Protestan en Montreal por cierre de la Oficina de Inmigración en la embajada de Canadá en Cuba

Protesta en Montreal por cierre de la Oficina de Inmigración en la embajada de Canadá en Cuba. Foto: Le Journal de Montréal.

Ciudadanos cubanos y canadienses protestaron en la ciudad de Montreal, Canadá, contra el cierre de la Oficina de Inmigración en la embajada de ese país en La Habana.

Los manifestantes exigían el restablecimiento de trámites en la Sección de Inmigración en la sede diplomática de Canadá en Cuba, así como la agilización de los procedimientos migratorios para sus familiares en el país caribeño.

En un comunicado, a inicios de mayo, la embajada canadiense indicó que si las personas se veían en la necesidad de realizar algún trámite debía dirigirse a otra sede diplomática fuera de Cuba.

“Si se encuentra en Cuba y necesita proporcionar sus datos biométricos (huellas y fotos) como parte de su solicitud, tendrá que viajar hacia un Centro de Solicitud de Visas (CSV) fuera del país”, señaló un tuit de la sede diplomática en La Habana.

Los funcionarios consulares informaron el 8 de mayo que “con efecto inmediato” ya no se aceptarían más solicitudes de visas de visitantes y permisos de estudio/ trabajo, ni realizarán entrevistas de residencia permanente.

“Solo seguirán disponibles los trámites de pasaportes canadienses, prueba de ciudadanía (certificado de ciudadanía) y las solicitudes de documentos de viaje para residentes permanentes”, informó el personal de la embajada.

En febrero pasado, las autoridades canadienses informaron sobre la reducción del personal diplomático en La Habana. Esta medida fue calificada por el canciller cubano Bruno Rodríguez de “decepcionante e incomprensible”.

El cierre de la Oficina afecta directamente a las familias

Protesta en Montreal por cierre de la Oficina de Inmigración en la embajada de Canadá en Cuba. Foto: Le Journal de Montréal.

Ciudadanos canadienses se sienten abandonadas por Ottawa, ya que la única oficina de inmigración de Cuba se cerró a principios de mes, lo que ha retrasado la llegada de sus familiares a Canadá.

“Estoy agotada. [El gobierno] ya no está ahí para ayudarnos. Soy una ciudadana canadiense y debo responder mis preguntas y obtener información sobre lo que sucede”, dice Mélissa Jiménez-Éthier, quien ha estado casada con un cubano desde el 5 de noviembre de 2017.

Debido al cierre de la oficina de inmigración de Canadá en La Habana, el 8 de mayo, Mirabello, de 38 años, no tiene idea de cuándo su esposo Daniel Jiménez estará con ella para ver crecer a su hija Leina-Flor, de cinco meses.

Los documentos legales se enviaron en dos etapas a Cuba, según lo solicitado en octubre de 2018, y en marzo pasado. La solicitud de patrocinio fue aceptada posteriormente, esta es la vía legalmente empleada por los residentes permanentes de Canadá para solicitar que los miembros de su familia acudan a ese país. Pero desde entonces, nada.

Y la situación de la Sra. Jiménez-Éthier está lejos de ser aislada. Ninguno de los 180 casos pendientes se ha resuelto desde julio de 2018, de acuerdo con las estadísticas obtenidas por Le Journal.

Según el gobierno canadiense, cada año se procesan más de 700 solicitudes de apadrinamiento entre Cuba y Canadá.

Protesta en Montreal por cierre de la Oficina de Inmigración en la embajada de Canadá en Cuba. Foto: Le Journal de Montréal.

Protesta en Montreal por cierre de la Oficina de Inmigración en la embajada de Canadá en Cuba. Foto: Le Journal de Montréal.

Protesta en Montreal por cierre de la Oficina de Inmigración en la embajada de Canadá en Cuba. Foto: Le Journal de Montréal.

Política
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *