Premios y otras alegrías del carnaval infantil

Foto: Yesmani Vega Ávalos

Muestra de ser excelentes bailadores dieron los niños pineros en los paseos del Carnaval Infantil de las Fiestas Pineras 2020 que se desarrollaron el pasado fin de semana y desde este jueves y hasta el domingo tendrán su edición de adultos en los principales poblados del territorio.

Esta es mi ciudad 190 y vamos por más es el lema central de los festejos que tienen entre las motivaciones los aniversarios 95 de la ratificación del Tratado Hay-Quesada –en que EE.UU se vio obligado a reconocer la soberanía cubana sobre la entonces Isla de Pinos–, 65 de la excarcelación de Fidel y sus compañeros de lucha del Presidio Modelo, el 150 de la llegada de José Martí a territorio pinero y el 190 de la fundación de Nueva Gerona.
PREMIADOS EN REÑIDA COMPETENCIA
De forma general existe un criterio favorable de los festejos para los pequeños de casa y válido fue, al decir de muchos, el cambio de horario del colorido desfile en los que los representantes de Manuel Alcolea volvieron a llevarse a casa el Gran Premio; los de la escuela Antonio Sánchez, el primero con una hermosa y variada propuesta colmada de iniciativas. El segundo fue compartido entre los bailadores de Josué País y Héctor Pérez, y el tercero lo mereció Abel Santamaría.
Ambas jornadas, sábado y domingo, justo a las seis de la tarde una concentración de pueblo hizo suya la calle 59 final para apreciar el esfuerzo de los pioneritos, instructores de arte, maestros y padres por regalarle al territorio unos paseos donde primó la originalidad de las coreografías, iniciativas y la variedad de ritmos cubanos y caribeños con similitud en La Fe y La Demajagua.
En defensa del cuidado del medio ambiente, el amor a la Patria, la infancia y otros temas fueron abordados por los representantes de las escuelas primarias participantes.
“Este año la competencia estuvo reñida, los centros han trabajado mucho para mostrar un bello espectáculo”, dijo al Victoria, Marisol Medina, presidenta del jurado en Nueva Gerona.
Los representantes de la escuela elemental de arte Leonardo Luberta Noy pusieron el listón alto pero los de Josué País arrancaron repetidas palmas a los presentes con una comparsa muy bien lograda desde la selección de los números musicales.
Manuel Alcolea volvió a lucirse como ya es costumbre, pero la novedad, sin lugar dudas, fue la de Antonio Sánchez Díaz.
Una conga de niños y adolescentes bajo el nombre de Pinos Nuevos se presentó por el Consejo Popular 26 de Julio y Los naranjitos del municipio Arroyo Naranjo y Meñique de la Organización de Pioneros José Martí, estos dos últimos, invitados de forma especial al carnaval, destacaron por el colorido de los vestuarios y singulares pasillos.
EL CARNAVAL MÁS QUE PASEOS
Pero el festejo infantil no es solo comparsas y congas; también divertimento, juegos y la presentación de espectáculos a cargo de instituciones culturales.
Nuestros niños montaron en los aparatos, corretearon, bailaron, rieron en una festividad diseñada para ellos donde no hubo una amplia presencia de confituras, pero sí la venta fue constante y muchos celebraron la malta y refrescos.
La Policía lo hizo bien al cooperar con la organización de las colas, y puso a raya tanto a padres indisciplinados como aquellos que pasados de tragos dieron algo de qué hacer.
Aunque se ha dicho en incontables ocasiones vuelven a ser los elevados precios de juguetes, galleticas, pellys y otros productos ofertados por los cuentapropistas la nota discordante. Más que una festividad de pueblo parece una venduta de cuevita, motivo de sollozos en los infantes y de impotencia en los padres, pero el problema como dijera una colega es general en el país y aun cuando se adoptan medidas y se dictan resoluciones tratando de ponerle coto a la situación, cada año nos queda la insatisfacción de que en ese sentido, siempre es un poco más de lo mismo.
Bajo el lema Yo canto por un mundo feliz, colorido, alegría y divertimento distinguieron el Carnaval Infantil, celebración concebida para mantener costumbres y tradiciones siempre desde la pineridad y cubanía.

Esta es mi ciudad 190 y vamos por más es el lema central de los festejos que tienen entre las motivaciones los aniversarios 95 de la ratificación del Tratado Hay-Quesada –en que EE.UU se vio obligado a reconocer la soberanía cubana sobre la entonces Isla de Pinos–, 65 de la excarcelación de Fidel y sus compañeros de lucha del Presidio Modelo, el 150 de la llegada de José Martí a territorio pinero y el 190 de la fundación de Nueva Gerona.

PREMIADOS EN REÑIDA COMPETENCIA

De forma general existe un criterio favorable de los festejos para los pequeños de casa y válido fue, al decir de muchos, el cambio de horario del colorido desfile en los que los representantes de Manuel Alcolea volvieron a llevarse a casa el Gran Premio; los de la escuela Antonio Sánchez, el primero con una hermosa y variada propuesta colmada de iniciativas. El segundo fue compartido entre los bailadores de Josué País y Héctor Pérez, y el tercero lo mereció Abel Santamaría.

Ambas jornadas, sábado y domingo, justo a las seis de la tarde una concentración de pueblo hizo suya la calle 59 final para apreciar el esfuerzo de los pioneritos, instructores de arte, maestros y padres por regalarle al territorio unos paseos donde primó la originalidad de las coreografías, iniciativas y la variedad de ritmos cubanos y caribeños con similitud en La Fe y La Demajagua.

En defensa del cuidado del medio ambiente, el amor a la Patria, la infancia y otros temas fueron abordados por los representantes de las escuelas primarias participantes.

“Este año la competencia estuvo reñida, los centros han trabajado mucho para mostrar un bello espectáculo”, dijo al Victoria, Marisol Medina, presidenta del jurado en Nueva Gerona.

Los representantes de la escuela elemental de arte Leonardo Luberta Noy pusieron el listón alto pero los de Josué País arrancaron repetidas palmas a los presentes con una comparsa muy bien lograda desde la selección de los números musicales.

Manuel Alcolea volvió a lucirse como ya es costumbre, pero la novedad, sin lugar  dudas, fue la de Antonio Sánchez Díaz.

Una conga de niños y adolescentes bajo el nombre de Pinos Nuevos se presentó por el Consejo Popular 26 de Julio y Los naranjitos del municipio Arroyo Naranjo y Meñique de la Organización de Pioneros José Martí, estos dos últimos, invitados de forma especial al carnaval,  destacaron por el colorido de los vestuarios y singulares pasillos.

EL CARNAVAL MÁS QUE PASEOS

Pero el festejo infantil no es solo comparsas y congas; también divertimento, juegos y la presentación de espectáculos a cargo de instituciones culturales.

Nuestros niños montaron en los aparatos, corretearon, bailaron, rieron en una festividad diseñada para ellos donde no hubo una amplia presencia de confituras, pero sí la venta fue constante y muchos celebraron la malta y refrescos.

La Policía lo hizo bien al cooperar con la organización de las colas, y puso a raya tanto a padres indisciplinados como aquellos que pasados de tragos dieron algo de qué hacer.

Aunque se ha dicho en incontables ocasiones vuelven a ser los elevados precios de juguetes, galleticas, pellys y otros productos ofertados por los cuentapropistas la nota discordante. Más que una festividad de pueblo parece una venduta de cuevita, motivo de sollozos en los infantes y de impotencia en los padres, pero el problema como dijera una colega es general en el país y aun cuando se adoptan medidas y se dictan resoluciones tratando de ponerle coto a la situación, cada año nos queda la insatisfacción de que en ese sentido, siempre es un poco más de lo mismo.

Bajo el lema Yo canto por un mundo feliz, colorido, alegría y divertimento distinguieron el Carnaval Infantil, celebración concebida para mantener costumbres y tradiciones siempre desde la pineridad y cubanía.

Foto: Yesmani Vega Ávalos
Foto: Yesmani Vega Ávalos
Foto: Yesmani Vega Ávalos
Foto: Yesmani Vega Ávalos
Foto: Yesmani Vega Ávalos
Foto: Yesmani Vega Ávalos

 

Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez Ponce de León
Yojamna Sánchez Ponce de León

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *