Señora de las nueve décadas

Foto: Melissa Mavis Villar De Bardet (*)

Con 92 años, satisfecha de aprovecharlos al máximo, Agustina Rives Rives, madre de nueve hijos, ha permanecido en silencio ante las interrogantes sobre su vida. Esta pinera es una de las cinco fundadoras de la Federación de Mujeres Cubanas en el poblado Santa Bárbara, actual consejo popular La Demajagua.

Sencilla, presumida, risueña y organizada, no son los únicos atributos para describirla. “Soy revolucionaria y fidelista de corazón”, alega con franqueza, quien recibió de manos de Fidel la propiedad de sus tierras, el 22 de julio de 1960, con la Primera Ley de Reforma Agraria.

Agustina no ha visto pasar los años. “Me siento con más energía,solo algunos mareos por la cervical, pero nada importante”, afirma.

“Sin pelos en la lengua” como se dice, ella aceptó compartir sus experiencias sobre su vida sexual activa, a pesar de los estereotipos.

–¿Prefiere una señora de su edad, estar sola o acompañada?

Estar acompañada, la soledad no me gusta. Fui viuda, me casé cuatro veces y volvería a hacerlo. Me siento contenta así; estuve solita mucho tiempo y la depresión se apoderó de mí. Mis hijos tratan de hacerme compañía; pero yo prefiero estar en mi casa con alguien.

–¿Qué cualidades debe tener un hombre para llamar su atención?

Debe ser en primer lugar revolucionario ¡Si no, no puede estar conmigo!, además de ser cariñoso, fiel, atento, trabajador y solidario.

–¿Vive con su pareja?

Vivimos juntos hace tres años. Rodriguito, como yo le digo, también es mayor, tiene 89 años y estaba solito en su casa. Al principio me hacía la dura, pero él me convenció, me habló de tener relación y acompañarnos y me decidí.

–¿Qué le atrajo de su pareja?

Él me enamoró. Es muy atento, cariñoso, tranquilo y lo más importante ¡fidelista como yo! Además, no sale de la casa y me alivia, porque soy un poquito celosa.

–¿Para usted qué significa la compañía de Rodrigo?

En estos momentos él significa mucho; es mi mayor compañía. Se ha ganado la confianza de mis hijos, me cuida y nos ayudamos. Nos entendemos muy bien y me siento segura cuando estoy a su lado.

–Se tienen falsas creencias sobre la sexualidad en la tercera edad ¿Cree usted que los adultos mayores conservan sus capacidades fisiológicas para conductas sexuales?

¡Cómo no!… no veo la edad como limitante para amar o sentir placer.

–¿Mantiene una vida sexual activa?

¡Sí!… a pesar de mis años, mis sentimientos siguen vivos.

–¿Entonces, el adulto mayor no está excluido de sentir placer?

Para nada, ¿qué es eso?, la edad es solo un número y no está relacionada con el sentir de uno. Yo a mi edad aún siento placer con mi esposo.

–¿Qué le gusta hacer en pareja?

Vamos juntos a visitar a la familia, salimos a fiestas, me gusta bailar y ver el  programa Palmas y cañas.

–Algunas personas censuran la relación de pareja en adultos mayores ¿Ha sido criticada por rehacer su vida matrimonial?

Sí, algunas me han criticado, pero he seguido adelante y cuento con apoyo de mis hijos. Ellos hicieron su vida y los veo menos preocupados, porque no estoy sola.

–No todos piensan como Agustina, hay personas de su edad que se limitan a una pareja por miedo a ser discriminadas ¿Se considera adelantada por romper con esas barreras?

Quizá, pero soy una anciana decidida, capaz de expresar sin miedo mis sentimientos a pesar de los comentarios mal intencionados.

–¿Qué mensaje les daría a quienes han escogido quedarse solos?

Primeramente, no deberían perder tiempo, quedarse solo no es sano y espero que entiendan mi mensaje. A mi entender la vida es una y debemos disfrutarla hasta el último minuto.

(*) Estudiante de Periodismo

Entrevistas Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *