Queda mucho por hacer en Mella

Foto: Yuniesky La Rosa Pérez

Así lo evidenció la visita integral realizada este jueves a la comunidad Julio Antonio Mella por las máximas autoridades del territorio de conjunto con directivos de entidades y organizaciones políticas y de masa, donde se chequearon los programas económicos y sociales con incidencia en esa localidad.

Cómo impulsa cada colectivo la producción de alimentos, las afectaciones del bloqueo en los centros, el cumplimiento de los conceptos y directrices del VIII Congreso del Partido, enfrentamiento a la covid 19, la Tarea Ordenamiento, el desarrollo local, enfrentamiento a la subversión política e ideológica y trabajo comunitario también constituyeron temas revisados.

En los programas de la agricultura no se avanza, se incumplen los indicadores en el plátano, boniato, la yuca y malanga. Tampoco está al día el plan de entrega de leche; mientras la producción de arroz atraviesa una situación desfavorable en la cosecha y la atención cultural, como constata el enyerbamiento en sembrados y canales.

El autoabastecimiento local no llega a las libras per cápita en ninguno de los cinco reglones (viandas, hortalizas, granos, frutales y proteína), la plantación de alimento animal exhibe atraso –de 39 hectáreas planificadas solo cuatro están sembradas– y aún no se han creado módulos pecuarios en las bases productivas allí.

En la agricultura urbana, suburbana y familiar hay movimiento, aunque lejos de lo que se pretende, y producen flores.

Para revertir ese panorama las autoridades locales instaron a vincular al pueblo a las labores agrícolas en esa demarcación.

Deben ser los propios pobladores quienes logren revertir esa situación y para ello será clave el accionar de los factores del barrio con movilizaciones que den la respuesta necesaria, pues ese enclave cuenta con potencialidades para cambiar dicha realidad.

Un ejemplo de cuanto puede lograrse lo constituye el productor de carne y leche de ganado mayor Normando Rives, Mandy, como lo llaman, quien cumple sus compromisos.

En el caso del demandado líquido, de 139 litros diarios planificados entrega como promedio 186 y en junio, de 3 730 litros aportó 4 729. También labora en convenios porcinos, siembra cultivos varios (plátano, yuca y caña) e incursiona en al autoabastecimiento con ganado menor, cerdos de capa oscura y pollos camperos.

Los programas de la Vivienda, Materiales de la Construcción, Energía, Transporte, Turismo Local, Comercio, Servicios Comunales, Salud Pública, Educación, así como el quehacer de las organizaciones, también fueron chequeados.

Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *