Que corra el agua, pero no albañal (+ Fotos y Audio)

Las obstrucciones en redes sanitarias y el vertimiento de aguas albañales han sido una constante por años, y ahora parecen tomar su cauce, poco a poco y con apoyo de la dirección del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos
Luego de causar tantas molestias fue resuelta esta obstrucción en el consejo popular Abel Santamaría.
Foto: Karelia Álvarez Rosell

Las aguas negras y fétidas mantienen anegado el traspatio del edificio multifamiliar, también la existencia de los vecinos, sobre todo de los que habitan la primera planta, quienes viven puertas adentro y con ventanas cerradas por la multiplicidad de olores y un malestar acrecentado tanto como el problema, hasta entonces sin solución.

El vertimiento detrás del edificio en calle 30 entre 45 y 47 es uno de los más añosos.
Foto: Karelia Álvarez Rosell

Damaris Corría, inquilina del edificio ubicado en calle 30 entre 45 y 47 en Pueblo Nuevo, fue muy enfática en decir que la tupición viene desde hace “muuuchíiisimos años, antes el presidente del consejo de vecinos la destupía, pero se fue agudizando y ahora está de manera permanente, o sea, colapsaron todos los registros.

INTERVENCIÓN A MEDIAS Y COMENTARIOS

En el reparto Abel Santamaría Ofelia reside en la escalera 805, y no sabe a quién más explicarle acerca de la tupición que no solo provoca el desborde de aguas albañales en el traspatio del inmueble, con riesgo de contaminar la cisterna, sino el tedio causado a los moradores.

Ramón Enrique Ledesma, delegado de la circunscripción 17 del Poder Popular en Abel Santamaría, comenta sobre las gestiones en pos de darles la respuesta acertada a sus electores. En una ocasión le dijeron: “Hay casos más graves en el territorio”.

“La brigada vino en una ocasión y realizaron una intervención a medias porque no pudieron destupir completo, dijeron que podía ser una ilegalidad entre los dos edificios, pero luego indicaron que no, todavía estamos a la espera de la solución. Sabemos de las limitaciones con los recursos, pero lo peor es que muchas veces se dilatan demasiado los problemas y ni tan siquiera tienes respuesta”.

Comentó acerca de otra añosa queja de los electores, la cual se relaciona con el vertimiento en calle ocho, cerca de la oficina del cobro de la electricidad, obstruyendo el paso de los transeúntes y vehículos, pero esta, luego de varios reclamos e incomodidades, en un abrir y cerrar de ojos quedó resuelta.

El presidente del INRH asegura que con pequeñas inversiones pueden mejorar las redes hidráulicas.
Foto: Karelia Álvarez Rosell

Fue el viernes diez cuando una brigada con equipos especializados, le entró de frente al “lío”, pero ello suscitó no pocos comentarios porque se asoció a la visita de Antonio Rodríguez Rodríguez, presidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

Al respecto Yaisel Cobarrubia Bravo, delegado del ramo aquí, contestaba a algunos internautas en la red social Facebook: “Felizmente se resolvió ese mismo día, una vez más se dejaron de hacer acciones en otros lugares, como Micro 70, que llevan mucho tiempo en situaciones más complicadas”.

Hizo alusión al serio deterioro de las redes sanitarias en la localidad debido en gran medida a la falta de mantenimiento, acumulada durante años por la escasez de recursos; también a las ilegalidades existentes sobre ellas, las indisciplinas sociales y las condiciones de trabajo de la empresa; todo ello entorpeciendo la erradicación de los problemas en un corto período de tiempo.

Reafirmó que la visita del Presidente del Instituto tenía como  objetivo conocer en el terreno las complicaciones, sobre todo las que más laceran a los pobladores en pos del apoyo nacional.

CON LA COMITIVA

Este equipo de trabajo formó parte de la comitiva, la cual recorrió zonas muy afectadas por las aguas negras y hasta el tanque elevado de Nueva Gerona, con una capacidad de 20 000 metros cúbicos de agua y que desde 1994, cuando concluyó la obra, no ha podido funcionar por el estado de las redes hidráulicas.

Ahí, desde su base, se destrabaron algunas acciones para analizar su estado constructivo con vistas a dar paso a su activación y contribuir a las mejoras con el abasto del vital líquido; además Antonio Rodríguez, presidente del INRH, señaló:


Más adelante añadió:


TRAS LAS RESPUESTAS

El director de la Empresa Integral de Recursos Hidráulicos, habló acerca de la reorganización de la entidad.
Foto: Karelia Álvarez Rosell

Abordar la problemática nos llevó a conversar con Yordenis Córdova Ribero, director de la Empresa Integral de Recursos Hidráulicos, quien expresó: “Estamos conscientes de que los planteamientos y quejas de la población por el vertimiento de aguas albañales en la ciudad no son pocos y a pesar de lo que en ocasiones se pueda pensar, sí estamos trabajando en darles solución. Sucede que en nuestra empresa se labora de acuerdo con un plan de prioridades conciliadas con los presidentes de los consejos populares y la dirección del territorio mediante un despacho mensual.

“Hoy, por ejemplo, es prioridad el reparto Micro 70 –el que mayores afectaciones de obstrucción de registros presenta– pero esto no quiere decir que mientras intervenimos en esa área no demos respuesta a otras problemáticas. Si en el Municipio existiese alguna vivienda con obstrucción en su interior, recibe prioridad también.

“De igual manera trabajamos por eliminar las consideradas obstrucciones históricas, aquellas de carácter reiterativo, como la de calle 18, por ejemplo, la cual queremos dejar concluida a finales de este mes.

“Tras la visita del presidente del INRH establecimos otras cinco afectaciones que ameritan inmediata solución. Estas son un edificio del Panel Dos en La Fe y uno en calle 30, en Nueva Gerona; otra en calle cuatro entre C y D en Micro 70 –donde hay que hacer 89 metros de conductora nueva de albañales–, una en calle 47 y otra en Abel Santamaría e incluimos un pluvial en Camilo Cienfuegos.

“Para la solución de estas no contamos con todos los materiales requeridos, tenemos disponibilidad de bloques y cemento y el resto, como las tuberías de albañales, el país las va hacer llegar.

“Algo histórico aquí y que he podido comprobar en los tres meses que llevo al frente de la empresa es la falta de sistematicidad en los mantenimientos. No sirve de nada pasar una cinta, destupir una obstrucción y no limpiarla luego, porque lo que obstruía solo se dispersa y a los cinco días vuelves a tener un vertimiento.

“Hasta este momento no contamos con un equipamiento del todo estable, pero vamos mejorando, logramos poner en movimiento el carro desobstructor –que antes presentaba roturas semanales– y se está reparando una moto de volqueta para mover la tierra y los excrementos –porque ese es otro punto importante que atenta contra la sistematicidad–, hoy no tenemos cómo mover esos desechos y empleamos para ello los carros administrativos, con esas condiciones resulta difícil poner en funcionamiento un programa de limpieza de registros.

“Y el alquiler de carros de otros organismos para este fin no es una opción que podamos permitirnos por ahora. El costo del alquiler de un camión más el salario de los trabajadores no está en proporción con las ganancias que por este servicio percibe la empresa, que actualmente está en banca rota.

“Es un tema complejo porque la situación de la entidad no es responsabilidad de la población, que demanda la solución de los vertimientos, pero, como directivo, tengo que pensar también en mis trabajadores, quienes no pueden laborar todo un mes y luego no contar con fondos para el pago de salarios y medios de protección.

“Para ganar en productividad y generar mayores ingresos estamos en un proceso de reorganización y reestructuración de plantilla en nuestras UEB, algo que será muy beneficioso”.

IMPOSTERGABLES TRANSFORMACIONES

Es cierto que existen problemas objetivos, sin embargo, el perturbador tema de las obstrucciones y aguas albañales en las calles como manantiales artificiales cambiaría sino brotaran también la irresponsabilidad, indisciplinas, insensibilidad, violaciones urbanísticas y la falta de organización y planificación.

La Empresa Integral de Recursos Hidráulicos no presenta una alentadora situación financiera, arrastra insuficiencias, pero hoy una nueva dirección intenta encauzar los pasos y tendrá que darlos firmes para que lleguen las transformaciones.

Tales cambios deben repercutir hasta en los bolsillos de obreros, a quienes hemos visto trabajar, incluso, sin usar todos los medios de protección, y pensamos en que no existe dinero que pague tanto esfuerzo y riesgo; sin embargo, ellos están ahí, en la caliente.

A la entidad le quedan retos, sobre todo lograr, además, mayor integración entre Vivienda, Planificación Física y otras involucradas para que los problemas vinculados a las obstrucciones tengan oídos más receptivos y que en verdad corra el agua, pero no la albañal.

Isla de la Juventud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

7 Replies to “Que corra el agua, pero no albañal (+ Fotos y Audio)

  1. Buenos días, quisiera señalar que el año pasado estuve tres meses con las aguas albañales dentro de mi casa, porque subía por la ducha del baño, todo ese tiempo estuve diciendole a todos que con la cinta se resolvía el problema, que no hablaran más de carro y roturas, al final fuí al gobierno y hable con el compañero que atendía esa actividad y al otro día fueron con la cinta y en media hora se solucionó un problema que llevaba 3 meses sin solución porque siempre que planteaba algo venía la justificación de problemas técnicos con el vehiculo, demostrándose que no había ni el más minimo interes en solucionar el problema, hoy ya llevo 2 meses con las aguas albañales no solo afuera sino dentro de la casa saliendo nuevamente por la ducha, imaginensen la peste, esperar altas horas muchas veces una de la madrugada para bañarme en el patio como el año pasado, no poder hacer mis necesidades en la tasa sanitaria y dormír con peste desagradable siendo asmático crónico, varias casas en cochabamba en la misma situación y nadie va tan siquiera a ver si de nuevo con una cinta se destupe, cada vez que tienen problemas con el famoso monstruo ya todo se justifica con eso, es realmente penoso que a la población no resuelva nada reportando todo esto y el tiempo prolongado y que no se haga nada, yo seguiré luchando porque se resuelva, seguiré visitando a todos los que tenga que visitar porque estoy viviendo una pesadillas con esas aguas negras dentro de casa afectando mi salud y la de mi familia. Calle 14 Final casa 31 Rpto Cochabamba La Fé. Hablé con el delegado de nuestra zona y me dijo que ellos habían hecho la promesa de ir todos los jueves para ir paleando la situación y no lo han cumplido.

    1. Raúl, sinceramente ni sé qué haría ante una situación así, en un edificio cercano al mío varias familias están en esa situación. Durante el recorrido tuve la posibilidad de ver situaciones que jamás pensé existían y lo peor es que datan de muchos años atrás. Espero, como bien expusimos en el trabajo, existan más oídos receptivos y la Empresa Integral de Recursos Hidráulicos logre reorganizarse con el propósito de resolver tan aguda y molesta problemática, que también pasa por falta de recursos, pero con mayor planificación y aprovechamiento de los recursos existentes mucho se puede avanzar. Saludos.

      1. Es cierto, una buena planificación y ser receptivos logra mayor resultado, si se llega a los lugares y se evalúa la situación independiente de cada familia, nos damos cuenta que no todo lleva un carro o combustible y se resuelven con una pequeña brigada y una cinta, hay que tocar las cosas con la mano, a veces las personas toman mal las quejas, pero hay que zufrir meses o como usted dice años con esas aguas dentro de casa para sentir en carne propia todo lo que trae consigo todo esto, espero que se resuelva y ojalá pronto. Gracias

          1. Gracias, Yaisel Cobarrubia, por entrar a nuestro sitio, leer el trabajo y responderle a uno de los afectados, saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *