Primeros pasos en la fabricación de mangueras

La extrusora trabaja por un sistema de aire y presión, en un proceso de calentamiento de la materia prima a altas temperaturas. Foto: Yesmani Vega Ávalos

Por Yunieski La Rosa Pérez

La máquina extrusora del Taller de Plástico de la Empresa Industrias Locales, diseñada para elaborar tubos y mangueras de ese material, comenzó hace varias jornadas a producir luego de un sinnúmero de infortunios que impidieron su despegue definitivo desde donde quedó emplazada.

El mayor obstáculo radicó en la dilación de la puesta en marcha de la maquinaria, debido a que sus fabricantes, que residen fuera del Municipio y dominan al detalle la actividad, demoraron en regresar a la Isla. Afortunadamente volvieron al territorio para cumplir con ese cometido.

Sin embargo, como refirió José Antonio Lara, jefe del Taller de Plástico, los creadores del equipo apenas dedicaron un par de mañanasa la actividad y aunque abordaron el manejo y funcionamiento del aparato, fue insuficiente para adiestrar a los trabajadores jóvenes que asumieron esta labor.

Desde entonces el colectivo del taller se empeña en introducir la máquina a la producción, no sin sortear disimiles contratiempos que se tratan de identificar y solucionar sobre la marcha. Aún así han logrado obtener el producto para lo cual está concebida y fabricar de forma sostenida hasta 97 metros de 40 milímetros (mm) de diámetro.

“Hasta el momento –explicó José Antonio– contamos con moldes de 40 mm y de media pulgada. Con posterioridad ampliaremos las medidas según el interés y las necesidades del territorio”.

“La calidad de la materia prima es fundamental, la Empresa de Recuperación de Materia Prima aquí es nuestro principal proveedor. A través de ellos obtenemos nailon, polietileno y plástico que son los surtidos empleados, no es una producto virgen más bien reciclable que debe transitar por un proceso complejo de selección por tipos, colores, textura, para crear una mezcla homogénea que brinde mayor calidad al producto final.

“Es importante de igual manera que la materia prima esté limpia, pues cualquier material o partícula contamina la producción y detiene el proceso, volverlo a iniciar tarda alrededor de ocho o diez minutos”.

De acuerdo con Lara, el polietileno y plástico tras ser clasificados se fragmentan en una sierra de manera que queden en tamaños proporcionales que puedan luego introducirse en el molino.

En el caso del nailon antes de pasar por el molino seprocesa en la máquina paletisadora, este no debe tener etiquetas de papel, precinta, ni algún otro elemento de ese tipo.

“No desechamos ninguna materia prima, la merma, la barredura, la aprovechamos al máximo, la volvemos a pasar por la paletisadora y la volvemos a introducir en la producción en la fabricación de tubos y mangueras.Para producir estos surtidos utilizamos plástico y polietileno en proporción equivalente que permite su fabricación”.

El taller de plástico cuenta además con otras dos máquinas de inyección. Estas se dedican a la manufactura de componentes hidráulicos como codos, T y nudos de tres cuartos y media pulgadas, elementos muy útiles para la población.

Son en total seis los hombres integrantes del colectivo, incluyendo al jefe del taller, quien refirió que necesitan un mecánico industrial, que permita liberar de trabajo al mecánico de la empresa que es en definitiva quien por estos días se ocupa de los imprevistos.

Confirmó el directivo que desde el punto de vista del ahorro de energía es factible una vez que se comprueba la producción, en cuanto a la materia prima ocurre de manera similar.

“Estamos más o menos en dos por uno si nos referimos a los  kilogramos (kg) que usamos, o sea con 2kg obtenemos de cuatro a cinco metros de manguera. Así consideramos que sea con el costo de la materia prima con respecto al costo de la manguera”, afirmó.

Contar con pozos independientes les descarta un problema más, ya que las máquinas trabajan con altas temperaturas y requieren del líquido para el enfriamiento cuando termina el proceso productivo, por eso cada equipo goza de su depósito de agua auxiliar. Por otra parte las piezas también deben enfriarseantes de almacenarlas.

Los mencionados artículos estarán al alance de todos, sector estatal y población. Según detalló Rafael Meriño, director de la empresa, para abril esperan comenzar la comercialización de este útil en las tiendas de venta de materiales de la construcción y a organismos. Se podrán adquirir los tubos en segmentos de hasta seis metros de longitud y las mangueras por rollos.

La producción de tubos y mangueras en el Municipio significará un aporte importante a la economía territorial por el ahorro en todos los sentidos que proporcionará no tener que buscarlo fuera. A la vez la utilización de este medio contribuirá a evitar el despilfarro de agua, eliminando salideros al sustituir las defectuosas por estas que presentan calidad. Un paso más en pos del progreso de la Isla.

El agua es fundamental para el enfriamiento, en este caso en una de las máquinas de inyección. Foto: Yesmani Vega Ávalos
Aunque resuelve, el molino no reúne las capacidades ideales para este trabajo. Foto: Yesmani Vega Ávalos
Otro paso es el corte en la sierra en pequeños tamaños que permita luego pasarlos por el molino. Foto: Yesmani Vega Ávalos
Listo el producto para darle utilidad.Foto: Yesmani Vega Ávalos
Isla de la Juventud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *