Redescubrir una isla de ensueños

Acerca de la recuperación citrícola conocieron en el vivero de la Empresa Agroindustrial. Foto: Víctor Rivero Ferrat

Andan con pasos pausados, algunos se auxilian de bastones y lucen ese rostro que muestra las tiernas arrugas testigos del paso del tiempo y de la sapiencia.

Desde hace unos días varios han regresado a la isla, la de la desolación, las leyendas de corsarios y piratas, la de los mil nombres y quinientos asesinatos, la del Presidio Modelo…la de esos bisoños que luego de paso del ciclón Alma llegaron de diversas partes del país para hacerla crecer.

Muchos se dejaron cautivar con sus encantos y se quedaron, otros salieron tras nuevos sueños y responsabilidades. Ahora han vuelto para celebrar las cuatro décadas del nombre de Isla de la Juventud y cómo no hacerlo, si por ellos, jóvenes de entonces, dejó de llamarse Isla de Pinos.

En la sala teatral La Toronjita Dorada recibieron una actualización del Plan de Desarrollo Integral. Foto: Víctor Rivero Ferrat

Ahora están deslumbrados ante la sala teatral La Toronjita Dorada. No dejan de detenerse en el más mínimo detalle. José (Pepe) Pantoja Rodríguez, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en el territorio y destacado teatrero, les habla de un antes y un después de la terminación de esta obra resultado del esfuerzo del Partido, el Gobierno y Cultura, así como el Ministerio.

El vicepresidente de la Asamblea del Poder Popular Liván Fuentes Álvarez informa que junto a Armando Manresa, ex primer secretario del Partido; Roberto Ogando, Miguel Álvarez y Orestes Flores, ex presidentes del Poder Popular; así como Nieves Varona, quien fuera diputada y por muchos años directora del periódico Victoria, así como columnistas se encontraba Fernando González Llort, uno de los Cinco Héroes y presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos.

Ahí, en ese acogedor y moderno teatro, con capacidad para más de 100 personas, reciben una actualización del Plan de Desarrollo Integral, aprobado en el 2012 con el propósito garantizar el progreso de este Municipio Especial, muy lacerado durante los cruentos años del período especial y los embates de los eventos meteorológicos; así como generar fuentes de empleo.

Al respecto Arelys Casañola, máxima representante del Gobierno local, comentó acerca de las maquinarias recibidas para impulsar el programa agropecuario, en lo fundamental para el plan arrocero y otros cultivos estratégicos; así como el sector ganadero, muy lacerado, pero recodado por muchos de los presentes porque fueron ellos quienes construyeron disímiles de vaquerías por los campos pineros, de donde salió la recordista mundial Ubre Blanca.

Hizo alusión al proyecto de convertir varias escuelas en el campo, testigos de una revolución educacional, incluso, internacionalista por iniciativa del Comandante en Jefe Fidel, en comunidades agrícolas, donde familias conviven y contribuyen a la recuperación de un sector muy vinculado a la alimentación del pueblo.

Destacó los planes para el rescate frutícola, la modernización de la Empresa Agroindustrial, que ya dispone de una línea aséptica para un superior procesamiento de sus producciones, la modernización del Combinado Cárnico, el arribo de los ómnibus Diana con vista a aliviar la transportación de pasajeros y la fabricación de materiales para la construcción; así como de debilidades en las cuales todavía queda por hacer.

Se retiran de la sala teatro conmocionados por lo logrado y los retos. Con energías renovadas montan en las guaguas que los trasladan hasta el moderno vivero protegido de la Empresa Agroindustrial, ubicado en las cercanías de la sede universitaria Jesús Montané Oropesa.

Todos antes de entrar cumplen con las medidas sanitarias y fitosanitarias. Ya entre las casas de cultivo, esas que se erigen como “cuneros gigantes” para proteger a las posturas de los nefastos efectos del Cambio Climático se congregan alrededor del experimentado especialista Rafael López Perovane, quien saluda a  conocidos de la comitiva.

“Tenemos la responsabilidad –dice– de entregar una planta sana, certificada, con la calidad requerida para crecer bien en el terreno. Este vivero es vital para la recuperación citrícola, ya disponemos de dos Casas de Cultivo, de nueve, con más de 24 000 patrones de toronja blanca y roja.

“Este centro está llamado a convertirse en un aula anexa de la universidad para la formación de los nuevos profesionales”, concluye Rafael, quien intercambia con algunos de los partícipes del desarrollo citrícola en la Isla, que a finales de la década de los 80 logró acopiar una cifra superior a las 154 000 toneladas de cítricos, de ellas unas 120 000 para la exportación.

El sol arrecia y hace de las suyas en la mañana de este miércoles; sin embargo, los integrantes de la comitiva no muestran cansancio y avivan los deseos de actualizarse en cuanto el crecimiento económico y social del territorio.

CALMAR LA SED Y CONTINUAR TRAS LA LUZ

Una información detallada acerca del empleo de las fuentes de energías renovables recibieron en el tercer parque fotovoltaico construido en la Isla. Foto: Víctor Rivero Ferrat

Un alto en el camino se hizo para calmar la sed y degustar frutas y hortalizas salidas de los suelos pineros (mango, melón, plátano fruta, guayaba y hasta agua de coco), para luego llegar hasta el tercer parque fotovoltaico levantado en el territorio, con una capacidad de 2,4 MW.h.

Se ven pequeños entre aquel “panal” no precisamente de abejas laboriosas sino de paneles (9 600) que captan la luz solar para convertirla en esa energía limpia que ya penetra al sistema energético municipal.

René Alemán, director de la Empresa Eléctrica, les explica acerca de cuánto se ha hecho aquí, hace doce años cuando se inauguró el parque eólico Los Canarreos hasta la fecha, en cuanto al empleo de las fuentes de energías renovables, las cuales representan en la actualidad el 7 por ciento de la consumida en la localidad.

Desde entonces se han ahorrado 7 800 toneladas de combustible, cuyo precio se incrementa en el mercado internacional y dejado de emitir a la atmósfera unas 25 000 toneladas de Dióxido de Carbono.

Hasta la comunidad agrícola Roberto Orestes Moreno llegaron para departir con quienes residen y laboran en las áreas colindantes. Hubo quienes detuvieron la mirada en Fernando González, el también Héroe de la República de Cuba y por quien tanto clamaron para el regreso a la patria.

“¡Es él!”, exclamaron varios de los trabajadores. Y bastó la confirmación para los abrazos y estrechones de manos con quien desanduvo por los pasillos de la edificación cuando era un plantel educacional.

El Centro Tecnológico, ubicado en el céntrico Paseo Martí, fue otro de los lugares visitados y donde recibieron una información detallada de la antigua tienda La Violeta, devenida en una verdadera opción recreativa para la familia, en lo fundamental niños y jóvenes.

Y el recorrido por lugares de interés no pudo tener un mejor cierre que un encuentro con los vecinos de la circunscripción 5 de Micro 70, donde constataron el trabajo comunitario de la barriada y apreciaron el talento artístico; el cual concluyó con un cake gigante y la degustación de una caldosa bien cargada con sentimiento pinero.

Este pudo haber sido un viaje agotador, de hecho lo fue, pero con deseos de conocer más y de constatar que tanto desvelo, madrugadas, trabajo, alegrías… no había sido en vano, quedaron los jóvenes de entonces y de siempre, por quienes esta isla de ensueños y que cautiva todavía por su virginidad lleva por nombre: Isla de la Juventud.

Varios de los trabajadores de la comunidad, al percatarse de la presencia de Fernando González, uno de los Cinco Héroes, quisieron intercambiar con él. Foto: Karelia Álvarez Rosell
Columnistas que vinieron a reconstruir la Isla junto a trabajadores de la comunidad agrícola Roberto Orestes Moreno. Foto: Víctor Ribero Ferrat
De una tienda devenida en una verdadera opción recreativa para la familia les informaron en el Centro Tecnológico. Foto: Víctor Rivero Ferrat
40 Aniversario Proclamación Isla d ela Juventud Isla de la Juventud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *