Preparados en la Isla de la Juventud para enfrentar a Eta

Organismos y entidades del territorio adoptan medidas para salvaguardar vidas humanas y proteger recursos.

Para minimizar las afectaciones que pudiera causar la tormenta tropical Eta, los pineros, encabezados por el Consejo de Defensa Municipal, adoptan las medidas establecidas en la fase de alarma ciclónica para la Isla de la Juventud en consecuencia de la aproximación, futura trayectoria al nordeste e incremento gradual de la velocidad de traslación del evento meteorológico. 

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Según los pronósticos lo más preocupante para el Municipio deberán ser las lluvias, que se calculan intensas, y las marejadas para la costa sur donde podrán producirse olas de entre dos y cuatro metros de altura provocando inundaciones por penetraciones del mar.

Ante este panorama se resguardan los recursos del Estado en los organismos, entidades e instituciones del territorio.

Los puertos de Nueva Gerona y Batabanó protegieron mercancías, los contenedores y el equipamiento. En el resto de los almacenes de la Isla también acometieron tareas similares, en especial en aquellos que presentan filtraciones en sus cubiertas.

El sistema de la Agricultura movió el ganado a lugares altos y seguros, al tiempo que comenzaron la cosecha de todas las producciones que estuvieran listas para su comercialización en los puntos de venta.

La Dirección Municipal de Educación, por su parte, lleva a cabo acciones encaminadas a salvaguardar la base material de estudio, el mobiliario, televisores, computadoras y el resto de los recursos con que disponen en el recién iniciado curso escolar y asimismo acondicionaron los centros destinados para la evacuación.

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Se creó una comisión para evaluar la compleja situación de las personas que residen en la ribera del río Las Casas, una zona vulnerable, con elevado peligro para las inundaciones y donde muchas de las viviendas permanecen en muy mal estado constructivo.

En la actualidad los embalses de la Isla están al 81 por ciento de su capacidad de llenado, solo están por debajo las presas la Guanábana y Libertad, mientras ocho están vertiendo. Esta es una situación que requerirá vigilancia constante, pues el desbordamiento provocaría afectaciones en los sembrados, sobre todo el arroz en el polo productivo Sabana Grande.

El Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos aquí cuanta con el equipamiento de aseguramiento y evacuación disponible para enfrentar la eventualidad y dar respuesta. Aseguraron, además, que se mantendrá el abasto de agua, mientras los puntos de venta de gas licuado están abastecidos.

Con una larga tradición en estos menesteres los pineros se preparan para enfrentar un nuevo evento climatológico, enfocados en primer lugar en la salvaguarda de las vidas humanas y en los recursos del Estado. La preparación, el conocimiento, la disciplina y el sentido de pertenencia constituirán las divisas que impulsarán al éxito una vez más.

Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *