Quedarse en casa no es una opción

En la Isla de la Juventud ascienden a 32 los casos positivos a la COVID-19

La Isla con la confirmación de diez casos positivos más en el día de hoy arriba a la cifra de 32 personas con la COVID-19 y continúa siendo el territorio con mayor incidencia a nivel nacional teniendo en cuenta su población; muy a pesar de las medidas adoptadas, el contagio se incrementa.

Hay quienes comprenden la necesidad del aislamiento social y hasta de no salir del hogar por residir en una de las áreas en cuarentena; sin embargo, también existen – y no son pocos- los que prefieren ignoran el peligro de esta enfermedad que ya ha llevado a la muerte a más de 170 000 personas el mundo.

Este riesgo cobra mayor trascendencia porque más del 70 por ciento de los infestados se muestran asintomáticos, quiere decir que cualquiera puede estar contagiando por la calle sin saber que tiene el virus y eso es grave, es elevar las cadenas de contagio y, sinceramente, este coronavirus no puede ni tan siquiera parecerse al cuento “De la buena pipa”, la historia de nunca acabar.

A la irresponsabilidad hay que ponerle freno, dígase salidas de casa tan solo para estirar las piernas, ir a la playa, hacer colas interminables sin saber para qué o “para ver qué hay”. Para mí, se impone arreciar las medidas, acudir a la ley porque la decisión de quedarse en casa no es en estos momentos una opción, constituye una obligación.

De que le zumba el mango, lo sé, no hay quien me haga cuentos porque vivo en aislamiento desde comienzo de mes, pero lo he asumido con suma responsabilidad, ni a casa de mi madre he querido ir, porque sé que de mí depende mi vida, la de mi familia, mis compañeros y amigos, hasta la de mis vecinos, muchos de los cuales son de la tercera edad y me muero si les pasara alguna cosa por mi irresponsabilidad.

Algunas veces me pregunto si tales actitudes negativas tienen que ver con que Cuba salva, con que no hay nada más prioritario para el país que salvar a su gente y para ello no escatima recursos, obstaculizados hasta por el bloqueo en tiempos de pandemia, pero cuidado, Cuba salvará, pero no es maga, a pesar de sus buenos empeños anuncia muertes, pocas para como está el mundo, pero las notifica.

La salud aquí es gratuita, constituye uno de los más valiosos derechos constitucionales; no obstante, ello no implica que en verdad no cueste, así lo corroboran las pruebas del coronavirus en algunos países: Chile hasta 30 dólares, Ecuador 120, México 420, Brasil 60 y si hablamos del tratamiento en Estados Unidos supera la asombrosa cifra de los 44 000. Entonces saquemos nuestras propias conclusiones.

A las pesquisas por las barriadas y centros vulnerables, a ese Prevengho Vir que llega a las familias sin costo alguno para prevenir enfermedades respiratorias, al desvelo de directivos, los médicos, enfermeros y personal de Salud Pública; así como de otros sectores involucrados en esta campaña por detener el coronavirus en la Isla y por el cual cada noche aplaudimos, habrá que corresponderle de manera más sensata.

Sinceramente, vivir o morir es una decisión muy personal, pero poner en peligro la de los demás, ya eso es harina de otro costal y créanme, nadie tiene ese derecho. Yo tomaría al coronavirus con la seriedad, cuidado y disciplina que el virus implica porque la vida tiene que seguir su curso, tenemos que recuperar las risas, los cantos, los abrazos, avivar los sueños y las esperanzas.

Diez nuevos casos (Se concentran en La Fe, reparto Juan Delio Chacón y 37 final)

  • Ciudadano cubano de 68 años de edad. Contacto de casos confirmados anteriormente. Se mantienen en vigilancia 13 contactos.
  • Ciudadana cubana de 24 años de edad. Contacto de caso confirmado anteriormente. Se mantienen en vigilancia 12 contactos.
  • Ciudadano cubano de 34 años de edad. Contacto de caso confirmado anteriormente. Se mantienen en vigilancia 14 contactos.
  • Ciudadano cubano de 61 años de edad. Contacto de caso confirmado anteriormente. Se mantienen en vigilancia 13 contactos.
  • Ciudadana cubana de 52 años de edad. Contacto de caso confirmado anteriormente. Se mantienen en vigilancia 13 contactos.
  • Ciudadano cubano de 8 años de edad. Contacto de caso confirmado anteriormente. Se mantienen en vigilancia 12 contactos.
  • Ciudadana cubana de 31 años de edad. Contacto de caso confirmado anteriormente. Se mantienen en vigilancia 13 contactos.
  • Ciudadano cubano de 17 años de edad. Contacto de casos confirmados anteriormente. Se mantienen en vigilancia 13 contactos.
  • Ciudadano cubano de 50 años de edad. Contacto de caso confirmado anteriormente. Se mantienen en vigilancia 13 contactos.
  • Ciudadano cubano de 53 años de edad. Contacto de caso confirmado anteriormente. Se mantienen en vigilancia 14 contactos.

 

 

 

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

2 Replies to “Quedarse en casa no es una opción

  1. nosotros estamos de acuerdo con las informaciones acerca de los contagiados pero se pudiera enriquecer diciendo la direccion especifica de los nuevos casos que salen para si tiene informacion de alguien que halla ido a esas direcciones se puede informar a los puestos de mandos

    1. Hola Amaury, precisamente en este trabajo al final se dice que estos diez casos están ubicados en La Fe (Panel II), reparto Juan Delio Chacón y 37 final; de todas maneras nuestro sistema de salud acomete un protocolo que posibilita ubicar a los primeros contactos y contactos de estos. Lo más importante es cumplir con lo orientaco. No salir de casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *