Recuperar el zoológico, realidad posible

Foto: Yesmany Vega Ávalos

Creo hablar en nombre de todos los pineros cuando digo que se añora tener de vuelta un parque zoológico. El Julio Antonio Mella, hace casi dos décadas fungía no solo como un puente entre hombre y naturaleza, sino también como anfitrión de eventos relacionados con el cuidado y protección del medio ambiente; sin embargo, hasta hace un mes aproximadamente, su realidad era la de un terreno casi baldío donde aun encontraban refugio un cocodrilo, algunas iguanas, cuatro monos y un león.

Para regocijo del pueblo el grupo de creación artística municipal Unimagen decidió asumir la tarea de revertir esta situación y para conocer detalles acerca de su accionar el Victoria conversó con su coordinador Jeal Quintero Cabrera.

Jeal Quintero Cabrera, coordinador del grupo de creación Unimagen. Foto: Yesmany Vega Ávalos

“Unimagen no es más que la unión de jóvenes artistas locales -de la plástica sobre todo- que trabajamos a través del Fondo Cubano de Bienes Culturales y que un buen día, en medio de una conversación nos dimos cuenta que como muchos, teníamos la necesidad de recuperar espacios para el sano esparcimiento de nuestros hijos como un día lo fue el zoológico para nosotros, pues para nadie es un secreto que en el Municipio propuestas como esta escasean.

“Así decidimos crear un proyecto que pudiéramos presentar a la Empresa Municipal de Servicios Comunales -a cargo del zoológico- y a la dirección del Gobierno, y aunque suena ahora sencillo no lo fue, tardó meses en aprobarse, pero finalmente a inicios de este año nos dieron la luz verde.

“Nuestra idea es hacer un parque para el disfrute de la familia, por eso no nos enmarcamos solamente en mejorar las condiciones del parque animal, queremos crear diversas áreas para la venta de plantas ornamentales, cafetería, un mini acuario, parques temáticos infantiles, un jardín botánico, un campo tiro deportivo y otro de monta de poni, etc. Este será el lugar ideal para la celebración de un cumpleaños o un picnic, para pasar un día tranquilo y en armonía.

“Claro que el reto que tenemos ante nosotros es grande, lo primero es que dividimos el trabajo en tres etapas que pudieran extenderse a cuatro, cada una de seis meses de ejecución. La primera -en la que nos encontramos inmersos desde hace un mes- consiste en el rescate y embellecimiento de las áreas verdes -antes plagadas de marabú-  donde irán las praderas para los animales sueltos (cebras, búfalos), además de la restauración de las jaulas, que casi hubo que rehacer por completo debido al estado critico que presentaban en la parte de herrería y albañilería, y la fabricación de nuevos aparatos para el parque infantil.

“La segunda parte incluye la construcción del pozo séptico, la cisterna -hasta el momento el centro se abastece con la entrada de pipas-, la cerca perimetral de todo el zoológico y la restauración de los pozos de las praderas. En la tercera etapa están los elementos constructivos como son la cafetería, el mini acuario y la reparación del edificio administrativo y en lo que pudiera ser la cuarta y última van los detalles de los postecitos de luz, las señalizaciones y carteles de presentación de los animales”.

Antes de concluir Quintero Cabrera enfatizó en la importancia de que las personas conozcan que tienen todas las ganas trabajar y sacar este proyecto adelante pero, el grueso de los recursos materiales, en especial el cemento y el acero, está convenido que  lo provean la Empresa de Servicios Comunales y el Gobierno, así que de ello depende la celeridad con que se avance.

Por nuestra parte queda esperar que las autoridades cumplan su rol, que los deseos de hacer no se diluyan ante los obstáculos y tal vez que las estrellas se alineen para que más pronto que tarde el zoológico de la Isla vuelva a ser un plato fuerte en la recreación de grandes y chicos.

Isla de la Juventud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

2 Replies to “Recuperar el zoológico, realidad posible

  1. Excelente idea, ahora hay que llevarla a vía de hecho para el sano goce y disfrute sobre todo de los más pequeños y ojalá por parte de los involucrados en aportar los recursos se acoja con prioridad y máximo interés para el bien de la Isla. Ahora bien deben enfocarse en los animales y su variedad, pues un zoológico sin animales pierde su principal atracción; de lo contrario habría que cambiarle el nombre.
    Agregaría una séptima etapa (la más importante) cómo hacerla sostenible en el tiempo para que no suceda lo que ocurrió con el zoológico actual.

  2. Considero que en la Isla tenemos que organizarnos bien en las ideas!!!! Si todavía el Parque de diversiones conocido como los caballitos, esta en obras muy lentamente, no nos podemos poner a abrir otros frentes, sin terminar uno que creo es más importante concluir, pues está en el centro de la ciudad. El zoologico es importante, pues sería otro espacio de recreación!!! Pero ¿y los caballitos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *