Zunilda García Garcés y Liván Fuentes Álvarez, presidenta y vicepresidente del Consejo de Defensa Municipal, respectivamente, como tampoco las sentidas palabras del historiador Roberto Únger, quien puntualizó:

“Eusebio era ya, y cada día por venir lo seguirá siendo, un ejemplo de lo que debe ser un historiador de la Cuba revolucionaria: un hombre de vasta erudición que no se regodea en su cultura, sino que la pone al servicio del pueblo y al engrandecimiento de la humanidad toda.

“Recibió, muy merecidamente, infinidad de honores y distinciones, entre ellos el Premio Nacional de Historia, pero ningún reconocimiento lo deslumbró, nada hizo que se perdiera en él la modestia, la sonrisa, la amabilidad y los exquisitos modales que lo acompañaron hasta el último minuto. Partió hacia la inmortalidad con la satisfacción del que cumple su deber sin poses ni alardes”.

Cada rincón de la nación le debe sus desvelos para que al menos las principales ciudades tuviesen una oficina para conservar la memoria local porque sabía cuánto significa atesorarla, sobre todo para las nuevas generaciones que junto a los pobladores de este terruño festejará en diciembre el 190 cumpleaños de Nueva Gerona.

Ahora caminar La Habana no será igual sin él, pero lo encontraremos en cada capitel, monumento, ánfora, plaza vieja, calle adoquinada de la capital, a esa a la que como ningún otro, ayudó a convertirse en Ciudad Maravilla.

Foto: Yesmani Vega Ávalos
Foto: Karelia Álvarez Rosell
Foto: Karelia Álvarez Rosell

 

Isla de la Juventud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *