Remembranzas: la 14 en el corazón

Fotos: Karelia Álvarez Rosell

Desde hace varios años los fundadores de la ESBEC 14 de Junio, plantel educacional que marcó el desarrollo educacional en la Isla de la Juventud, se reúnen para avivar sueños, agradecerle a Fidel y evocar al Che

Nunca antes había venido y de verdad que estoy muy emocionada, experimento una mezcla de sentimientos al encontrarme con tantas amistades o compañeros de estudios que hacía antes no veía, imagínate, cada cual cogió su camino, algunos nos seguimos viendo, otros no…

Me cuenta Elena Delgado, exbecaria de la 14 de Junio, ese plantel insignia de este Municipio Especial de Cuba, con el cual se iniciaba en la entonces Isla de Pinos una verdadera revolución educacional, que con los años alcanzó carácter internacionalista al superarse aquí niños y adolescentes de más de 30 nacionalidades de Asia, África y América Latina.

Cuántos recuerdos llegan a mí, en estos momentos… espérate, mira a Viki, déjame saludarla… Retoma la conversación con el rostro compungido y los ojos cargados de lágrimas. Ya me habían contado cómo eran estos encuentros, pero en verdad hay que vivirlos.

Esos años en la 14 de Junio nos resultan inolvidables, éramos unos muchachitos que salíamos de nuestras casas a vincularnos con el estudio y el trabajo, al final terminamos todos siendo una gran familia.

Nos crecimos, aprendimos a ser más independientes, tenerle amor al estudio y al trabajo; teníamos profesores extraordinarios, exigentes, pero muy humanos, siempre prestos a darnos las mejores lecciones.

Elena no prefiere hablar, sale al encuentro de sus compañeros de aula, de escuela, de ese centro educacional que quiso Fidel para los estudiantes pineros y de otras provincias del país, del mundo; por eso desde hace varios años quienes la avivaron con su presencia en las aulas, encuentros deportivos y culturales, limpia de las plantaciones de cítricos en áreas aledañas; así como el recibimiento de visitantes de disímiles confines del orbe, se reúnen para las remembranzas.

Esta vez el encuentro tiene nuevas motivaciones: el 91 cumpleaños del querido y eterno Comandante en Jefe y el aniversario 50 de la muerte del Che, por ello inauguran una exposición en el Museo Municipal, con una recopilación de fotos de la inauguración del centro en junio de 1971 y de la vida de los alumnos en varios períodos lectivos.

Muchos sonríen al recordarse flacuchos, uniformados y con aquellos zapatos plásticos llamados “kicos”, que según conocí por el destacado artista de la plástica Antonio Lewis, el aglutinador de la fuerza, pasaron trabajo para encontrar un ejemplar, “pero felizmente apareció, tiene un gran valor para cada uno de nosotros, por las historias construidas a su alrededor, hasta quemábamos ese calzado plástico para que estuviera reluciente”.

La gente por la ciudad no cesa de preguntar quiénes son, ellos sonríen y prosiguen con sus historias. En la sede del Gobierno los actualizan acerca del Plan de Desarrollo Integral concebido para el terruño, ese que con el concurso de todos lo hará progresar.

Las imágenes del documental La Isla de las becas del realizador Carlos Valerino los hace retroceder en el tiempo, al punto de verse de nuevo desandando por los pasillos, los laboratorios, los albergues y en cuantas áreas permanecieron cargados de ilusiones.

En el centro recreativo Tropisla se arma el guateque, ahí se avivan todavía más los recuerdos, los abrazos, las sonrisas, el compromiso… Cada encuentro es así, con una sentida carga de emociones; hasta pretenden detener el tiempo para no separarse, seguir siendo estudiantes.

Pero saben que no es posible y cada cual debe continuar con su vida, su historia, donde la ESBEC 14 de Junio cobra un matiz diferente, por haberlos ayudado a crecer, soñar, volar.

 

 

 

 

 

 

Isla de la Juventud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

3 Replies to “Remembranzas: la 14 en el corazón

  1. Yo al igual que ustedes fui estudiante de 14 de Junio, mi escuela bella !!!, como la extraño jjjj, recuerdo su sitial historico con las fotos de nuestro Comandante, los chequeos de emulacion, las limpiezas que haciamos cuando todos iban a dormir para que la escuel al otro dia amaneciera limpia, las recogidas de toronja, las emulaciones entre albergues, y hasta los auto estudios jaja, recuerdo tambien a mi profesora Dania, tan paciente y dedicada, qué añoranza.
    Saludos

  2. Hablar de la 14 de Junio es volver a vivir en los tiempos que estudiamos alli, no fuimos fundadores pero vivimos momentos inolvidables, nuestros profesores eran profesionales muy bien preparados, nuestro director Emilio Mas Peña, ya fallecido, era un excelente director, recto pero se daba a querer, nos guio siempre por el buen camino, y hoy todos somos profesionales integrados a la sociedad y personas de bien.

    1. Así es Livia, yo también estudié en la 14 de Junio y tengo gratos recuerdos. Emilio fue mi director, lo recuerdo con cariño, al igual que a todos los profesores, muy buenos y todos, de alguna manera u otra, tuvieron que ver con nuestra formación. A cada rato recuerdo el docente, los estudios hasta en la madrugada para los exámenes, las competencias entre dormitorioa para ver cuál era el mejor, las actividades deportivas y de las culturales ni hablar, formaba parte del grupo danzario de la escuela y teníamos montado una estampa campesina, se la presentábamos a cuanta visita llegaba a la 14. Ahhhh y cuántos campos citrícolas limpiamos y cuánta totonja comimos…jajajaja qué añoranza. Gracias por su comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *