Ruidos de la 6

Foto: Archivo

Ruido, mucho ruido genera la 6, como se le conoce a la Resolución que pretende corregir los errores de la 17 del propio Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), acerca de las formas y sistemas de pago.

En el sector del Comercio, la Gastronomía y los Servicios, por ejemplo, a algunos les va de maravillas, pues sus bolsillos se sienten favorecidos cada mes cuando llega el cobro, mientras otros no cesan de lamentarse porque la cuenta no les acaba de dar.

Las disímiles inquietudes que genera la normativa propiciaron una capacitación en el área recreativa Tropisla, a la cual acudieron no solo trabajadores sino también administradores e integrantes de las áreas económicas, recursos humanos y contables de diversas unidades, así como dirigentes sindicales.

En ese ámbito fue evidente el desconocimiento que todavía subsiste en tal sentido, lo cual constituye una de las razones fundamentales que generan su incorrecta aplicación en ramas muy vinculadas a la satisfacción de los consumidores.

Por tal motivo Julio Acosta, miembro del secretariado nacional del Sindicato de los Trabajadores del Comercio, la Gastronomía y los Servicios, luego de corroborar lo anterior fue muy claro al decir que si una empresa no tiene una buena situación financiera, entonces no puede aplicar el pago por resultados.

Esta norma, al igual que la anterior ya derogada, contempla como principio inalterable que el salario se autofinancia por la entidad, encargada de formarlo a partir del nivel de cumplimiento de indicadores directivos, tales como las ventas totales o las utilidades y en particular el llevado y traído valor agregado bruto.

Al respecto se explicaba cómo no pocos establecimientos se acogían a la posición más cómoda, al ofertar el pollo frito y no aprovechar cada una de las opciones que el producto admite; ello, sin duda, no solo interfiere en un mejor rendimiento sino también en la variedad de ofertas y de ganancias.

Preguntas… ¿cómo se forma y distribuye el salario?, ¿por qué el mismo pago para los trabajadores si no todos laboran con igual calidad y eficiencia?, ¿lleva o no evaluación del desempeño?, ¿de qué manera se conforman los indicadores?… aún provocan preocupaciones.

Urge entonces una superior capacitación del personal involucrado, pero también constituye una urgencia que los directivos y las administraciones gestionen las materias primas para que los planes y el pago a los trabajadores no se vean más en aprietos.

Mucha tela por donde cortar tiene el asunto y habrá que ampliar el conocimiento en torno a la seis con vistas a disminuir los ruidos, esos que hoy crean brechas entre el salario, el obrero y el cliente, quien no tiene por qué pagar los platos rotos.

Descargue en PDF (367 KB): La Resolución No. 6

 

Opinion Otras de la Isla de la Juventud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *