Responsabilidad con el desarrollo

El autoabastecimiento en el tomate es uno de los resultados
Foto: Yesmani Vega Ávalos

La Isla de la Juventud, junto con otros municipios del país, fue pionera en la conformación de su Plan de Desarrollo Integral (PDI), con el cual se persigue el desarrollo socioeconómico territorial a corto, mediano y largo plazos. A más de un quinquenio de la experiencia, los resultados son alentadores, sobre todo en el aumento de la capacidad de autoabastecimiento, como ha ocurrido en los últimos años con las producciones de frijol, tomate y huevo, así como en inversiones.

Pero condiciones subjetivas y objetivas entorpecen la oportuna concreción de lo planificado, vinculadas a la entrada al territorio de insumos y equipamiento por vía marítima y las insuficiencias de directivos para cumplir los planes, tareas medibles y los encargos previstos.

Es preciso rectificar errores y tendencias que pudieran mutilar el resultado final de lo aprobado para el territorio, más si se tiene en cuenta la difícil situación financiera actual, y que el Plan de la Economía 2019 no contempla reservas físicas para derrochadores e irresponsables.

A propósito del PDI, intercambio con el profesor universitario Ramón Enrique Ledesma Céspedes, presidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC) aquí.

¿Cómo define el Plan de Desarrollo Integral que aplica el municipio?

El Plan es un instrumento de dirección que traza el rumbo del desarrollo por etapas. Fue aprobado en el 2012 y actualizado tres años después. Está enfocado en aprovechar las potencialidades territoriales, nuestros recursos endógenos. De manera objetiva persigue el autoabastecimiento, la generación de empleos y la mejora de la calidad de vida de los pineros.

Comenzó con los programas asociados al turismo, la agricultura, las construcciones y el transporte, lo que permitiría generar el suficiente capital para emprender obras de carácter social, de ahí que luego se incorporaran sectores como Salud Pública, Educación, Deportes y Cultura, con gran impacto en la satisfacción y superación personal.

¿Qué potencialidades tiene la Isla para ser aprovechadas?

A pesar de haberse diagnosticado inicialmente nuestros suelos como poco fértiles para renglones agrícolas de alta demanda, nuestra mayor reserva se encuentra en la producción citrícola, actualmente fomentada.

En el sector minero, existen yacimiento aún no explotados y que constituyen materias primas valiosas, como la mica, cianita y wolframio.

También, una gran potencialidad es la capacidad cognoscitiva, el alto nivel técnico y cultural de los trabajadores que, bien direccionados, pueden conllevar a grandes resultados.

A pesar de eso, mucho de ese conocimiento se “engaveta” o queda solo para las aulas universitarias. En ellas tenemos buenas tesis de maestrías y doctorados, que adecuándolas con inteligencia pueden ser útiles.

Entonces, ¿qué relación debiera existir entre la Universidad y las entidades involucradas?

Como dijo el presidente Miguel Díaz-Canel en una sesión del Consejo de Ministros, debe existir un vínculo entre las entidades y las universidades del país. Es necesario dirigir desde la ciencia, utilizando procedimientos y metodologías. Los centros de la Educación Superior son pilares de la investigación al servicio de la sociedad y para avanzar sobre bases sólidas hay que recurrir a ellos.

No obstante, la Universidad debe también dar a conocer sus fortalezas. Contamos con una Facultad de Ciencias Técnicas que puede apoyar más al PDI en el desarrollo agropecuario, en la automatización de procesos y desarrollo de software. Necesitamos aprovechar experiencias positivas como la participación de la carrera de Derecho en los procesos eleccionarios y de rendición de cuentas de los delegados del Poder Popular ante sus electores e insertar a los estudiantes con tesis de pre y postgrado en los principales sectores, para así afianzarlos.

Acompañar desde la ciencia, pero sin pensar que nos lo sabemos todo, pues en los puestos de trabajo hay mucha experiencia acumulada y es preciso ese vínculo entre teoría y praxis.

“La economía pinera debe regirse por el PDI” aseveró Ledesma
Foto: Yesmani Vega Ávalos

¿Cuál es su valoración de lo alcanzado hasta ahora?

De manera general es positiva, pues se ha triplicado y cuadriplicado los resultados de los renglones antes de iniciado el PDI. Nos ha dado una visión acerca del abastecimiento y cómo fomentar mayores producciones en la agricultura, la pesca, la industria alimentaria.

No obstante, es necesario mayor seriedad en su implementación, porque no es concebible la desconexión entre este y el Plan de la Economía de las entidades, lo cual se ejemplifica cuando se cumplen indicadores con menos de un 50 por ciento. La vida económica de la Isla de la Juventud  debe regirse por esta herramienta de la planificación.

Considero, además, que no solo debe medirse la eficiencia desde lo físico, desde lo estadístico, debemos analizar los resultados con indicadores integrales, para así evaluar el aporte real de los trabajadores y la correspondencia entre los recursos entregados para la inversión y la obra terminada.

Las formas de control requieren cambiarse, en aras de mayor concordancia entre el esfuerzo del Estado, las producciones y la satisfacción de la población al percibir el servicio u obtener el producto.

(Infografía) ALGUNOS DATOS ECONÓMICOS DEL 2018

  • Las ventas netas de bienes y servicios ascienden a 778 millones 867 mil 200 pesos, sobrecumplidas en un dos por ciento.
  • Fue garantizada con sistematicidad la entrega de la canasta familiar, dietas médicas, y lo normado para niños de 0–13 años y para mayores de 65.
  • La Empresa Eléctrica rehabilitó 23 km líneas para un 100 por ciento de lo previsto en cambios de calibres y reposición de neutros.
  • Aumenta la telefonía básica, con lo cual se benefician Pueblo Nuevo, Patria, La Demajagua, Abel Santamaría, entre otras localidades.
  • La ganadería incumple la entrega de 832,7 toneladas de carne de cerdo, debido al déficit de alimento (pienso) que afectó el peso promedio.
  • La pesca de langosta se incumple en 23,9 toneladas por la poca manifestación de la especie.
Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *