Productores de alimentos, potencial para más

Ante la situación excepcional que vive la nación, entre las prioridades está producir con eficiencia, calidad, variedad y sin renunciar a los planes de producción a pesar, incluso, del recrudecimiento del bloqueo económico estadounidense.

En la Isla de la Juventud las máximas autoridades del Partido y Gobierno velan constantemente por la implementación de esa estrategia, pues si grande es la batalla contra el nuevo coronavirus, no menos decisiva es la que se libra en el autoabastecimiento alimentario territorial, en momentos en que el azote mundial de la pandemia y sus nefastas consecuencias en el comercio mundial impactan en la reducción de las importaciones y su acceso a ellas.

Así lo ratificaron los colectivos encargados de asegurar la alimentación de los pineros durante los encuentros sostenidos esta semana con la presidenta del Consejo de Defensa Municipal (CDM) Zunilda García Garcés, primera secretaria del Partido aquí, su vicepresidente Liván Fuentes Álvarez, presidente además del Gobierno local, y otros integrantes de los órganos de mando.

DESDE LA TIERRA

Garantizar las producciones para los meses venideros constituye un reto de los campesinos en medio de difíciles condiciones agudizadas también por la sequía y dificultades con el suministro de combustible y fertilizantes, como consecuencia del cerco imperialista, todo lo cual afecta el rendimiento de los cultivos.

No obstante a estas y otras limitaciones objetivas, los asociados a las Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS) Julio Antonio Mella y Conrado Benítez ratificaron que mantienen su compromiso en las entregas de viandas, hortalizas y otros productos.

Uno de esos productores es Mariano García, quien con cerca de dos caballerías de tierra cosecha el melón y la calabaza que, a través de la CCS Julio Antonio Mella, destina a los puntos de venta de la comunidad de igual nombre y la Empresa Agroindustrial Jesús Montané Oropesa.

En las tierras de Mariano cosechan melón. Foto: Yesmani Vega Ávalos

Sin embargo, en esta ocasión el melón está muy por debajo de lo acostumbrado, solo prevén entre 70 y 80 toneladas en un área que lograba 300, pero Mariano no se da por vencido ni siquiera ante la enfermedad que atacó al cultivo, y expresó su satisfacción de aportar a la alimentación del pueblo.

Diferente es la producción de leche, con un acopio de más de 200 litros diarios, cuando el plan es de 75, aseguró García, y dijo que el propósito es “alcanzar los 300 si la lluvia llega en mayo” y con el método de pastoreo para garantizar la alimentación del ganado.

Esta técnica nos permitirá –subrayó– aumentar el peso en el ganado de ceba hasta llegar a los 400 y 600 kilogramos, con vistas a comercializarlo en septiembre u octubre.

Seguro de cuánto puede alcanzar, comentó: “A mí me gusta vender los toros con esas características, para sacrificar menos animales y poder aumentar la población ganadera, que es el objetivo” para garantizar el futuro.

De igual forma Yosbel Viera Jiménez, integrante de la Conrado Benítez, recibió la visita en su sembrado de maíz, del cual dijo que a consecuencia del efecto de la sequía aportará solo de tres a cuatro toneladas por cada una de sus dos hectáreas.

El demandado grano tendrá como destino los puntos de venta de La Fe y Julio Antonio Mella, así como la Empresa Agroindustrial, desde donde se distribuirá a los centros de aislamiento, según informó Yoany Naranjo Luis, delegado de la Agricultura aquí.

Juan Soto, también de esta última cooperativa, tuvo la oportunidad de mostrar las 13,42 hectáreas de melón, tres de yuca y cinco de calabaza que cultiva y expresó que pretende cosechar unas 20 toneladas de esta última en mayo.

Yoany demuestra el proceso de polinización manual de la flor de la calabaza. Foto: Yesmani Vega Ávalos

HASTA EL CORRAL

No quedó ajena la nueva encurtidora de huevos de codorniz de la Unidad Empresarial de Base Avícola, que se encuentra en la fase final de su construcción, pues quedan pendientes la colocación del falso techo, las mesetas, la instalación hidráulica y la adquisición de las ollas de presión eléctricas (Reina).

La nueva encurtidora de huevos de codorniz aspira a ser un puntal en la economía local. Foto: Casandra Almira Maqueira

Yoany Naranjo refirió que un acuerdo emanado de la reciente visita del ministro de la Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero, fue la realización en área adyacente de un laboratorio para medir la calidad y un fondo para procesamiento cárnico.

La futura instalación tendrá capacidad para encurtir 8 000 huevos diarios; hoy coordinan los envases y el vinagre, aunque en un primer momento se utilizará el elaborado por la Agroindustrial.

Liván Fuentes exhortó a probar inicialmente con la venta a la población hasta obtener la medida del preparado, para luego incursionar en el turismo y después en la exportación.

Hasta la Granja Avícola Mal País I –con 55 años de labor– llegan las máximas autoridades del CDM para apreciar las aves que aportarán la materia prima principal a la encurtidora: los huevos.

Producir con eficiencia se proponen las granjas avícolas. Foto: Casandra Almira Maqueira

Allí Rosa Toirac Martínez, veterinaria y jefa de Producción, explicó que cada codorniz llega a poner entre 230 y 290 huevos al año y ahora cuentan con 18 000 codornices en producción, las cuales consumen a diario 30 gramos de pienso; al mismo tiempo destacó que cada seis meses deben ser remplazadas, pues tras ese período viene el ciclo de decrepitud.

Asimismo, se crían pavos en la referida granja: “Por ahora solo tenemos 1 600 y esperamos obtener el 50 por ciento de hembras e incorporarlas como reproductoras; para diciembre aspiramos a lograr el primer lote de pavitos autóctonos”, apuntó Rosa.

En ese sentido Naranjo Luis destacó que cuentan con los locales pero no con los equipos, pues para la incubación se requieren de diferentes tipos según las especies avícolas.

ESLABÓN DECISIVO

Zunilda García pidió al colectivo realizar un estudio para determinar en qué momento la entidad estará en condiciones de entregar cada 24 de diciembre un pavo a los 28 000 núcleos familiares pineros, pues ello “sí es autoabastecimiento, un reto para ayudar al país y ayudarnos a nosotros mismos”.

Al mismo tiempo García Garcés insistió en trabajar para disponer de los pie de cría en el Municipio para no depender del resto del país, y garantizar así el remplazo seguro y en tiempo de los animales.

Cuando la producción de alimentos constituye un eslabón decisivo para el desarrollo de la economía, hacerlo con eficiencia es el principal empeño de Alcides González Migliori, quien administra en las afueras del poblado Juan Delio Chacón la finca Los Migliori.

Allí crían pollos de ceba y variado ganado pecuario, como conejos, de gran demanda en la comunidad, donde este productor aspira a colocar un punto de venta para ofertar a los pobladores –sin intermediarios– de todo cuanto produce en sus tierras.

Ya el Presidente de la República ha llamado a encontrar soluciones para mejorar la gestión en la agricultura; mientras, Rodríguez Rollero exige priorizar los planes que generen alimentos. Esas han de ser las premisas del sector en la Isla, así como elevar la cultura agrícola y aprovechar con eficiencia los recursos asignados.

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Socioculturales en la Universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *