Regalo para una Isla siempre joven

Canciones de diversos géneros engalanaron la noche. Foto: Gerardo Mayet Cruz.

Una gala cultural en el aniversario 41 de haber sido proclamado el nombre de Isla de la Juventud fue el regalo a este terruño siempre joven.

A la cita asistieron autoridades del Partido y el Gobierno aquí, pineros y los 100 muchachos procedentes de la vecina Mayabeque que visitan por estos días el Municipio como parte de los intercambios de campamentos de verano, motivados por la novedosa iniciativa de la Unión de Jóvenes Comunistas, que también llevó a una representación local a esa provincia.

Un viaje hacia lo real maravilloso de esta ínsula de aborígenes, filibusteros, presos, rebeldes, coníferas y cotorras fue el encuentro en el cual vinieron –como un portal en el tiempo de la entonces Isla de Pinos– aquellas décadas del ’60 y ’70 del pasado siglo, cuando miles de mocetones de todo el país dejaron sus hogares para hacer de este un lugar próspero y digno de la Revolución.

Con los pinos de su nombre quedó atrás una época de despojos, desolación, abandono, cárcel, de burgueses vinculados a la mafia yanqui, entre otros males sepultados para siempre con el triunfo revolucionario de 1959.

Ahora con poesía, canciones, música, bailes tradicionales y superiores compromisos se agradeció a quienes dedicaron los mejores años de su vida a esta Isla que hoy se atreve a ser más productiva y solidaria, más pinera y cubana y más joven no solo de edad biológica.

El buen sucu suco y otros bailes tradicionales movieron a los presentes. Foto: Gerardo Mayet Cruz.
El buen sucu suco y otros bailes tradicionales movieron a los presentes. Foto: Gerardo Mayet Cruz.
Cultura Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Sociocultural en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *