Siembra de corazón en La Fe

Trajo unos 4 000 cujes de marabú, escogidos entre los rectos y con más de metro y medio de largo, para cercar sus 375 metros cuadrados de parcela. Mucho marabuzal espinoso hay que zapatear para el acopio de semejante carga, y muchos viajes para traerla hasta su destino definitivo.

Foto: Wiltse Javier Peña Hijuelos

Comenzó el 1ro. de octubre de 2020 –detrás del organopónico La Cascada, río por medio; en La Fe– quitando los escombros y la basura acumulada en años, sobre una tierra perdigonera y endurecida; la menos indicada para los cultivos de hortalizas que se proponía lograr.

“Fue por el llamado de nuestro presidente Miguel Díaz-Canel a sembrar cualquier pedacito disponible, ya que el país lo necesita. Hice los canteros, a razón de 14 vagones de tierra cada uno; trayéndola desde bastante lejos. La mezclaba con abonos orgánicos y ya puede ver los resultados”.

Foto: Wiltse Javier Peña Hijuelos

Allí tiene en producción 250 matas de plátanos con un vigor tremendo y ha logrado varias cosechas de lechuga, acelga, pepino, ají, entre otras.

A este predio le ha puesto un nombre jocoso: La parcela del sazón y aunque es una verdadera joya de la agricultura urbana, solo los amigos de la corresponsalía santafeseña de Islavisión remarcaron su relevancia.

Ahora lo hacemos nosotros, porque como él mismo dijera: “Todo aquel que pueda ayudar a nuestra Revolución que lo haga y siembre su pedacito. No importan las adversidades, cultive de corazón y todos saldremos adelante. Al final, solo importan quienes hacen algo por los demás”.

¿Su nombre? Juan Justo Pérez Moreno, el bicitaxero. Se levanta a las cinco de la mañana, atiende a su parcela y a las ocho sale a pedalear su vehículo porque –según él– lo de la parcela no es trabajo, es… otra cosa.

Otros artículos del autor:

Cultiva tu pedacito Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *