¿Qué destino tendrá el presupuesto del Estado en 2020? (+ Infografías)

Meisi Bolaños Weiss, ministra de Finanzas y Precios. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

El presupuesto del Estado para 2020 estará impactado por las tensiones financieras previstas en el plan de la economía, debido fundamentalmente al recrudecimiento del bloqueo impuesto por el Gobierno de Estados Unidos y a sus medidas extraterritoriales. No obstante, Cuba garantizará la sostenibilidad de servicios básicos a la población, afirmó en el Parlamento la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss.

En el cuarto periodo ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en su IX Legislatura, la titular expuso las principales características del presupuesto estatal para el próximo año.

De acuerdo con Bolaños Weiss, los recursos financieros garantizarán la prestación de los servicios básicos de educación, salud, cultura, deportes, servicios comunales y la defensa del país, así como la implementación de políticas sociales aprobadas, incluida la continuidad del incremento del salario en el sector presupuestado y de las pensiones de la seguridad social.

  • Se maximiza la recaudación de los ingresos al presupuesto, en lo fundamental los asociados a la venta de bienes y servicios por el incremento de la circulación mercantil minorista y las utilidades empresariales.
  • Se mantienen restricciones en los gastos corrientes de la actividad presupuestada y no presupuestada.
  • Se respaldan las inversiones materiales que responden a programas sociales y del desarrollo económico, entre los que se encuentran el programa de la vivienda, obras de infraestructura, de la defensa y otras de los sectores de educación y salud.
  • El presupuesto debe tener como premisa el ahorro.
  • El escenario demandará de cada unidad presupuestada, los organismos, organizaciones empresariales y gobiernos territoriales, un análisis mensual, partida a partida, de la ejecución del presupuesto.
  • Se requiere reforzar e incrementar la disciplina informativa, contable y financiera.
  • El plan de ingresos requiere la exigencia de una estricta disciplina en los aportes mensuales de los actores económicos que garantice la liquidez oportuna.

Desarrollo social, una prioridad

El presupuesto del Estado contempla un crecimiento de 12% en los gastos en comparación con el estimado para 2019. En esta demanda influye el impacto del incremento salarial en el sector presupuestado y de las pensiones correspondientes al primer semestre del año (4 300 millones de pesos).

Con números en alza también aparecen los gastos de la seguridad social por el crecimiento natural de las personas que anualmente acceden a la jubilación y otras prestaciones, así como los financiamientos a la exportación de bienes y la sustitución de importaciones, que representan el 55% del total de las transferencias corrientes a la actividad no presupuestada. 

Por una estricta disciplina tributaria

Según el informe presentado por la ministra de Finanzas y Precios, los ingresos brutos experimentarán un crecimiento de 12%, motivado, esencialmente, por el incremento sustancial proyectado en la circulación mercantil minorista, a partir de su recuperación.

Estas proyecciones se soportan en la estrategia de potenciar la eficiencia empresarial, en particular en el sector estatal, que garantiza el 85% de los ingresos, así como en el aumento de la disciplina de pago de todos los actores de la economía.

De manera general, la estructura de los ingresos muestra la consolidación del sistema tributario como principal fuente de recursos presupuestarios, al alcanzar el 74% de las recaudaciones totales mediante la aplicación de impuestos, tasas y contribuciones.

En los aportes de las formas de gestión no estatales se prevé un crecimiento del 12%. Las recaudaciones de este sector representan el 13% de los ingresos totales.

Estimado del presupuesto estatal para 2019

La ministra de Finanzas y Precios también se refirió al estimado de la ejecución del presupuesto del Estado en 2019, caracterizado por el recrudecimiento del bloqueo y, consecuentemente, por una tensa situación financiera.

De acuerdo con la titular, en ese escenario se atendieron las principales demandas financieras para el sostenimiento de los servicios básicos a la población; se respaldaron las afectaciones provocadas por eventos climatológicos, fundamentalmente el tornado que afectó a cinco municipios de La Habana, y se aseguraron los niveles de actividad ejecutados en la esfera productiva y los programas sociales.

El reto más importante en la ejecución de los montos —dijo— fue la aplicación del incremento parcial de los salarios en el sector presupuestado y de las pensiones de la seguridad social en el segundo semestre del año, sin afectar por esta causa el déficit fiscal planificado.

La medida demandó, para un semestre, gastos de alrededor de 4 300 millones de pesos, que se asumió a partir de reajustes presupuestarios:

  • Potenciar las reservas de ingresos para lograr el cumplimiento del plan de recaudación previsto y compensar las afectaciones que hasta esa fecha se identificaron, por el incumplimiento de la circulación mercantil minorista.
  • Reducir los gastos de la actividad presupuestada en 10% como promedio, con excepción de los gastos de personal, las prestaciones de la Seguridad Social y los subsidios para materiales de la construcción.
  • Retirar recursos con base en la inejecución estimada de gastos corrientes y de capital, tomando como referencia el cierre de mayo.

Según el informe presentado, los recursos de la Reserva Central fueron asignados en su totalidad para enfrentar decisiones de Gobierno, políticas aprobadas y recuperación de los daños por las afectaciones del tornado.

En cuanto a la recaudación de ingresos brutos, el estimado es de 59 455 millones de pesos, para un incumplimiento de 1 653 millones de pesos (97% del plan de ingresos actualizado).

En dicho resultado inciden fundamentalmente las acciones de la circulación mercantil, con un incumplimiento en el entorno de los 2 300 millones de pesos y en los ingresos asociados a las utilidades empresariales, a partir de afectaciones en niveles de actividad de algunos sectores productivos y de servicios, entre otros conceptos.

Los gastos corrientes se estiman en 61 644 millones de pesos, y los gastos de inversiones y transferencia de capital, en 4 600 millones de pesos, los que se prevé se incumplan en 800 millones de pesos, aproximadamente.

Se proyecta el resultado presupuestario siguiente:

  1. Un déficit presupuestario de 7 029 200 000 pesos, superior al aprobado en 842 200 000 pesos.
  2. Un déficit en cuenta corriente de 3 129 200 000 pesos, superior al planificado en 1 793 millones de pesos.
  3. Un incremento de la demanda financiera (deuda pública) por 842 200 000 pesos, para respaldar el incremento del déficit fiscal, para un importe total de 10 963 400 000 pesos.

Este resultado, que muestra un incremento del déficit presupuestario aprobado en ley, fue presentado y aprobado por el Consejo de Estado, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 4 de la Ley del Presupuesto del Estado para el año 2019.

En la reunión trascenció que en el proceso de liquidación del presupuesto del Estado se precisará con más detalle el análisis de las cifras finales, con base en el cierre contable de la ejecución presupuestaria.

Cuba
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *