30 DE NOVIEMBRE Y DOS DE DICIEMBRE

Primer alzamiento verde olivo

Frank País García “fue un niño y un adolescente modelo” al decir del Premio Nacional de Literatura César López Núñez, su amigo de la infancia, quien le escribió el libro de poemas Silencio en voz de muerte, verdadero canto a la amistad.

Graduado de la Escuela Normal para Maestros de Oriente, Frank impartió clases en el colegio El Salvador donde funcionaba su aula de primaria como si fuera una República Escolar Democrática y los alumnos eran sus ciudadanos. Un día el joven maestro dejó las clases de Historia porque había llegado la hora de hacer la historia nueva, de cambiar el drama humano.

Lo nombran jefe nacional de acción y sabotaje del movimiento 26 de Julio y dirige el Levantamiento Armado del 30 de noviembre de 1956 en su Santiago de Cuba natal, alzamiento indispensable porque facilitaría el desembarco de los 82 expedicionarios del yate Granma por Las Coloradas al desviar la atención hacia las acciones revolucionarias de cercar al ejército de Fulgencio Batista en la fortaleza militar del Moncada para acopiar las armas, junto a la toma de una base de ómnibus, de la ferretería en la Plaza Dolores, el asalto a la Policía Marítima y la Estación de Policía de la Loma del Intendente.

Conforme lo acordado aquella madrugada la ciudad estalló en metralla y fuego a cargo de tenaces e imberbes combatientes vestidos por primera vez con el uniforme verde olivo y el brazalete rojo y negro, quienes gritaban a su paso: ¡Abajo Batista! ¡Viva Cuba libre!

Pepito Tey, Tony Alomá y Otto Parellada fueron acribillados por las balas enemigas, al recibir refuerzo las tropas batistianas y multiplicar su superioridad en hombres y armas, sin que ocurriera el desembarco esperado, debido a las dificultades presentadas por el yate Granma en su travesía, este aconteció el dos de diciembre.

Aunque el levantamiento no cumplió su propósito sí estremeció al régimen, prendió la llama de la rebeldía en el pueblo que cooperó con arrojo en los momentos críticos y colmó de esperanza a los humildes. La significación histórica de estas dos fechas es que contribuyeron a la gestación, triunfo y consolidación de la Primera Revolución Socialista de América.

Historia Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *