Que la cebolla no te haga llorar…

Foto: Internet

A los esfuerzos por multiplicar brazos a la producción de alimentos, el Victoria abordará temas útiles a los agricultores de la familia y generalizará sus mejores experiencias.

En la arrancada les comparto vivencias con la cebolla. La consumida en la Isla viene, en su mayoría, de Batabanó, cada vez más pequeña. Una cebollita desmedrada que –al no tener otra opción– estamos obligados a pagar como de primera, aunque llore el bolsillo.

Sin embargo se trata de una herbácea muy noble. La vi crecer esplendorosa al borde del semidesierto de Quíbor, Venezuela, en terreno pedregoso, árido, y alcanzar el tamaño de una toronja mediana. Allí recibía los riegos que demanda.

Los pineros, hasta ahora, no tenemos una cultura mayoritaria de su cultivo, pero nuestros suelos son superiores a los de Quíbor.

Personalmente la he sembrado a comienzos del período especial, en La Fe, y se lograron. No tenemos por qué carecer de este condimento, uno de los más empleados.

En su cultivo pueden usarse casi todas las tierras. Pero deben evitarse las que endurezcan en la superficie, y/o donde se acumule el agua y encharca. Aquellas con ligera pendiente resultan apropiadas.

Importante, las semillas deben pregerminarse antes de llevarlas al semillero, protegiéndolas de babosas y grillos. Ah, y tener una cubierta que resguarde las plantitas del sol intenso o lluvias fuertes.

Y nada de surquitos. Estas deben sembrarse a una misma profundidad cerca de la superficie, pues si quedan al fondo no nacen.

Los semilleros o canteros pueden echarse desde el ocho de septiembre hasta mediados de noviembre y las posturas se trasplantan cuando alcanzan el diámetro de un lápiz, a más tardar en diciembre.

Un cantero de 20 metros de largo por uno de ancho (con 50-60 gramos de semillas) permite desarrollar 10 000 plantas, mientras un kilogramo resulta idóneo  para 16 canteros. Puede sacar la cuenta para su parcela. En la siembra de este año a la Isla de la Juventud se han destinado –según Raunel Suárez Alfonso, de la unidad productora y comercializadora de semillas aquí– 70 kg de simientes frescas con excelente calidad; suficientes como para una de las mejores cosechas.

Los lectores pueden hacer llegar criterios por vía postal o electrónica a:

E-mail: cip228@enet.cu
Teléfono: 46321296
Dirección: Carretera La Fe Km 1½, Nueva Gerona.

 

 

Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *