Quitarle las impurezas a la leche

–¿Qué pasó, te vi pasar ahora con los pomos, ya compraste?       leche-imagen-animada-0006

–¡Ojalá! No te sé explicar, hay un burujón de gente. Mira que grité, pero no encontré el último, ¡qué va a aparecer!, eso es lo nunca visto. Ya es muy tarde, me fui, no estaré hasta las tantas de la noche…

Y vi a Nena regresar a su casa malhumorada, sin la leche fluida que le correspondía el martes, esta vez detrás de la bodega El Bosque.

Mucho malestar causa por estos días la distribución del importante alimento, que nunca antes se había entregado a granel, como lo presencié cuando pequeña en el lomerío del Escambray espirituano.

En un primer momento pensé que esta pudiera ser la causa de tanto tedio en el tema, sí, porque no es lo mismo adquirirla en litros o bolsitas de nailon, pero al ahondar descubres que se le sumaba la falta de condiciones y recursos en algunos establecimientos comerciales para asumir la impostergable medida, así como la llegada tardía del alimento.

La impuntualidad del producto a los centros del Comercio ha sido una de las principales preocupaciones. Foto: Karelia Álvarez Rosell

Tal ocurrió en el supermercado Abel Santamaría, donde 746 niños, embarazadas y consumidores con dietas médicas deben recibirlo, ahora a granel. En El Bodegón de La Fe sucedió algo similar.

El primer día de venta en el supermercado los especialistas del Centro de Higiene, Epidemiología y Microbiología la suspendieron por no reunir los requerimientos, según explicaron los administrativos, por lo cual la sucesiva entrega se trasladó para áreas de la bodega El Bosque, muy cerca de donde pasan aguas albañales.

CON VASIJA EN MANO

La provisión de la leche a granel responde al déficit de polietileno para la fabricación de bolsas debido a la tensa situación financiera del país, de ahí que se busquen alternativas para incrementar la producción nacional de leche fluida con vistas a priorizar los compromisos con la canasta familiar normada, dietas y consumo social.

Son varias las medidas a cumplir para preservar la calidad. Foto: Karelia Álvarez Rosell.

Genisley Hernández González, segundo jefe de la División Agroalimentaria, del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria, comentó a la prensa nacional acerca del ensañamiento de la administración de Donald Trump contra Cuba. Ello incide en la ampliación de los ciclos de reaprovisionamiento de las navieras, a lo que se suman limitaciones financieras para adquirir leche en polvo en el mercado internacional, donde el precio perforó la barrera de los 3 000 dólares por tonelada.

Para asegurar la entrega habilitaron 13 puntos en la localidad: seis en Nueva Gerona y siete en La Fe, explicó Jesús Rodríguez Jiménez, director Técnico y Desarrollo de la Empresa de Comercio y Gastronomía.

Mencionó los de la ciudad cabecera: bodegas La Amistad, El Purial, El Lucero, El Manatí, los supermercados Abel Santamaría y Micro 70; que representan unos 4 077 litros de leche, y en el segundo poblado son: El Bodegón del Panel I, las bodegas La Nueva, La Oriental, La Ideal, América Libre, La Lonja y Los Mangos, las cuales significan otros 4 213.

En cuanto a los preparativos, puntualizó: “Teníamos cierto nivel de tanques, otros fueron gestionados y se les montaron llaves, no las que llevaban, todavía no son suficientes. Los problemas presentados fueron en Abel Santamaría y El Bodegón, por las particularidades del carro pipa, tener insuficiente capacidad y situaciones para garantizar la higiene y calidad del alimento.

“Tales aspectos motivaron el traslado de los consumidores para El Bosque, no obstante, tampoco funcionó, ahora lo retomamos para Abel y para ello se realizan otras gestiones y buscan variantes, incluso,  ampliar los puntos de venta y no sea solo en la parte trasera por donde, además, recibimos mercancías y se vende el gas licuado; mientras en La Fe montamos una pipa termo”.

TRAS OTROS PORQUÉ

Foto: Karelia Álvarez Rosell

Para tener más referencias acerca del asunto llegamos a la Empresa Productora de Alimentos, allí conversamos con Rosa María Fidalgo Sánchez, directora Comercial, quien luego de referirse a la problemática con algunas materias primas que afectan también el envase del yogur y otras producciones líquidas, manifestó que para asumir la entrega las entidades implicadas tuvieron varios encuentros para ultimar detalles.

 

“Ya con la primera distribución se precisaron en las bodegas cuestiones sobre cómo recibir el producto, realizar el conteo, la manipulación y las condiciones higiénicas con el fin de no incidir en su deterioro posterior. Hasta ahora no hemos tenido quejas acerca de la calidad.

“Esta manera de entrega ha provocado que se haya extendido el horario de distribución, asumida por los carros pipas que acopian el producto en el campo por la mañana; no obstante, confiamos se avance en la medida que mejoren las unidades del Comercio para recibir la leche.

“Nuestros transportes a las 12 del día están listos para distribuir porque tenemos la leche ya pasteurizada; sin embargo, iniciamos a las tres de la tarde en espera de la apertura de las unidades.

“Es importante recalcarle a la población mantener las medidas higiénico sanitarias para conservar el producto, el cual ahora tiene mayor manipulación; de ahí que recomendemos hervirlo de inmediato al llegar a la casa, dejarlo reposar y luego guardarlo en el refrigerador”.

Durante la distribución del jueves estuvimos en el supermercado Abel Santamaría. A las cuatro de la tarde los operarios del Combinado Lácteo descargaban, mientras una multitud esperaba ansiosa con recipientes. Todavía tenían un solo punto para el despacho, cuestión que deben resolver el sábado, según directivos de Comercio y Gastronomía.

La entrega a granel como experiencia nueva y necesaria por la situación explicada es asumida y no son pocos los contratiempos porque dejan dolores de cabeza a los consumidores, quienes dedican madrugadas, y a trabajadores del Comercio, aún sin la preparación ni adecuaciones estructurales en sus unidades.

Ese desajuste ha traído consigo que varios de los necesitados hayan desistido de la compra por el agobio en la espera y la venta; a la vez ha sido caldo de cultivo para revendedores, quienes andan a la caza de las limitaciones y debilidades administrativas.

El tema de la leche a granel, aunque le cambie la vida a muchos, requiere de mayores esfuerzos y comprensión, precisa de “hervirla” bien; ello exige quitarle sus impurezas con integración empresarial, mayor organización, previsión, agilidad ante los inconvenientes, cambio de mentalidad, incluso hasta de rutinas, para que en verdad fluya y llegue sin tantos sinsabores a manos de los consumidores.

Normas higiénico sanitarias a cumplir por la población:
  • El recipiente para envasar el producto debe estar limpio, seco, sin olores y con tapa.
  • Evitar las manipulaciones del producto y el cambio de recipiente.
  • La leche debe hervirse apenas sea adquirida en la unidad.
Isla de la Juventud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *