Sí se puede acelerar el desarrollo

Diego1

Por Diego Rodríguez Molina

Han pasado varios días y los pineros continúan hablando con satisfacción lo tratado durante la última reunión ampliada del Consejo de Ministros, y de manera especial lo referido por el Presidente cubano, General de Ejército Raúl Castro Ruz, sobre el desarrollo del territorio.

Muchos son los pineros que todavía hablan con satisfacción del tratamiento brindado al Municipio Especial en la última reunión ampliada del Consejo de Ministros

Han pasado varios días y los pineros continúan hablando con satisfacción lo tratado durante la última reunión ampliada del Consejo de Ministros, y de manera especial lo referido por el Presidente cubano, General de Ejército Raúl Castro Ruz, sobre el desarrollo del territorio.

Según señala la información de Granma en esa ocasión  “se decidió posponer el paso a las nuevas estructuras para el año 2014 –para el perfeccionamiento del Consejo de la Administración Municipal a partir de las experiencias iniciadas en Mayabeque y Artemisa– y así compatibilizar esta acción con los resultados del trabajo en marcha, a fin de acelerar el desarrollo económico-productivo de la Isla.

“Sobre ese tema el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros valoró que es necesario continuar estudiando de forma independiente las decisiones que se tomen con la Isla de la Juventud y, sobre todo, definir cómo lograr que su desarrollo económico sea sostenible y realista”, precisa la referida información.

Y esas prioridades de acelerar el desarrollo local y lograr que este sea sostenible y realista las aprecia el pueblo en su amplio debate emanado de su madurez política y compromiso con las transformaciones actuales, que marcan el camino a seguir.

Y más que hablar del asunto y compartir con agrado la preocupación de los más altos niveles de dirección del país por el Municipio Especial, en el espontáneo intercambio sobresale el acicate de esas precisiones y deferencia, las cuales devienen a la vez que motivaciones, líneas a tener en cuenta en las acciones cotidianas para cumplir en cada colectivo los planes de producción y servicios, así como el presupuesto previsto para el año, a la par de una mayor búsqueda de las potencialidades internas.

Por eso se hace inaplazable el llamado de Raúl a trabajar con integralidad ante cada problema, estudiar y preparar con rigor las inversiones, cuyo peso será mayor en el territorio este año en aras de priorizar la producción de alimentos, disminuir las importaciones e incrementar las exportaciones.

Un amigo me comentaba la constante preocupación de Raúl por la Isla y me recordaba la vigencia de sus palabras aquí por el Día de la Rebeldía Nacional en 1994, uno de los años más adversos de cinco décadas, en pleno período especial y recrudecido bloqueo yanqui.

Y cuando las carencias empezaron a sembrar en algunos el desaliento, el General de Ejército dejó claro el camino y la confianza infinita en el pueblo: “Allí donde este objetivo se enfrenta con decisión e iniciativa, allí donde los cuadros saben impregnar en todo el pueblo la convicción de que SÍ SE PUEDE, se avanza en el mejoramiento de la situación alimentaria, paso a paso, pero firmemente, consolidando lo logrado y manteniendo el rumbo hacia delante”.

Con ese espíritu debemos andar los pineros en la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución para no solo acelerar la marcha, sino también garantizar la autosuficiencia alimentaria, restituir a la nación los cuantiosos recursos invertidos y aportar más en todos los frentes.

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

{loadposition tabfinal}